[Guía Orientativa] Los Orcos | Biblioteca | comunidad

Avatar
Por favor piense en registrarse
Guest
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed
Topic Rating: 0 Topic Rating: 0 Topic Rating: 0 Topic Rating: 0 Topic Rating: 0 Topic Rating: 0 (0 votes) 
Topic
[Guía Orientativa] Los Orcos
Avatar
Administrador
Level 10
Forum Posts: 746
MyCred MyCred SdN 3
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
septiembre 14, 2014 - 10:31 pm
sp_Permalink sp_Print
0
sp_QuotePost
Guía de Rol del Orco

2313


[MP3]http://umbrabellum.es/music/Wod.mp3[/MP3]

ÍNDICE:

1. Introducción.
2. Clases.
3. Clases de Prestigio.
4. Capital racial.
5. Planeta de origen.
6. Idioma primario.
7. Idioma secundario.
8. Montura racial.
9. Líder racial
10. Apariencia.
11 Color de piel.
12. Altura y peso.
13. Edad.
14. Nombres, linajes y apodos.
15. Región.
16. Facción.
17. Religión.
18. Rituales orcos.
19. Ideales.
20. Comercio.
21. Nobleza y política.
22. Recursos, armas, armaduras y tropas.
23. Organizaciones de la Horda.
24. Clanes y tribus principales.
25. Subclanes.
26. Líderes y Señores de la Guerra.
27. Territorio en Azeroth.
28. Territorio en Terrallende
29. Territorio en Draenor.
30. Enemigos.
31. Relaciones con otras razas.
32. Leyes y el código de honor.
33. Historia Principal.
34. La creación de la Horda y el consejo de las Sombras.
35. El trato al Jefe de Guerra.
36. Primera guerra.
37. El lejano Alterac.
38. La muerte de Durotan y Draka.
39. La segunda guerra.
40. Azeroth: Hogar de los Orcos.
41. El señor de los clanes.
42. Fin de los campos de internamiento.
43. Tercera guerra.
44. La Horda en Vanilla.
45. La Alianza en Vanilla.
46. Montaña Rocanegra en Vanilla.
47. The Burning Crusade.
48. Wrath of the Lich King.
49. Cataclysm.
50. Mists of Pandaria.
51. Warlords of Draenor.
52. Timeline
53. Libros, novelas y comics.
54. Machinimas.
55. Podcast.
56. Música y ambientación.
57. Créditos y fuentes


Avatar
Administrador
Level 10
Forum Posts: 746
MyCred MyCred SdN 3
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
2
septiembre 20, 2014 - 11:51 pm
sp_Permalink sp_Print
0
sp_QuotePost

1. Introducción

A diferencia de las demás razas de la Horda, los orcos no son naturales de Azeroth. Al principio, vivían como clanes chamánicos en el exuberante mundo de Draenor. Abandonaron su pacífica cultura cuando Kil’jaeden, un Señor demoníaco de la Legión Ardiente, corrompió a los orcos y los utilizó para llevar a cabo su venganza contra los Draenei, que habían sido exiliados del mundo natal de Kil’jaeden.

2. Clases

Guerrero, Chamán, Brujo, Cazador, Pícaro, Mago.

3. Clases de Prestigio

Guerrero montado, Asesino, Infiltrador, Berserker, Gladiador, Cazador de demonios, Caballero de la muerte, Maestro chamán, Chamán de batalla, Guerrero elementalista, Magos de batalla, Brujos de batalla, Demólogos, Nigromantes y Torturadores de alma (Fuera de la Horda), Maestros de espada, Maestro arquero, etc.

– En el libro de hechizos y habilidades de nuestro foro, en el subforo de Clases de prestigio podrás aprender más de estas clases, con el tiempo se irán actualizando y metiendo más clases que faltan, rellenando información y acoplando habilidades.

4. Capital racial

Orgrimmar en Azeroth y Garadar en Terrallende (Antes Draenor).

5. Planeta de origen

Draenor.

6. El idioma Orco

El idioma orco está lleno de palabras pero también de dialectos, cada clan tiene su dialecto pero hay un dialecto universal que es el que usaba la Horda.

“Aka’Magosh” = “Benditos seais tu y los tuyos”
“Bin mog g’thazag cha” = “Yo te protegeré”
“Dabu” = “Obedezco”
“Dae’mon” = “Alma retorcida”; parece tener el mismo significado que Man’ari en Draenei.
“Dranosh” = “Corazón de Draenor”
“Gar’mak” = “Angustia”
“Gol’Kosh” = “Por mi hacha”
“Grombolar” = “Entrañas del gigante”
“Grommash” = “Corazón del gigante”
“Kagh!” = “¡Corre!”
“Lak’tuk” = “Sufrimiento”
“Lo’Gosh” = “Lobo fantasma”
“Lohn’goron” = “Estancia del Héroe”
“Lok-Narash” = “Preparad las armas”
“Lok-Regar” = “Esperando órdenes”
“Lok’tar!” = “¡Victoria!” (Un grito de guerra. También un saludo durante el combate.)
“Lok’tar ogar” = “La victoria o la muerte” (Un grito de guerra.)
“Lok’amon” = Canción tradicional orca que habla sobre empezar una familia.
“Lok’tra” = Canción tradicional orca que habla sobre una batalla.
“Lok’vadnod” = Canción tradicional orca que habla sobre la vida de un héroe.
“Mag’har” = “Incorrupto”, orcos de piel marrón establecidos en Garadar, en Nagrand.
“Mok’nathal” = “Los Hijos de Nath” (Título honorable.)
“Nagrand” = “Tierra de los Vientos”
“Oshu’Gun” = “Montaña de los Espíritus”
“Swobu” = “Como ordene”
“Throm-Ka” = “Bien hallado” (Un saludo.)
“Trk’hsk” = “Derramamiento de sangre en la batalla” (algunos orcos del área de Durnholde usan la palabra con un significado diferente, esta es “lo que se sacrifica a la tierra” con el fin de hacer crecer las cosechas.)
“Zug-zug” or “Zug zug” = Si/Ok/Vale.

7. Idioma secundario

Bajo común, muchos aprenden común avanzado para las guerras aunque les cuesta hablarlo, algunas palabras Trol, algunas palabras Tauren e incluso palabras Goblin.

8. Montura racial

Talbuk (En Draenor), Lobo (En Draenor y Azeroth), Uñagrieta (Más para los Mok’nathal que ningún otro clan, pero en Draenor), Escorpión (Para altos cargos y Kor’krons), Jinetes del viento (De montura voladora en Azeroth) y Dragones (En Draenor los Faucedraco y algunos otros clanes y en Azeroth siguen siendo los Faucedraco y otros clanes los hay montados gracias al adiestramiento y a los vuelos que entregan huevos a los héroes en el Cataclismo debido a que Benedictus quemó todos los que había).

9. Líderes raciales


Primera Horda: Puñonegro (Elegido por Gul’dan, líder del Consejo de las Sombras, fallecidos los dos), después Orgrim (fallecido).
Horda Oscura: Rend Puñonegro (Fallecido actualmente).
Horda Víl: Kargath Garrafilada (Fallecido actualmente).
Nueva Horda: Orgrim (Antes de morir), Thrall (Hasta Cataclysm, luego deja el puesto para salvar el mundo), Garrosh (Hasta finales de Mists of Pandaria), Vol’jin (Después de MoP)
Horda de Hierro: Grommash Grito Infernal (En Draenor tras cambiar el pasado, a pesar de ser un pasado alterno).

10. Apariencia

Los Orcos son grandes y musculosos, todos tienen la masa muscular gruesa y grande como la de un animal, sus hombros son fuertes y duros como la piedra al igual que sus huesos. Los machos tienen colmillos grandes que salen de su boca pero a diferencia de los Trols no le impiden hablar bien en el idioma Orco, común u otros idiomas que aprenden; mientras tanto las hembras tienen dichos colmillos más pequeños, a ambos les salen por la edad desde los 13 a los 16 años, mientras antes te salga más fuerte te consideran, aunque las hembras siempre tardan más.
Los ojos son grandes y cambian en distintas tonalidades, al igual que pelo, muchos machos suelen tenerlo grande y suelen llevar coletas, otros incluso el pelo suelto y otros incluso no tienen pelo, las hembras también suelen llevarlo recogido y no suelen llevarlo tan largo como las humanas hembras, pero los hay con pelo largo también.

La mayoría de Orcos llevan cicatrices de sus batallas, mientras más lleven más respetados son, si no llevas ninguna también puede tomarse como que no has luchado nunca como por ejemplo el típico peón el cual es tratado como un imbécil.
Sus orejas son largas y puntiagudas pero no tan largas como las de los elfos, no resaltan tanto.
La piel cambia en distintas tonalidades según su punto de origen, según su clan y según sus condiciones, más abajo explicaremos piel por piel y su origen y todos los clanes.
La sangre Orca es negra según Warcraft III, pero en el WoW puede verse que es roja, así que tampoco hay nada que especifique al respecto.

11. Color de piel


Marrón: Los clanes principales del centro y de Nagrand eran marrones, clanes como los Lobo Gélidos, algunos Grito de Guerra y de otros clanes, solo los Mag’har conservan este color pues el resto se volvieron verdes por la magia vil a lo largo de dos años usándola.
Amarilla: Algunos Mag’hars o antiguamente los orcos tenían la piel más amarillenta, o bien era signo de que tuvo alguna enfermedad como Drakka o bien era que nació en algún punto donde la piel era algo más clara, no necesita ser de ningún clan para esto.
Verde azulada: Solo los Caballeros de la muerte tienen la piel azulada, son muertos y como tal se les ve así.
Verde fósforito o claro: Los brujos que llevan toda su vida usando brujería tienen la piel muy muy clarita.
Verde oscuro: Todos los que se relacionaron con brujería o estuvieron en un ambiente de magia vil, antes eran marrones pero dos años rodeándose de esa magia se terminaron corrompiendo.
Negro verdoso o grisáceo: Los Rocanegra eran negros y grises igual que otros clanes, pero al ir a la Montaña Rocanegra junto a otros clanes como Sombraluna y algunos otros que habitan allí, pero principalmente los Rocanegra practicando brujería en el interior de la montaña su color varió y se volvió verdoso pero era muy oscuro por el núcleo de magma de su interior, esto hace que los Rocanegra sean grisáceos y negros verdosos.
Negro oscuro o negro marrón: Los Rocanegra, Faucedraco y algunos otros clanes eran negros y marrones con tono negro, incluso hay orcos de otros clanes que nacían negros, depende de donde nacieran, el negro es como el que tienen los Faucedraco por ejemplo, los que no se convirtieron en víles.
Naranja: Los Foso Sangrante y algunos otros orcos son anaranjados y marrones.
Amarillo anaranjado: Los Mok’nathal varían entre amarillos y naranjas además se les nota a legüas que son Mok’nathal por las facciones de ogro y su gran tamaño.
Roja: Solo un Orco víl tiene los ojos rojos y la piel rojiza.. primero son verdes y sus ojos rojos, luego finalmente rojos enteros… son esclavos puesto que la sangre de demonio les domina, una vez la beben son esclavos de los demonios y la sed de sangre se apodera de él hacíendolo un luchador sádico y sin control.
Blanco o grís: Muy pocos orcos son orcos albinos o grisáceos como Kargath, no se sabe ya que aun no ha salido WoD si todos los Mano Destrozada son así, los verdes como Gordul no, pero los que siguieron a Kargath antes de volverse rojo puede que fueran asi, si no es que Kargath era una excepción y por lo tanto habrá más excepciones en otros clanes.

Para que conserve su tono de piel debe ser un Mag’har y por lo tanto pasar después de la tercera guerra a Azeroth, tras la apertura del Portal oscuro en TBC y unirse a la Horda, si no, sería verde.

12. Altura y peso

Los Orcos macho suelen medir entre 2 y 2,15 metros aproximadamente, las hembras algo menos entre 1,90 y 2 metros.
Los Orcos macho suelen pesar entre 120 y 150 Kgs más o menos y las hembras entre 90 y 120 Kgs.

13. Edad

Entre los 13 y 18 años son adultos, a los 30/40 es la mediana edad, entre los 60 y 80 son venerables o ancianos y suelen morir entre los 80 y 100 años.

14. Nombres y linajes.

La mayoría de nombres orcos, provienen de palabras derivadas de su lengua, además no tienen apellidos familiares, pero si tienen gritos o títulos por familia o incluso de sus propios clanes. Los nombres se colocan después del bautizo orco, por sus padres y suelen tener algún significado.

• Nombres Masculinos: Grom, Thrum, Drog, Gorrum, Harg,
Thurg, Karg.
• Nombres Femeninos: Groma, Hargu, Igrim, Agra, Dragga,
Grima.
• Linajes o apodos: Normalmente son linajes que van de herencia por un título importante como por ejemplo: Martillo Maldito (Doomhammer) o OjoMuerto (Deadeye), pero en otros casos son más bien apodos que se ponen por alguna acción heróica, por ejemplo: Mataelfos (Elfkiller), MachacaHuesos (Skullsplitter), Axeripper, Tearshorn, Fistcrusher en otras ocasiones incluso se pone el nombre del clan y además en todos los sentidos se puede usar español o ingles para dichos apellidos, aunque nosotros preferimos español.
Cuando te ponen un apodo o un título para un linaje este se hereda por los hijos solo si tiene el suficiente honor para mantenerlo, puede perderlo con cualquier acción antiheróica que haga. También hay que tener en cuenta que cualquier Orco puede ser hermano de otro sin tener un vínculo de sangre, la hermandad orca no solo es cosa de familia y de la sangre, es más bien hermandad de vínculo, un buen amigo puede ser considerado tu hermano.

15. Región

Hace tiempo su tierra natal, era Draenor, llena de esplendor y belleza, pero cuando llegaron los demonios el planeta sufrió un cataclismo y muchos de los orcos se subyugaron a los demonios, corrompidos por su esencia demoníaca vil. Al mismo tiempo se abrió el Portal oscuro, el cual empezó la nueva era en el calendario, el año 0 y muchos orcos consiguieron escapar o librarse de los demonios; Cruzaron a Azeroth, lucharon contra los humanos y toda la Alianza y un profeta, llamado Medivh pero del cual desconocían el nombre y el origen, se les presentó a la manada orca liderada por Thrall y este les guió a una nueva tierra para salvarse, esa tierra fue llamada Durotar, en honor a su padre, Durotan y localizada cerca de los Baldíos, en Kalimdor. Esa tierra era próspera para los orcos, era lo que necesitaban, los que estaban acostumbrados a ver, era lo más cercano a su antiguo hogar que nunca hallaron y dejaron atrás la vida nómada. Rexxar, ayudó a Thrall junto a los Trolls Lanza Negra y los Tauren a construir una ciudad próspera y una nueva alianza, la verdadera Horda, en la ciudad capital de Orgrimmar.

16. Facción

La Horda. Thrall formó la Horda con la determinación y el objetivo de formar una alianza de razas capaces de cumplir un objetivo en común, fundar un nuevo mundo y protegerlo de las nuevas amenazas que lleguen. Tuvieron que destruir el legado de Grom Grito Infernal y gran parte de su clan, Grito de Guerra para evitar ser destruidos por estos, corrompidos por la esencia de los demonios, ellos se enfrentaron a estos y a sus amos y con la alianza, pese a que estaban en conflictos con ellos. Cuando Archimonde fue destruido y el señor del foso, Mannoroth con él, los orcos y la Horda entera fue liberada, el árbol del mundo fue destruido pero la Horda, solo acababa de empezar.
Los orcos son muy fieles a la Horda, quizás sea la raza más fiel, nacen para servir a la Horda y a su Jefe de Guerra hasta la muerte.

Avatar
Administrador
Level 10
Forum Posts: 746
MyCred MyCred SdN 3
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
3
septiembre 20, 2014 - 11:53 pm
sp_Permalink sp_Print
0
sp_QuotePost

17. Religión


Los orcos principalmente creen en los ancestros, ellos provenían de una tierra muy avanzada en el chamanismo, los elementos eran la fuente de todo, el fuego, agua, tierra, aire y naturaleza es la principal creencia de los chamanes y muchos otros orcos. Los ancestros eran chamanes orcos muy viejos, muy poderosos y sabios que guiaron a su pueblo en épocas oscuras y siempre velan por ellos, por eso les rezan en muchos de sus gritos de guerras.

Los ancestros son tatatarabuelos de ellos mismos, suelen ser antepasados en todos los casos, aunque luego están los elementales inferiores y por encima de ellos las Furias elementales en Draenor (Terrallende) que eran los “Tenientes Elementales” en Draenor, en Azeroth mientras tanto están los cuatro Tenientes Elementales que dominan a los elementos, Ragnaros, Neptulon, Therazane y Al’akir; el fuego y el aire están corruptos en Cataclysm y el agua apunto de corromperse, pero aguanta.
Al mismo tiempo existen los espíritus que son ancestros más grandes, espíritus de animales como un lobo o ancestros como los de los Kaldorei (Elfos de la Noche), por ejemplo Lo’gosh es como llaman a Goldrinn, el ancestro lobo.

Cuando un Orco nace chamán puede ver a los ancestros de sus antepasados e invocar a los espíritus y además aprender a escuchar y luego convocar a los elementos, en Draenor visitaban Oshu’gun, su montaña sagrada que en realidad no es más que una nave interdimensional Naaru estrellada que llegó 200 años antes al mismo tiempo que los Draeneis, aun así el Naaru que habitaba en su interior, K’ure llamaba a todos los espíritus de los Orcos cuando fallecían y por eso se quedaban allí y guiaban a su pueblo, aunque K’ure estaba enfermando, los Draeneis intentaron avisarles pero ellos no creían en ello, lo consideraban blasfemia así que permanecieron ciegos en sus creencias.
Si no naces chamán no puedes ver a los ancestros, ni escuchar a los elementos, de hecho cuando ibas a Oshu’gun como mucho si estabas destinado a algo grande podías presentirlos pero ni escucharlos ni verlos.

A los espíritus o ancestros de “alto nivel” puede verlo cualquier orco sin importar ser chamán o no, aunque solo pueden contactar con ellos los chamanes a distancia y son muy dificiles de ver, no se dejarán ver porque si.
Para convocar a los ancestros en Oshu’gun los chamanes o los orcos acompañados de chamanes cogían agua del lago cerca de Garadar, en Nagrand, su tierra sagrada y un chamán bendecía dicha agua, luego la soltaba en el interior de Oshu’gun y colocaba inciensarios y velas con polvos especiales que pueden considerarse una droga y que al ser encendidas de inhalan y entras en un trance con el cual, siendo chamán ves a los ancestros y los escuchas.

Este ritual se sigue haciendo, aunque K’ure fue curado con el tiempo y siguen visitando Oshu’gun en su ritual Kosh’harg e incluso como peregrinaje una vez mínimo al año, en otras cuevas o lugares tranquilos de meditación en Azeroth también siguen el mismo ritual e invocan a los ancestros. Se dice que todo Orco debe ir a Oshu’gun una vez al año por lo menos, si no le trae mala suerte.
Cuando Draenor empezó a ser corrompido, Ner’zhul fue engañado por “El más Bello” que era Kil’jaeden, al principio se hizo pasar por un ancestro del mismo maestro chamán y guía espiritual de los Orcos, maestro de Gul’dan, después le presentó a un ser superior que fue el mismo Kil’jaeden, pero desde el primer momento fue él engañándolo. Él le informó que los Draeneis eran el problema y mucho peor a los ogros, así que los manipuló para unirse como la Horda y luchar contra ellos.

Ner’zhul fue a buscar sabiduría en Oshu’gun una vez las guerras empezaron y pasó el tiempo porque la duda le invadió por lo ocurrido, cuando entró su ancestro verdadero, no la falsa manipulación del Eredar, le dijo que les había traicionado y que no volverían… los ancestros les habían abandonado y finalmente cuando salió Gul’dan cerró Oshu’gun con la ayuda de Kil’jaeden con un escudo protector, el cual no se acabó hasta después, aunque no se sabe cuando se rompió el escudo se cree que fueron los Mag’hars de Nagrand que estaban aislados del resto del mundo quienes lo hicieron y posiblemente tras la apertura del Portal Oscuro, aun así el resto de Orcos mientras tanto fue obligado a abandonar el chamanismo y adorar la brujería, incluso Drek’thar, el maestro de Thrall fue un brujo y por eso sus tonos de piel cambió, por usar magia vil durante un tiempo, aunque luego en Azeroth muchos se redimieron.

18. Rituales Orcos


Los Orcos tienen infinidad de rituales y no todos salen reflejados en Warcraft, pero si la mayoría y en todos ellos está presente la caza, la guerra e incluso los ancestros. Aunque no todos tienen nombre según Warcraft, nosotros nos hemos inventado algunos de los nombres y algún ritual como el matrimonio que no se ve reflejado, ya que la boda de Thrall no es la típica convencional. Pero en todo momento reflejamos todo lo oficial además de extenderlo.

Om’riggor
Ritual para convertirse en adulto que se realiza cuando te salen los colmillos entre los 13 y 16 años si eres macho y algo más tarde si eres hembra. Un chamán bendice un animal cualquiera, según se cree depende del clan, aunque tal vez sea al azar; los Lobo Gélido utilizaban un Talbuk para el de Durotan, posiblemente para todos, otros tal vez usan Lobos u otros animales. El chamán jefe marca la criatura con pinturas, el voluntario se fija en el animal y luego la sueltan y le dan ventaja… cuando se aleja el voluntario, que debe ir siempre solo va en busca del animal y se le dan unos días, no se sabe el límite pero supongo que son 3 días aproximadamente.

En ese tiempo debe buscar al animal y darle caza, luego ungir su sangre por la cara y por el cuerpo como si fuese una bendición de los ancestros, llevarlo a hombros hasta su poblado y entregárselo al Jefe Chamán consejero, el cual te dará la bendición del Clan y te convertirá en adulto. Si no lo consigues te tratan mal, puede incluso acabar en destierro aunque suelen superarlo la mayoría de Orcos fuertes y suelen dejar repetirlo para superarlo, de hecho se les entrena desde los 13 años e incluso algo antes para eso, también contar que solo pueden llevar un arma, pero en el libro se insinúa que se pueden esconder armas en el desierto el día antes y provisiones, pero sería hacer trampas, algunos Orcos lo hicieron pero Durotan no, era algo injusto y un Orco con honor no haría tal cosa.

Ritual para llamar a los ancestros
Se te aparece un ancestro, antepasado tuyo y vas a Oshu’gun o un lugar ancestral, quemas un matojo de hierbas sagradas secas y extiende el humo del incienso para purificar y marcar el cuerpo con sangre de su padre, que te bendiga un chamán y luego luego caminar hacia la oscuridad y esperar y luego soltar agua bendita sobre la cueva y esperar a que se aparezcan, solo puede hacerlo un chamán o alguien acompañado de uno, ya que como arriba se dice solo se puede ver y escuchar un ancestro siendo Chamán.

Kosh’harg
Ritual que hacen todos los Orcos desde Draenor y que siguen haciendo actualmente, se reúnen en Nagrand en un punto medio junto al lago y montan un campamento de diferentes clanes (Actualmente estarán más unidos siendo la Horda) y luego tienen un punto medio donde se sientan todos alrededor de una hoguera. Se realiza en el día en el que la noche y día son igual de largos, dos veces al año, en Primavera y en Otoño.

En este ritual se reunen y es el único momento en el que todos los Orcos se reunían de diferentes clanes y actualmente es un buen momento de tradición que une a todos los Orcos e incluso actualmente se permiten algunas otras razas de la Horda con fines chamánicos y espirituales, aunque algunos no lo aceptan tanto.
En este ritual que se hace antes del invierno, cazan todos juntos primero por la tarde y por la noche festejan comiendo lo que han cazado, aunque antes de cenar van a Oshu’gun todos como si fuese una senda espiritual, siendo un día sagrado y escuchando a los ancestros por medio de chamanes que les escuchan, observan y hacen preguntas.

En la cena junto a una hoguera meditan y charlan, también bailan danzas tribales y tocan los tambores bajo la luna, es uno de los días más salvajes y tribales que hay.
También se cuentan anécdotas importantes ya que es el único día que tienen para hablar de todo y hacen juegos tribales, charlan todos los líderes hasta que termina el día y acampan esa noche bajo las estrellas.

Caza de Cortejo
Los Orcos a la hora de emparejarse son muy estrictos, ya que solo escogen una compañera de por vida a menos que esta muera o sea desterrada en cuyo caso pueden emparejarse de nuevo. Ellos no son humanos por lo que no se enamoran tal cual y no se sienten atraídos físicamente de la misma forma. Un Orco macho se fija en una hembra por su fuerza y su forma de cazar, mientras más musculatura, más corpulenta y bruta sea mejor físicamente y mientras más le escuche, entienda más le gustará psicológicamente, pero sobre todo una de las cosas que más predomina es el complementarse a la hora del combate. Durotan y Drakka se complementaban en la caza mucho y por eso terminaron juntos. A la hora de emparejarse no ligotean, no flirtean y ni si quiera se acuestan antes de elegir compañera, ellos eligen compañera solo cuando están preparados, tras pasar el Om’riggor teniendo 16 años más o menos pueden emparejarse y escogen bien, se lo piensan bastante ya que está escogíendola de por vida. El Orco macho, siempre es quien invita a cazar a la hembra en época de emparejamiento y ella puede declinar o aceptar.

Cuando Durotan le propuso a Drakka, esta rechazó ya que aun no estaba en la época de emparejamiento y no podía, pero al final aceptó a ir solo en una caza que no fuese de cortejo, si no una caza normal de amigos; cuando lo hicieron al día siguiente Drakka le dijo a Durotan que no había sido tan sincera con él y que en realidad era ese día cuando cumplía la edad de emparejamiento, así que al final terminó siendo una caza de velada y se conocieron mejor, Durotan comprendió lo buena que era cazando y lo mucho que se complementaban, Drakka aceptó. Una vez la hembra y el macho aceptan, cazan juntos y si todo sale bien y cazan bien, es la señal que esperan de los ancestros para seguir juntos. Thrall se casó con Aggra en poco tiempo aunque su ritual era más chamánico que Orco, de hecho la caza de cortejo es el equivalente ya que es tan importante como el matrimonio, aunque luego tienen otra ceremonia para dicha unión, consideran más importante el cortejo; pero Thrall se casó de forma diferente, frente a los aspectos supongo que era algo más espiritual aparte de la caza de cortejo, Thrall es más chamán que Orco y tenía que ver con los elementos, era algo diferente, pero no pasaron muchos años como pasa con los Elfos. Así que supongo que en ese poco tiempo si los Ancestros le dan una mala señal de que no deben estar juntos o discuten o ocurre algo, tal vez se puedan separar, pero incluso Aggra discutía con Thrall y le llamó antiorco y sin embargo se casaron, resolvieron sus diferencias como cualquier Orco fuerte haría. Una vez cazan la bestia juntos deben ofrecerla como sacrificio a los ancestros y ungirse su sangre por el cuerpo y la cara.

Lok’tra
Es una canción de batalla para las guerras, un usuario del Oficial, del reino de Errantes ha compuesto una y le agradecemos al usuario Skorpia haberla compuesto, porque puede ayudarnos a nuestro rol:

Con un arma en la mano, con un compañero de batalla,
La bendición de los ancestros y el viento a nuestro favor,
Partimos a la lucha, prestos y el pecho henchido del fervor.

Nuestra fuerza superará a cualquiera de esos canallas,
Nuestra valentía vergüenza les hará sentir,
Nuestro honor a sus hogares les forzará a huir.

Orco o bestia, quién sea tu hermano es indiferente,
Pues a la hora de luchar sendos tenemos dientes;
Sendos nuestro hogar y tradiciones defendemos a muerte.

Orgullo en el fragor de la batalla, nuestros corazones envalentona,
Nos da fuerza y valor para lanzarnos a la gloria;
Nos evita caen el el deshonor y el olvido, ¡sería una condena!

Sangre roja, mana de nuestras venas para caer en la tierra,
Mas el temor no nos invade, la duda no anida;
Luchamos y morimos por el hogar y no nos aterra.

Fuego ardiente, corre por nuestro ser,
Prende las llamas de la pasión, el deseo de luchar,
Y nuestra mano guía para nuestra tierra defender.

Hermano o hermana, no te dejes derrotar,
Levanta del suelo, juntos esta oda hemos de cantar,
Una oda al orgullo, la sangre y el fuego.

Cabalga presto hacia la victoria,
Pues si caes serás recordado con gloria,
Cantado será tu nombre, pues prevalecerá tu historia.

Orgullo, sangre y fuego,
en el corazón laten como un intenso fuero

Orgullo, sangre y fuego,
impiden que caigamos en sus taimados enredos

Orgullo, sangre y fuego,
junto a ellos nuestros enemigos temerán lanzarse al ruedo

Kosh’Regar (Nombre inventado)
Es el bautizo orco, no tiene nombre y nosotros lo hemos inventado uniendo dichas palabras en Orco. Todo clan, incluído el Lobo Gélido hasta el mandato de Thrall que se suprimió solo en ese clan (en el resto se siguen haciendo), se tiraban los cachorros con pocos meses al lago helado con un chamán presente y si resistían y sobrevivían se les daba la bienvenida al Clan de su linaje familiar.

Si no sobrevivían morían como débiles y casi ni se les lloraba o incluso enfermaban como Drakka y esto hace que tengan la piel más clara y se destierre junto a sus padres hasta que cumpla la mayoría y le salgan los colmillos, para poder hacer el Om’riggor que le pone a prueba de nuevo y podrá demostrar si puede recuperar su honor.

Ritual de convertirse en Chamán
Sale en el libro de Devastación, se hace en Nagrand una vez dejas de ser un aprendíz y quieres convertirte oficialmente en chamán, primero debes conocer a las Furias Elementales y un poco sobre la cultura de Draenor. Luego debe superar unas pruebas convertido en Lobo y viajando astralmente através de tus sueños y tus recuerdos y superar cuatro pruebas envuelto en una túnica extraña y ceremonial, con incienso y con un montón de objetos para la ceremonia tribales siguiendo la tradición. En esos recuerdos debes diferenciar por qué estás ahí y saber cual es cada elemento, uno es fuego, otro aire, otro agua y otro tierra y debes tener claro cual es cada uno.

Matrimonio
La boda de los Orcos no es algo muy reflejado en la historia de World of Warcraft, solo la boda de Thrall se pudo ver en el juego con Aggra, pero
dicha boda no era si quiera Orca, era más bien chamánica, así que nosotros hemos propuesto un matrimonio sencillo basado en la cultura espartana.
Cuando hembra y macho están comprometidos, que debe ser después de haber cortejado a una hembra con la “Caza de cortejo” está preparado para casarse pero
no por el físico, o por el amor que se profesen, si no más bien por darle hijos fuertes y sanos, un linaje digno de un Orco fuerte y por supuesto para ser compañeros y ayudarse en las batallas, las grandes guerras y la caza. Nada puede romper esta unión, ha habido pocos casos en los que ha pasado y dichos Orcos son condenados y castigados tal vez con el destierro o incluso con la muerte…
Al mismo tiempo ocurre igual con aquellos que son infieles a su matrimonio, una vez casados tienen una familia juntos delante de los Ancestros y los espíritus por lo que si los traicionan, puede considerarse una herejía contra su propia cultura y contra el honor de un Orco. Cuando son compañeros no suelen mostrar sentimientos en público, suelen hacerlo en privado, puede significar debilidad mostrarse cariño o amor en público al menos con la compañera, con los hijos no ocurre tan a menudo, aun así deben ser fuertes y mostrarse como tales.

Un Orco puede casarse más veces solo si su compañero o compañera ha muerto por lo que puede buscarse otra, aunque no es algo común, suele pasar en casos en los que los compañeros no pudieron tener cachorros y para procrear su familia busca a otra Orca.
De hecho ha habido algún caso en el que con el permiso de la hembra o incluso del macho Orco mantienen relaciones con otro Orco del sexo opuesto a aquél orco que tenga problemas de fertilidad y lo hacen delante de su compañero, pero sin sentir nada, sin cortejarse, ni nada parecido;
de esta manera pueden tener hijos de un Orco fuerte y criarlos como si fuesen suyos, a pesar de que en estos casos no se suele estar de acuerdo siempre ya que aunque puede aceptarlo y ser parte de su linaje y ser fuertes, no vienen de su genética y hay Orcos orgullosos que lo ven mal, pero otros si que lo aceptan. Por supuesto no pueden volver a mantener relaciones con el mismo Orco, solo con su compañero una vez haya tenido los hijos y siempre debe hacerse con permiso de su compañero o compañera, pero estos casos suceden muy poco.
La hembra se rapa al igual que el macho la cabeza entera con una navaja y ambos son ungidos en aguas bendecidas por un chamán y en la sangre de un animal muerto cazados por los compañeros únicamente con un arma cada uno y deben darle caza antes de 3 días para estar preparados,
si no lo consiguen no pueden casarse y su relación ha terminado de cara a los Ancestros. Cuando terminan dicha caza se ungen en un lago con su sangre y el chamán talla unos símbolos Orcos alrededor del cuerpo y la cara de ambos, además se colocan reliquias tribales y el Chamán les bendice.
El chamán dice unas palabras y ambos se profesan los votos, suele ser en secreto y en esa noche pueden tener relaciones sexuales para tener hijos, pues ya son compañeros de por vida hasta que la muerte los separe.

Mak’Gora
El Mak’gora es una batalla en la arena o incluso al aire libre y que tiene sus propias reglas, es una batalla por el honor y suele
suceder en casos extremos en los que hablando no se resuelve la disputa y para resolver su honor, lo hacen con un combate. En dicho combate deben luchar con un único arma, sin armaduras y además pueden optar, aunque no es obligatorio a que un chamán encante su arma con un elemento
y además tienen derecho a un testigo por participante.

Thrall prohibió que fuera a muerte durante su mandato, pero siempre fue a muerte y con Garrosh volvió a serlo… La mayoría de los Orcos consideran inmoral usar magia en dicho combate, pero está permitido y Thrall lo usó en los dos Mak’gora que luchó con Garrosh, además Thrall en el último
cuando mata a Garrosh en Warlords of Draenor usa armaduras y no tienen testigos ninguno de los dos, por lo que infringe alguna norma, aun así usa magia y vence, es algo inmoral pero permitido.
En los Mak’gora también pueden luchar otros miembros de la Horda, no solo los Orcos pese a ser una tradición orca.

Juramento de SangreEl juramento de sangre es el juramento que cada orco hace hacia su clan cuando ha considerado listo para convertirse en una parte de sus círculos íntimos. Estos orcos aspirantes a realizar tal juramento,son llamados “la nueva sangre”. Por lo general se ofrece a la nueva sangre en las reuniones del clan, después de que él aspirante haya demostrado a su tutor que está listo para jurar fidelidad al clan.
El juramento es considerado más como una prueba, que como una guía para todos los orcos de la tribu. El más alto rango del clan,generalmente el Líder, presenta a la nueva sangre con un puñal en frente de un fuego. Tras pronunciarse el juramento delante del fuego, la nueva sangre tendrá que estar de acuerdo con dicho juramento y ofrecer su sangre con un corte ante la llama. Este pacto es sagrado y no debe traicionarse. En los tiempos actuales el Juramento de sangre se ha adaptado a la Horda. El juramento dice que la nueva sangre debe permanecer leal a sus hermanos y hermanas de la Horda y de la tribu, así como no volver a caer en las garras de la Legión Ardiente de nuevo, haciendo hincapié en el espíritu libre de la raza orca.

Pinturas de Guerra
Algunos orcos tienen como costumbre ritual pintar su rostro con la sangre de su enemigo después de probar su sabor.Esta costumbre parece una extensión del rito de Om’riggor. En algunos otros casos,pintan su rostro con los colores del clan cuando van a la guerra.

Lok’vadnod
El Lok’vadnod es una tradición orca muy antigua,solo concedida a los grandes héroes del pueblo orco. Es una canción que narra las grandes hazañas del héroe y sus grandes logros y triunfos. Se considera como el mayor honor de los orcos pueden conceder a un individuo. Grandes caciques, chamanes, y jefes de guerra son los candidatos habituales de los Lok’Vadnod, y Orgrim Martillo Maldito, Grom Gritoinfernal, Broxigar el Rojo y Durotan son los protagonistas de los más famosos Lok’Vadnod. El Lok’vanod solo se condede a los héroes dignos que ya han fallecido, así que ningún orco en vida puede recibir tal honor ni oír jamás su canción.

Lok’amon
Al igual que el Lok’vadnod, el Lok’amon es una canción tradicional del pueblo orco, que habla sobre empezar una familia, por lo que esta si se hace en vida y es más común.

Mak’Rogahn
Esta costumbre es únicamente practicada por el Clan Grito de Guerra y es una prueba de valentía y fuerza, para demostrar que el corazón del guerrero es considerado un corazón Grito de Guerra. En el Mak’Rogahn los luchadores se adentran en la arena, y luchan sin descanso,ni detenerse bajo ninguna circunstancia. Solo cuando el cuerpo de uno de los combatientes falla, el combate termina para él. El Mak’Rogahn no es un combate a muerte, aunque lleva al guerrero hasta la extenuación, motivo por el cual a veces ocurren “accidentes”. Aquellos que se rinden reciben el mayor castigo para un orco; el exilio, un castigo mucho peor que la muerte. Mak’Roghan asegura que solo los mas fuertes pueden ser Grito de Guerra, impidiendo que ningún miembro débil pueda unirse al clan.

Ritual para ser jefe de los Foso Sangrante
Los futuros jefes del clan se arrancaban el ojo y lo lanzaban a un foso de lava con el color de la sangre… y podían ver su gloria pero también su muerte en el futuro… es entonces cuando se convierte en líder del clan.

Ritual para ser Mano Destrozada
Arrancarse un brazo y colocarse un arma en su mano, los líderes y jefes se hacían eso en ambos brazos.

Muerte y entierro
Hay muchas clases de entierros, pero en todos los ungen como en el resto de rituales con sangre de animal, a veces suelen hacerlo con la sangre del animal que les acompañaba o la montura, otras suelen usar otros animales;
mientras más fuerte era el Orco que muere más grande era su animal y seguramente más anciano, además también le acompañaba agua bendita de chamanes, a veces vertían la sangre de sus víctimas en grandes batallas alrededor del cuerpo y le colocaban un paño encima…
Solían enterrarlos, pero había quienes preferían ser incinerados, todos rezaban a los Ancestros para que les guiara a Oshu’gun y su espíritu vuelva cruzando al otro mundo, incluso sin estar en Draenor… pensaban que el espíritu volvería aunque no es así,
solo los que mueren en Draenor acaban en Oshu’gun, el resto se convierten en Ancestros al cabo del tiempo si fueron fuertes y sabios pero rondan por el mundo de los espíritus.
A los Orcos más débiles o desterrados e incluso sin clan, ni los enterraban, si morías sin honor no necesitaban dicho funeral, ni si quiera se le recordaría, pero mientras más grandes hazañas realizara el Orco, mayor sería la gloria de su entierro y mayor su bienvenida al nuevo mundo como Ancestro.


19. Ideales


Creen en el honor y la fuerza antes que nada, si no tienes honor puedes ser desterrado, retado a muerte en un Mak’gora incluso asesinado o despreciado, según lo que hayas hecho. El Orco más fuerte es el más respetado, mientras que los que no luchan como los peones o artesanos están mal vistos, muchos de ellos cazan y luchan al mismo tiempo.
Si estás enfermo, eres débil y si eres débil eres maltratado e incluso desterrado.

Por ejemplo Drakka, la compañera de Durotan cuando nació y pasó el ritual de “bautizo” Orco una vez en el lago helado enfermó, fue bienvenida al clan pero se desterró con sus padres muy lejos y volvió solo cuando le salieron los colmillos y superó el Om’riggor y entonces recuperó su honor demostrándolo, pero su piel era más clara y siempre se lo recordarían.
En todos los rituales de los Orcos está presente la caza y la guerra, sobre todo la caza. Hay quien piensa que son más chamanes que nada, lo cierto es que son más cazadores que chamanes, pero todos creen en los ancestros y en el honor, son sus dos puntos fuertes y sobre todo incluso por encima, la fuerza.

20. Comercio


El comercio de los Orcos en Draenor se centraba en materiales de caza, ropajes para el frío como el cuero e incluso alimentos o armamento ligero.. pero cuando la guerra llegó tanto en Azeroth como en Draenor, los Orcos aprendieron a usar los metales pesados y se centraron en los recursos como la madera y el hierro o acero para el labrado de armas y armaduras pesadas, además de maquinaria de guerra.
Actualmente con Garrosh la tecnología y el armamento militar ha avanzado notariamente, al igual que Orgrimmar ha sido reconstruida en Cataclysm gracias a Gazlowe con acero de Draenor, el hierro que usaban los clanes en Draenor cuando la primera Horda se unió en la guerra contra los Draeneis.

En Orgrimmar el recurso más caro y posiblemente el más necesario es la madera el cual incentiva a que para conseguir más deben talar bosques como Sierra Espolón o Vallefresno e incluso Azshara; Espolón está más o menos explotado y Azshara también, pero Vallefresno es su centro de recursos de madera más grande actualmente lo que les incentiva a empezar una guerra y debido a la derrota por culpa de la Alianza pierden más madera y deben volver a luchar por recuperarla.

También un recurso muy solicitado es el agua, debido a que el lago de Durotar se desbordó tras el Cataclismo y que el agua de mar es imbebible, no hay presas cerca y la sequía en Durotar y los Baldíos puede durar mucho, por lo que los pozos quedan lejos y el agua es un recurso escaso. La comida que más utilizan los Orcos es el pollo de los animales de los Baldíos y Durotar recien cazados, aunque varía según el territorio; pero se suelen basar en carnes y pescado y no en alimentos vegetales… aunque por comer pueden comer lo que sea. Un recurso muy solicitado además de la comida y con bastante demanda es la cerveza y sus derivados destilados y fermentados como el Grog, la hidromiel y otras bebidas fuertes de alcohol.

Por supuesto los Orcos no son grandes comerciantes… puesto que todo orco que no lucha es alguien débil y es considerado “antiorco”, le desprecian y lo tratan como un debilucho, por lo que hay pocos peones Orcos si los comparamos con los Orcos guerreros, cazadores, chamanes e incluso brujos, pero sobre todo hay que tener en cuenta que la mayoría de peones y artesanos cazan, luchan y tienen otros hobbies también y suelen participar en las guerras para ayudar para no ser tachado de patán y débil.

21. Nobleza y política


Los Orcos no tienen nobleza en sí como los humanos y no se basa en el número de tierras que tengas, pero si que tienen rangos y títulos que se basan en el honor que tiene uno y posiblemente en lo buen luchador que eres dentro del ejército u otras organizaciones.
Los guerreros son los que más importancia tienen actualmente en la sociedad orca, pero los chamanes también cuentan y en menor medida los brujos, al menos desde que Garrosh está al mando y no confía en ellos… Con Vol’jin y con Thrall se permitía más y tenían más voto.
En desarrollo.

22. Recursos, armas, armaduras y tropas


En Desarrollo.

23. Organizaciones de la Horda


Ofensiva o Ejército de Orgrimmar:Es el ejército oficial de la Horda y se compone como todo ejército de la ofensiva del aire con sus jinetes del viento e incluso dragones, guardianes alados e incluso zepelines, la parte de mar con sus barcos y la parte más grande, la terrestre con sus maquinarias de guerra y sus soldados o brutos de todas las razas de la Horda, sobre todo de la vieja Horda además de Ogros y Goblins.

Mano Destrozada: Antes era un clan, pero el Clan Mano Destrozada fundó la organización de asesinos que se encarga de espiar y asesinar o infiltrarse para servir a la Horda a muerte, son muy sanguinarios y miembros de toda la Horda, no son secretos como el IV:7 pero si que son una élite y muy especializados.

Consejo de las Sombras: Tras ser lo que hizo Gul’dan que era para liderar la Horda desde las sombras ha terminado siendo un consejo que casi no tiene voto compuesto de brujos y magos… aunque Thrall los permitía más, Garrosh no los permite tanto y desconfía de ellos… están permitidos pero muy limitados y no confían en sus métodos. Ya no tienen tanto voto en la Horda, pero participan en guerras y ayudan.

Los Kor’kron: La élite, el equivalente a la guardia real, quien protege al Jefe de Guerra, solo los mejores guerreros entran aquí. Estaban liderados por Varok Colmillosauro hasta MoP que es Malkorok quien los lidera.

El consejo de los Señores de Guerra: Esto estaba más presente antes de la Horda y no es una organización en sí, pero todos los Señores de la Guerra tienen voto junto al Jefe de Guerra, pueden aconsejar, aunque muchos líderes de los clanes murieron ahora que la Horda está unido no tiene por qué ser el lider de un clan, con ser un orco importante vale. Eitrigg aconsejaba a Thrall por ejemplo.

Avatar
Administrador
Level 10
Forum Posts: 746
MyCred MyCred SdN 3
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
4
septiembre 20, 2014 - 11:56 pm
sp_Permalink sp_Print
0
sp_QuotePost
[FONT=Arial Black]24. Clanes y Tribus Principales

Grito de Guerra:
Conocido por ser uno de los clanes más fuertes y violentos, el clan Grito de Guerra fue también uno de los clanes más distinguidos en Draenor y fue capaz de escapar de las fuerzas expedicionarias de la Alianza cada vez que estos intentaban dar con ellos,demostrando que además de habilidosos en la batalla abierta eran hábiles en las escaramuzas. Lograron especializarse en el uso de las espadas y hojas y algunos incluso llegaron a alcanzar el rango de maestro de las espadas o maestro del acero. El clan se llamó así debido al fuerte y agudo grito de guerra de su líder Grom Hellscream y a los rítmicos cantos que entonaban en batalla.

Ya que el clan Grito de Guerra evitó todo tipo de derrota en la Segunda Guerra, fue usado con eficacia por Ner’zhul en las secuela del conflicto. Las fuerzas Grito de Guerra se combinaron con las del clan Foso Sangrante de Kilrogg Mortojo con el fin de realizar emboscadas e invasiones estratégicas para adquirir algunos de los artefactos mágicos más poderosos de Azeroth. Específicamente, los Grito de Guerra tuvieron a cargo la custodia del Portal Oscuro en el mundo de Azeroth y mantener a raya las fuerzas del Castillo de Nethergarde. La posesión del portal estuvo en disputa por ambos bandos (perteneciendo por momentos a la Alianza, luego a la Horda y viceversa) durante la invasión de Ner’zhul. Finalmente, el clan se vio forzado a retirarse a los valles vecinos por cierto tiempo.

En la actualidad, muchos orcos Grito de Guerra viven en Vallefresno, donde operan un aserradero cerca al Barranco del Demonio, famoso lugar donde se desató el combate contra Mannoroth y donde se erige un monumento a Grom. Los elfos de la noche todavía muestran su rivalidad con el clan Grito de Guerra y con frecuencia se enfrentan en la zona conocida como Garganta Grito de Guerra.

Los Grito de Guerra son Orcos fuertes y férreos, liderados por Grommash Grito Infernal y más tarde por Garrosh Grito Infernal, su hijo. Aunque no todos los Orcos son iguales, tienen un estereotipo y según su clan cambia, la mayoría de Grito de Guerra son impulsivos, fuertes y muy orgullosos, narcicistas y quieren llevar siempre la razón. Son líderes natos y morirían por su causa, por demostrar ser los más fuertes. Su impulsividad les lleva a desastres pero también son grandes héroes de guerra, se redimen y consiguen lo mejor para sus Orcos o al menos lo que creen mejor.

https://i0.wp.com/th09.deviantart.net/fs71/PRE/i/2013/230/f/7/siege_of_hellscream__world_of_warcraft___by_d1eselxxxx-d6iooz4.jpg?w=1130

Lobo Gélido:
El clan Lobo Gélido fue uno de los clanes orcos originales del planeta de Draenor. Cuando Gul’dan inicialmente se acercó a los caciques con la oferta para ganar poder inconmensurable al beber la sangre de Mannoroth, sólo un jefe se negó; Durotan de los Lobo Gélido. Durotan, que abogaba por la sociedad orca tradicional, comenzó a hablar con vehemencia en contra de Gul’dan y los brujos del Consejo de la Sombra. Debido a esto, Gul’dan declaró que los Lobo Gélido estén fuera de la ley. Temiendo por la seguridad de su tribu, Durotan llevó a los Lobo Gélido a través del Portal Oscuro y finalmente se estableció en las lejanas montañas de Alterac. Allí han permanecido desde entonces, manteniendo una encarnizada lucha contra los enanos pico de tormenta de la Alianza como queda reflejado en el Escenario de batalla de Valle de alterac.
Los Lobo Gélido son un clan muy peculiar, aunque la gente crea que es el clan más pacífico que hay, que en realidad es cierto, son los menos agresivos, no quiere decir que no luchen, son orcos y por lo tanto demuestran ser grandes cazadores y guerreros. Fueron liderados por Garad, luego por Durotan y finalmente por Go’el, el llamado Thrall. Garad era un gran cazador, murió matando un Gronn junto a uno de sus hijos, el hermano de Durotan, mientras que Durotan era más paciente pero también sucumbió a la ira asesinando al lobo de su madre, una grande chamán llamada Geyha. Todo Orco puede sucumbir a la ira pero él es un ejemplo vivo de que intenta controlarla e intenta ser paciente; Durotan guió a su pueblo con sabiduría y más tarde su hijo hizo lo mismo. Thrall fue criado por humanos así que no era el mejor ejemplo de Orco, muchos Orcos se metían con él, incluso años después de haber salvado a su raza llevándolos a Durotar (En honor a su padre) y salvar a su gente construyendo Orgrimmar había gente que seguía tratándolo como si fuese antiorco, incluso su compañera, Aggra, en Cataclysm y gracias a eso deja de usar su nombre de esclavo y empieza a llamarse Go’el. Los Lobo Gélidos son grandes chamanes, pero son mejores cazadores y muy sabios.

https://i0.wp.com/fc02.deviantart.net/fs70/i/2014/260/1/b/durotan_by_ellenaic-d7zifrt.jpg?w=1024

Sombraluna:
El clan Sombraluna estuvo liderado por el chamán orco Ner’zhul, siendo el clan más poderoso en Draenor antes de su destrucción. El nombre del clan proviene del Valle Sombraluna, un valle de gran tradición e influencia chamanística, como la que se ejercía sobre todos los clanes orcos en ese momento. Aunque el clan Sombraluna practicó el chamanismo tradicional orco, su líder, Ner’zhul prefirió una versión mucho más oscura y aparentemente más poderosa del chamanismo, que fue fuertemente influenciado por el arte de la brujería, resultado del contacto de Ner’zhul con Kil’jaeden, un demonio de inmenso poder.
Kil’jaeden tenía el objetivo de convertir a los orcos en una horda de criaturas sedientas de sangre para satisfacer a la Legión Ardiente, una ejército de gran poder responsable de la destrucción de varios mundos más allá de la Gran Oscuridad. Ner’zhul se dio cuenta de lo que Kil’jaeden pretendía, y trató de poner fin a la corrupción de los orcos pero sus esfuerzos resultaron en vano. Su propio discípulo, Gul’dan, siguió el legado de Kil’jaeden con gran éxito para desgracia de la raza orca.
El clan Sombraluna fue la principal fuente de problemas una vez que finalizó la Segunda Guerra, llevando a cabo redadas en Azeroth para adquirir varios artefactos – el Libro de Medivh, la Calavera de Gul’dan, el Bastón enjoyado de Sargeras y el Ojo de Dalaran. Ner’zhul intentó abrir numerosos portales a otros mundos, pero la energía excesivamente liberada provocó que Draenor colapsara. Ner’zhul y sus seguidores selectos escaparon a través de uno de los portales al Vacío Abisal, dejando al restro del clan atrás, a su suerte.

Sin embargo los restantes miembros del clan Sombraluna lograron sobrevivir a la destrucción de Draenor y tiempo después cayeron ante la influencia de Magtheridon, convirtiéndose en orcos viles. Al ser derrotado Magtheridon por Illidan Tempestira durante el asedio al Templo Oscuro, los Sombraluna formaron parte de sus fuerzas.Los guardias orcos de la Aldea Sombraluna son posiblemente los últimos orcos no corruptos de este clan,quienes forman parte de la Nueva Horda de Thrall.

El clan Sombraluna es un clan muy sabio, se centraba en el chamanismo por encima de todo, aunque obviamente también eran guerreros y cazadores como todos los Orcos, liderados por Ner’zhul con mucha sabiduría hasta que fueron engañados y convertidos… eso les llevó a la brujería y abandonaron el chamanismo, fueron llevados a la oscuridad y la magia vil engañados por demonios y acabaron formando la Horda Oscura junto a Rocanegra y otros clanes supervivientes.

https://i0.wp.com/fc04.deviantart.net/fs70/f/2011/320/7/d/ner__zhul_by_vaejoun-d4gch48.jpg?w=725

Cazatormentas:
El clan Cazatormentas fue un pequeño pero poderoso clan orco que se originó justo antes de la llegada de la antigua Horda a Azeroth. Su líder fue Gul’dan el brujo, quien mantenía un gobierno muy duro y cruel.
En la Segunda Guerra, el clan fue asignado con la misión de defender las posiciones de la Horda en Ventormenta y Balor; sin embargo, los Cazatormentas y su líder Gul’dan traicionaron a Orgrim Martillo Maldito y a la Horda huyendo a las Islas Abruptas en busca de la Tumba de Sargeras. La leyenda contaba que esta tumba contenía un poder inimaginable.

Los guerreros Cazatormentas fueron aniquilados por el mismo Martillo Maldito y el clan Roca Negra y sus hechiceros enloquecieron ante las maldiciones de los guardianes de la Tumba. Los pocos brujos y necrólitos Cazatormentas que sobrevivieron están dispersados por el mundo. Su única compañía son los fantasmas de sus camaradas caídos.

No se sabe demasiados de ellos, solo que siguieron a Gul’dan, posiblemente fueron tan ambiciosos como él, Gul’dan era el Orco más ambicioso que hay, tanto que aceptó la mentira de Kil’jaeden sabiendo la verdad solo por poder, engañó a toda su gente por ser el más fuerte. Ellos se convirtieron todos en brujos y abandonaron el chamanismo y siguieron a su líder igual que el Clan Sombraluna.

https://i0.wp.com/media.pypgamers.com/wowchakra/2013/diciembre/03.12.13/Cazatormentas01.jpg?w=648

Mano Destrozada:
El clan Mano Destrozada es uno de los clanes orcos originarios de Draenor, llamado así gracias por la práctica de auto-mutilación que cada bruto del clan realizaba. Liderados por Kargath Garrafilada, la Mano Destrozada permaneció en Draenor durante la Primera Guerra, donde la mayoría de clanes orcos, bajo mando de Puño Negro, atravesaron el Portal Oscuro hasta Azeroth. Cuando el clan Foso Sangrante regresó a Draenor, Kargath llevó voluntariamente a su clan a la guerra contra los humanos. Tras la destrucción de su planeta natal, la Mano Destrozada se dividió y una parte quedó atrapada en Terrallende, donde acabaría integrando el núcleo de la Horda Vil, y la otra en Azeroth donde se unió a la Horda de Thrall.

El manual de Warcraft II mencionaba que Kargath Garrafilada se cortó la mano izquierda y la sustituyó por una guadaña afilada. A partir de entonces, parece ser común entre los miembros del clan reemplazar una de sus manos por una espada. Además, algunos miembros como Kargath y el guardián vigía Gargolmar tienen ambas manos cortadas con armas en lugar de ellas, lo que podría significar un signo de alto rango.

Los Mano Destrozada no existían hasta que Kargath Filoespada fue liberado cortándose su propia mano y colocando una espada en su lugar, encerrado en una arena lideradas por Ogros luchando a muerte, era un gran guerrero y se escapó liberando a todos los orcos haciendo que hicieran lo mismo. Todos con la mano cortada y nacidos sin clan.. juraron lealtad a Kargath y se unieron a él hasta la muerte. Son grandes asesinos y gladiadores, los más despiadados de todos los Orcos por lo que han vivido, muy agresivos y fuertes, puede que más que los Grito de Guerra, incluso Kargath miró por encima del hombro a Garrosh cuando era joven y le dijo que eran débiles por contraer la Viruela roja. Este clan sucumbió con la sangre de demonio y acabaron siendo Orcos viles rojos, esclavos de Magtheridon… en Warlords of Draenor esto cambia ya que no beben la sangre de demonio. Gordul Mano Destrozada cuando Kargath se quedó en Draenor partió con otros Mano Destrozada a Azeroth y se unieron más tarde a la Horda de Thrall siendo Orcos verdes y no viles, estos formaron la organización Mano Destrozada para todo miembro de la Horda sin importar el clan, una organización de asesinos parecida al IV:7 pero sin ser secreta y más sanguinaria.

https://i1.wp.com/fc06.deviantart.net/fs71/i/2014/229/8/f/shattered_hand_by_abelvera-d7vjz2q.jpg?w=1024

Rocanegra:
El clan Roca Negra es el clan orco que lideró el ataque a la Alianza durante la Primera y Segunda Guerra. Durante este periodo, fue uno de los más grandes y más temidos de los clanes orcos; sin embargo, la derrota en la Segunda Guerra y los fuertes problemas políticos llevaron al clan a su decaída. Los Roca Negra se unieron a Thrall, luego de que éste los liberara de los campos de internamiento. Durante la Tercera Guerra, una división del clan intentó invocar demonios, mientras que otro grupo se enfrentó tanto a la Alianza como a la Horda y se hizo conocer como la Horda Oscura.
Recientemente, el antiguo Jefe de Guerra Garrosh Grito Infernal reclutó un buen número de orcos del clan a las filas de la Horda, integrándolos a los Kor’kron. Pese a que el clan fue diezmado, empezaron a reconstruir a la Horda y recuperarse de la última guerra civil.

También eran grandes guerreros, muy orgullosos, cabezones y también algo impulsivos, parecidos a los Grito de Guerra en ese sentido, Orgrimm Martillo Maldito, amigo de Durotan (Algo raro en esa época ya que no solían ser amigos de distintos clanes) era alguien orgulloso aunque más sabio que otros de su clan, Puñonegro fue el que los lideraba, Orgrimm era su mano derecha pero Puñonegro tenía a sus descendientes como Rend Puñonegro, un hijo y una hija aparte. Puñonegro fue el primer Jefe de Guerra de la Horda cuando se unió para la guerra y también entraba dentro del Circo de las Sombras. Más tarde sucumbieron muchos de ellos a la Horda Oscura y su tono de piel se oscureció, fueron los primeros brujos junto a los Clamatormenta y Sombraluna y los más poderosos. En la Montaña Rocanegra siguen estando formando el ejército de la Horda Oscura. Otros mientras tanto se unieron a la Horda actual como Eitrigg o Varok ColmilloSauro que demostraron ser fieles a Thrall y sabios, aunque con la piel verde por la magia vil corriendo por sus venas.

https://i0.wp.com/oi59.tinypic.com/2vhxlig.jpg?w=295

Foso Sangrante:
El clan Foso Sangrante es uno de los clanes orcos más legendarios. El clan es conocido por su famoso líder, Kilrogg Mortojo, quien perdió uno de sus ojos, hecho representado en su estandarte.A inicios de la Primera Guerra, el clan Foso Sangrante, liderado por Kilrogg Mortojo participó en el primer asalto a la fortaleza de Ventormenta, junto al clan Martillo Crepuscular, liderados por el ogro Cho’gall . El ataque fue un completo desastre para los orcos y los líderes de ambos clanes se recriminaron la derrota el uno la otro. Este malestar fue creciendo rápidamente hasta llegar a un punto en que comenzó a amenazar la integridad de la Horda, por lo que Gul’dan intervino para sofocar el problema reinstalando a Puñonegro el Destructor como Jefe de Guerra.

Durante la Segunda Guerra, el clan Foso Sangrante se estableció en las montañas de Khaz Modan, donde controlaban los recursos mineros para la Horda junto a el proceso de refinación de petróleo para las máquinas de guerra. Cuando la Horda fue derrotada, el clan consiguió evitar ser capturados por la Alianza. Gracias a la ayuda de Ner’zhul, pudieron regresar a la relativa seguridad de Draenor, pero poco después tuvieron que presenciar la invasión de su planeta por parte de un grupo de fuerzas expedicionarias de la Alianza.

Cuando Draenor se colapsó a consecuencia de los numerosos portales abiertos por Ner’zhul, los Foso Sangrante junto al clan Grito de Guerra y el clan Mano Destrozada, intentaron salvarse abriéndose paso a través de las fortificaciones humanas hasta llegar al Portal Oscuro con la intención de escapar a Azeroth antes de la destrucción de su mundo natal. Los clanes orcos consiguieron atravesar el portal justo antes de que el archimago Khadgar lo sellara por completo pero al llegar a Azeroth, fueron capturados por la Alianza y trasladados a campos de internamiento. Cuando Thrall liberó a los orcos de los campos de reclusión, los miembros prisioneros del clan Foso Sangrante se unieron a él y a la Nueva Horda.

Por su parte, aquellos miembros de los Foso Sangrante que permanecieron en Draenor lograron sobrevivir aunque sufrieron un destino totalmente diferente ya que con el paso del tiempo se fueron separando e integrándose en diferentes organizaciones. Una parte se alió a la Horda Vil y ahora habitan en Zeth’Gor y la Ciudadela del Fuego Infernal en la Península del Fuego Infernal. El resto, que habitaba en el linde ancestral entre el Bosque de Terokkar y Nagrand, permaneció incorrupto liderados por Jorin Mortojo, hijo de su antiguo líder Kilrogg, pero se vieron obligados a huir de sus tierras tras ser expulsados por un clan de ogros. Ahora viven en Garadar donde se han unido a los Mag’har.

Los Foso Sangrante son Orcos sanguinarios, son grandes asesinos pero dentro de los Orcos podrían decirse que son los que menos honor tienen, su líder Killrogg Mortojo los lideró y entrenó como asesinos infiltradores… Se subían a los árboles y esperaban el momento para luchar, descendían y atacaban a sus víctimas con venenos paralizantes y alucinógenos, algunos piensan que esto es un deshonor muy grande, pero ellos están orgullosos y lo consideran un buen método… Killrogg se convirtió en Orco vil como Kargath y los suyos, pero su hijo era Mag’har y junto a otros Foso Sangrante se salvaron, algunos incluso son verdes en Azeroth y se unieron a la Horda.

https://i0.wp.com/th05.deviantart.net/fs71/PRE/i/2013/322/c/6/the_hunt___world_of_warcraft_by_vablo-d6u5qj9.jpg?w=1191

Mok’Nathal:
El clan Mok’Nathal es un clan original del planeta de Draenor. Sus miembros eran en su mayoría semi-ogros, aunque cohabitaban con miembros de otras razas. Hoy día el clan, que está próximo a desaparecer, reside en la Aldea Mok’Nathal al este de las Montañas Filospada liderados por Leoroxx, el padre de Rexxar. Se pensaba que los semi-ogros mok’nathal se habían extinguido pero, después de la relevancia que adquirió Rexxar en Azeroth, los mok’nathal se mostraron de nuevo al mundo. Solamente quedan un par de cientos localizables.

Es digamos el único clan que no solo componen Orcos, puesto que está compuesto de Semiorcos mitad ogros y orcos, por orcos y por ogros pero son sobre todo semiorcos de piel amarilla y marrón, más grandes y grandes cazadores y guerreros tribales. Eran frutos del tiempo y de posibles violaciones de Ogros que con el tiempo se fueron acostumbrando a su nueva vida… Se hicieron más pacíficos y comprendieron el amor por la naturaleza, muchos se hicieron Maestros de Bestias, otros chamanes, otros eran salvajes como guerreros o cazadores. Leonaxx era el padre de Rexxar y los lideraba en Montañas Filoespada antes de unirse a la Horda, Rexxar ayudó a Thrall a la construcción de Orgrimmar y finalmente buscó a su padre en TBC (The Burning Crusade) y unió a este clan a la Horda.

https://i2.wp.com/www.adventuresinpoortaste.com/wp-content/uploads/2013/08/rexxar-nikolai-ostertag.jpg?w=900

Faucedraco:
El clan Faucedraco es uno de los clanes orcos más antiguos, cuya existencia data desde su aparición en Warcraft II. Bajo el mando del chamán Zuluhed el Demente, Los Faucedraco juraron lealtad, junto al resto de clanes de la antigua Horda, a Puñonegro el Desctructor cuando este se convirtió en Jefe de Guerra. Tras el asesinato de Puñonegro a manos de Orgrim Martillo Maldito, Zuluhed y los Faucedraco se mantuvieron fieles al jefe caído y siguieron obedeciendo a sus hijos, Rend y Maim, Jefes del clan Dientenegro. El resto del clan regresó a Terrallende para servir a Illidan, pero tras su destrucción se trasladó a las Tierras Altas Crepusculares donde han vuelto a la Horda.

Provienen de Sombraluna y liderados por Zuluhed, actualmente muerto llegaron a Azeroth y abandonaron a Orgrimm cuando mató a Puñonegro, encontraron el Alma de Dragón y obligaron a Alextrasza, del vuelo rojo a crear hijos para hacerlos monturas suyas… fueron hostiles hasta Cataclysm, cuando la Horda llega a Tierras Altas Crepusculares se unen a la Horda y les ayudan. Mor’ghor, el sustituto de Zuluhed y algunos otros orcos de estos se convirtieron en Orcos Viles. La mitad de Orcos viles son abatidos y los Orcos negros Faucedraco se unen tal cual liderados por Zaela.

[La imagen no se encuentra]

Tribu Mag’Har:
Los Mag’har no son un clan en si, es una tribu formada a partir de rezagados y enfermos de todos los clanes. Algunos Orcos contrajeron la Viruela roja, una fiebre muy alta y contagiosa que limitó a los Orcos a encerrarse en Garadar, en Nagrand durante bastante tiempo, en plena guerra antes del portal Oscuro. Cuando se les fue la enfermedad, ellos no se rodearon de magia vil en esos dos años que la gente cambió de piel y además siguieron fieles a sus creencias a pesar de no poder usar el chamanismo. Cuando se abrió el portal oscuro de alguna manera volvieron a abrir Oshu’gun y volvieron a sus creencias, ignoraron y despreciaron la brujería y aislados del resto del mundo e incluso considerados débiles por algunos como Kargath por estar enfermos, habían cogido como una “vacuna” que les permitía conservar su piel original, marrón, negra, gris, etc. Estos Orcos se unieron tras la tercera guerra cuando se volvió a abrir el Portal Oscuro en TBC (The Burning Crusade) a la Horda. Entre ellos estaba Garrosh Grito Infernal, el hijo de Gromm y otros como la Abuela Geyha, Aggra o incluso el hijo de Kilrogg.

http://vignette1.wikia.nocookie.net/the-bestiary/images/6/62/MagharWoWFem.jpg/revision/latest?cb=20150325223203
Martillo Crepuscular: Tras asesinar a un Señor de la Guerra Cho’gall, aprendíz y experimento de Gul’dan se hizo el líder de dicho clan que con el tiempo dejó de ser un clan y se convirtió en una organización, actualmente son los enemigos principales de Cataclysm, siguen a los Dioses antiguos, los tenientes elementales corruptos como Ragnaros o Al’akyr e incluso Alamuerte.
http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTGOtCbCcbw6CSjzpxGqHoqlh8um0IE86x-I-s3MLfAYukkhqgD

25. Subclanes

Filoardiente: el Clan Filo Ardiente es un clan orco conocido por sus mortales maestros del acero.
Originario de las praderas de Draenor, el Filo Ardiente fue uno de los clanes más influenciados por la Legión Ardiente, acogiendo entre sus filas tanto a enloquecidos guerreros demoníacos como a toda clase de cultores conspiradores. Durante la Tercera Guerra, muchos de sus miembros se enfrentaron a la Horda de Thrall.

Tras la derrota de los demonios en el Monte Hyjal, los supervivientes del clan original se esparcieron por Kalimdor. Muchos se desperdigaron por Durotar, los Baldíos y Desolace y algunos se unieron a la Horda, bien como maestros del acero o como asesinos con oscuras intenciones. Éstos últimos, liderados por Neeru Hojafuego, no dudaron en conspirar contra la Horda y fueron ajusticiados durante el Asedio de Orgrimmar, una vez que sus planes fueron descubiertos.


Líder: Neruu Hojafuego (Fallecido), Maestro del Acero Ronakada (actual).
Estado: Activo.
Lugares: Durotar, Los Baldíos del Norte, Desolace.

Mascahuesos: el clan Mascahuesos fue uno de los clanes orcos originales de Draenor, conocido por usar huesos y otros órganos como adorno en sus armaduras de batalla y por tener una naturaleza caníbal.Cuando los orcos atravesaron por primera vez el Portal Oscuro, los Mascahuesos permanecieron en su planeta natal y por ende, no fueron derrotados en la Segunda Guerra, a diferencia de otros clanes. Sin embargo, cuando Ner’zhul preparaba a la Horda de Draenor para reabrir el Portal Oscuro, los Mascachuesos fueron atacados por el clan del brujo, el clan Sombraluna, debido a que uno de sus capitanes poseía la Calavera de Gul’dan como trofeo; un artefacto que haría que Ner’zhul consiga su objetivo. Los campamentos de los Mascahuesos fueron arrasados y la calavera fue robada.

Poco después, Tagar Rompeloma y Fenris del clan Señor del Trueno, intentaron realizar una incursión a Azeroth, haciendo frente al desafío y tratar de conseguir el éxito que sus predecesores no lograron. Ner’zhul negó sus sugerencias y sus clanes fueron sacrificados, aunque un contingente de orcos Mascahuesos sobrevió hasta el día de hoy y domina ciertas regiones en la Península del Fuego Infernal. Las Murallas del Fuego Infernal están repletas de integrantes de este clan.Líder: Tagar rompeloma, Hurkan Skullsplinter.
Estado: Activo.
Lugares: Península del Fuego infernal y Terrallende.

Alacuchilla: el clan Alacuchilla fue un clan orco que se resistió y se opuso al mandato de Kil’jaeden a través de Ner’zhul. En la Segunda Guerra, Ner’zhul trató de reunir a los clanes con la promesa de escapara a nuevos mundos. Fue entonces cuando los Alacuchilla se aliaron con la reforzada Horda.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Península del Fuego Infernal, Terrallende.

Señor del Trueno: después de la Primera Guerra, se dijo que el clan Señor del Trueno mantenía a los últimos de los incursores que montaban en lobos. Los Señor del Trueno eran liderados por un orco llamado Fenris Hermano Lobo, presumiblemente, también un incursor. El clan poseía algunos de los mejores jinetes a nivel de todos los clanes y tenían fuertes vínculos con el clan Roca Negra; de hecho, Orgrim Martillo Maldito perteneció al clan Señor del Trueno antes de ascender al poder.

El regreso del clan Foso Sangrante emocionó a Fenris, quien creyó que él y su clan eran capaces de regresar a Azeroth para terminar con el trabajo que Martillo Maldito y la Horda no habían conseguido con éxito. Ner’zhul, sin embargo no compartió esta decisión y envió al clan Sombraluna a acabar con Fenris y su clan. Garm Hermano Lobo sucedió a Fenris en el mando del clan pero terminó siendo asesinado también.

Cuando la Alianza se adentró en Draenor para quitarle unos artefactos robados a Ner’zhul, descubrieron que el clan Riecráneos había tomado el Libro de Medivh de Ner’zhul. A cambio de este poderoso objeto, la Alianza ayudó a los Riecráneos quienes traicionaron a la Horda y en una de las batallas constantes, terminaron con los restantes miembros del clan Señor del Trueno. Aún así cabe la remota posibilidad de que hubiese quedado descendientes por parte de Garm,quien era un Mag’har.
Líder: Fenris Hermano Lobo, Garm Hermano Lobo.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Terrallende.

Riecráneos: el clan Riecráneos (Clan Laughing Skull en Warcraft II y lore) es un muy engañoso y traicionero clan de orcos conocido por su afinidad con el robo y asesinato. Aunque su lealtad es cuestionable, las habilidades y audacia de sus miembros son sorprendentes.Su líder traidor, Mogor el Ogro, y gran parte de su clan permanecieron en Draenor en ambos cruces por el Portal Oscuro.Se sabe que mantuvieron cautivo a Grom Gritoinfernal hasta que fue liberado por una hueste de guerreros enviada por Nerzhul.También cruzaron el Portal oscuro y se establecieron cerca de Nethergade, donde lucharon contra el ejercito de Danath Aterratrols, batalla que finalmente perdieron. Mas tarde las fuerzas de la Alianza cruzaron el portaloscuro y a pésar de que hicieron uso de guerreros esqueletos, otra parte del clan fue arrasada.Finalmente al ver que no podian hacer frente a la Alianza,Mogor llegó a un pacto con ellos y traicionaron a Nerzhul robando el libro de Medivh y entregandoselo a la Alianza. Además ayudaron a la Alianza en su lucha contra el Clan Mascahuesos y ayudaron a conquistar la fortaleza del Señor del Trueno. Escaparon a través del Portal Oscuro para que Ner’zhul no pudiera vengarse de ellos y residieron en sus nuevas tierras,disfrutando de los frutos de la traición.Los que se quedaron en lo que ahora se conoce como Terrallende sirvieron a Magtheridon.
Líder: Mogor.
Estado: Activo.
Lugares: Península del Fuego Infernal, Terrallende.

Hoja de Relámpago: el clan Lightning’s Blade fue un clan de orcos original de Draenor que no participó con la Horda durante su invasión al mundo de Azeroth. Después del transcurso de la guerra, Ner’zhul trató de reforjar a la Horda con la promesa de conquistar nuevos mundos, logrando alcanzar la lealtad parcial de este clan. Mantiene fuertes vínculos con el clan Roca Negra y el clan Señor del Trueno. Se les describía a este clan como uno desdichado o nefasto. Tenía un estandarte del clan dentro de su tienda, un banderín que mostraba un relámpago y un hacha cruzados sobre un fondo de color azul. Había oído que sus ritos de iniciación eran tan duros que muy pocos eran capaces de superarlos.

Al parecer los jóvenes guerreros tenían que alcanzar el pico más alto de las Montañas Filospada y mantener en alto sus hachas durante los tiempos de tormenta. Sólo aquellos que eran alcanzados por los rayos y relámpagos durante al menos tres veces, podían unirse al clan.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Terrallende.

Caminarojo: el clan Caminarojo fue un clan orco que se resistió y se opuso al mandato de Kil’jaeden a través de Ner’zhul, antes de la Primera Guerra.Luego de la guerra, rehusaron unirse al consejo de Ner’zhul creyendo que la Horda no era más que historia y que cada clan tenía que seguir otros caminos por sí mismos. Kargath Garrafilada quiso asesinar al líder del clan por esta decisión pero no lo hizo para evitar represalias. Con el tiempo, el clan quedó reducido casi por completo, aunque no se sabe si sobrevivió algún miembro.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Terrallende.

Zarpa Blanca: el clan Zarpa Blanca era considerado como uno de los más antiguos y orgullosos clanes orcos.Antes de la Primera Guerra, los Zarpa Blanca protestaron ante los cambios que Gul’dan decidió implementar en la Horda. Como resultado de su simpatía con el clan Lobo Gélido, se convirtieron en objetivos sencillos para los clanes más violentos y descarados que consecuentemente los atacaron. Los Zarpa Blanca fueron destruidos y los poquísimos sobrevivientes se dispersaron, convirtiéndose en salvajes sin bandera a la que seguir, a tal punto que se cree que ya no quedó ni uno.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Terrallende.

Dientenegro:[COLOR=#FFD700] el clan Dientenegro (Black Tooth Grin clan) fue un clan orco creado por orcos del clan Roca Negra leales a Rend y Maim. El clan recibió este nombre porque sus miembros juraban lealtad al clan arrancándose un diente.El clan Dientenegro fue originalmente parte del clan Roca Negra, pero después que Puñonegro fuera depuesto como jefe de guerra, sus hijos Rend y Maim trataron de establecer su propia base de poder dentro de la Horda y así fundaron el clan. Durante la Segunda Guerra, los miembros de este clan fueron responsables de guardar el Portal Oscuro y lucharon en las líneas frontales durante la campaña de Khaz Modan.
Como su misión era defender el portal Oscuro, muchos de ellos fueron asesinados por la Alianza de Lordaeron. Sin embargo, Rend y Maim sobrevivieron a la batalla y escaparon, tomaron el control de los sobrevivientes de los clanes Roca Negra y Dientenegro y formaron la Horda Oscura, estableciendo su base en la Cumbre de Roca Negra.
Después de eso, los enanos Hierro Negro declararon la guerra a la Horda Oscura por el control de la Cumbre de Roca Negra, Maim fue asesinado en batalla y Rend se alió con el dragón negro Nefarian, entonces pudo hacer retroceder a los enanos. Rend se hizo con el control del clan Roca Negra tras la muerte de Orgrim Martillo Maldito, tomando también el mando de varios clanes de la Horda Oscura como el jefe de guerra y todo guerrero bajo su dirección lo acepta como tal.
[/COLOR]
Líder: Rend Puñonegro, Maim Puñonegro.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Cumbre Rocanegra y Estepas Ardientes.

Gruñefuria: el clan Gruñefuria es un clan orco liderado por Karga Gruñefuria que ha invadido el Fuerte del Norte y realizan constantes ataques a los humanos del lugar y sus embarcaciones. Al final de la línea de misiones Silenciar a los Gruñefuria, el clan es derrotado por los héroes de la Alianza y los sobrevivientes se reagrupan con la Horda.
Líder: Karga Gruñefuria.
Estado: Activo.
Lugares: Los Baldíos del Norte, Los Baldíos del Sur.

Clan Espíritu de Lobo: el clan Espíritu de Lobo fue uno de los clanes más pequeños de Draenor y no tuvo relevancia en la historia de los orcos. Cuando los orcos se les ofreció la sangre de Mannoroth el fin de atacar a los draenei clan Espíritu de Lobo decidió esconderse y no ser involucrados en el conflicto, tan pronto como el portal oscuro abrió a Azeroth, cruzaron el portal a esta nueva promesa tierra, pero muchos murieron al verse involucrados en los conflictos con los seres humanos. Terminaron migrando a Durotar con el resto de clanes orcos y desaparecieron completamente.
Líder: Krommar Espíritu de Lobo.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Terrallende.

Hoja Abrasadora: la Hoja Abrasadora es una organización nacida en Durotar. Este culto era una división del Consejo de la Sombra y mantenía fuertes vínculos con el clan Filo Ardiente, con el cual conspiraba contra la Nueva Horda de Thrall. El grupo operaba en la Sima Ígnea, una red de cavernas situada en lo profundo de Orgrimmar y en secreto intentaba subvertir a los jóvenes aventureros de la Horda.Hoy en dia el culto está totalmente aniquilado y ya no constituyen clan alguno.
Líder: Bazzalan y Jergosh invocador (Fallecidos)
Estado: Desaparecido.
Lugares: Orgrimmar, Durotar, Baldíos del Norte.

Matapenas: en desarrollo.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Desconocido.

Clan Necrólito: en desarrollo.
Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Desconocido.

Cicatríz Profunda: el clan Cicatriz profunda fue un clan de orcos muy antiguo que fue destruido durante la guerra del Río sangriento. El único individuo conocido que participó de esta batalla fue Kash’drakor, que portó la legendaria Serathil.
Nada más se sabe acerca de este clan pues la única mención que se tiene acerca de él aparece en la campaña orca de Warcraft III: The Frozen Throne.

Líder: Desconocido.
Estado: Desaparecido.
Lugares: Desaparecido.

26. Líderes Orcos y Señores de la Guerra

Grommash Grito Infernal (Grito de Guerra): También conocido como el redentor de los orcos; nació en Nagrand, en el seno del clan Grito de Guerra, clan que pronto pasaría a liderar. Cuando Grommash alcanzó el liderazgo comenzó a realizar incursiones en territorio ogro, donde obtuvo mucho honor y inició la leyenda de su voluntad de hierro. Cuando Gul’Dan decidió entregar la sangre de Mannoroth a los orcos, Grommash fue el primero en beberla, y con este nuevo poder consiguió tomar la ciudad de Shattrath. Sabiendo que los demás clanes querían que Grommash se convirtiera en el Jefe de Guerra, Gul’Dan hizo que se quedara en Draenor, ya que Puñonegro, el otro candidato, se adaptaba mas a sus planes. Grommash cruzó el portal oscuro tras la segunda guerra, con el propósito de evitar que los humanos lo cruzaran, pero fue derrotado. Cuando Thrall liberó a la Horda, Grommash lo encontró y le enseño todo cuanto sabio, además de aceptarlo como Jefe de Guerra. Cuando la Horda llegó a Kalimdor, Grommash dirigió la expedición que se encontró con los Kaldorei, y tras una amarga derrota, Mannoroth lo convenció de que debía volver a beber su sangre, y con este poder mató al semidios Cenarius. Cuando Thrall lo encontró lo liberó de la maldición de la sangre y juntos fueron a enfrentar a Mannoroth, tras una dura batalla Grommash hirió de muerte a Mannoroth, pero las llamas que este liberó acabaron con su vida.

Garrosh Grito Infernal (Grito de Guerra): Garrosh nació en Draenor, el destino parecía ser benévolo con él, pues era hijo del célebre Grommash Grito Infernal, pero de muy joven contrajo la viruela roja y fue llevado a Garadar, donde permaneció junto a los Mag’har, atormentado por las historias que contaban de su padre, al que consideraban una deshonra. Cuando la Horda llegó a Terrallende, Garrosh viajó junto a Thrall, quien le hablo de los últimos actos de Grommash, de cómo había salvado a los orcos, entonces Garrosh, lleno de orgullo, juró lealtad a la Horda. Garrosh lideró los ejércitos de la Horda en Rasganorte, junto a Varok Colmillosauro, y se alzó como un héroe para su gente. Tal era su honor, que cuando Thrall tuvo que partir a sanar el mundo, lo nombró Jefe de Guerra.

Durotan (Lobo Gélido): Hijo de Garad, líder del clan Lobo Gélido y esposo de Draka, ambos padres de Thrall, mantuvo una muy buena relación con Orgrimm Doomhammer. Fue nombrado jefe del Clan Lobo Gélido tras la muerte de su padre Garad.Invadió Telmor a duras penas y en su contra, por órdenes del Jefe de Guerra. Durotan rechazó beber la sangre de Mannoroth, avisado por Ner’Zhul (Antes de ser subyugado) lo que causó sospechas. Fue exiliado por Gul’Dan a las montañas de Alterac, junto con el clan Lobo Gélido. Más tarde, murió junto con Draka debido a la traición de unos guardias que les escoltaban, que parecían estar bajo las órdenes de Doomhammer, pero en realidad estaban bajo las órdenes de Gul’Dan. Durotan cuando era joven por no dejar morir a su madre, Geyha se quedó protegíendola incluso cuando otros orcos como su hermano le habrían abandonado, él insistió y protegió de los lobos Garn que aparecieron rabiosos… Durotan les hizo frente pero sucumbió a la sed de sangre y sin quererlo asesinó a Dientehielo, el lobo de Geyha más preciado y desde entonces viste con sus togas sabiendo que debe hacerle frente a esa rabia orca.

Thrall o Go’el (Lobo Gélido): Es una de las figuras más famosas en los Orcos, hijo de Durotan y Draka, se llamó Go’el al nacer. Fue criado por humanos, creció entre ellos como un gladiador y más tarde escapó de Durnholde gracias a la ayuda de una humana. Tras escaparse fue a parar al clan Lobo Gélido, donde llegó exhausto y cuidaron de él, hasta que Drek’Thar le dijo que era hijo de Durotan, revelándole así su pasado, Drek’Thar pasó a ser su maestro, enseñándole no solo sobre el chamanismo, si no a leer y cómo era la Horda antes de ser mancillada por la sangre de demonio, fue iniciado como chamán por Drek’Thar, desvelándose así su pasado y el perdón de los ancestros a la raza Orca por haber bebido la sangre demoníaca, además, Thrall pasó a ser el primero de una nueva generación de chamanes, los chamanes que no provenían de Draenor, los que no habían probado la sangre de demonio. Un día un encapuchado llegó, poniendo a prueba la paciencia de Trhall, mancillando al clan Lobo Gélido con palabras que consiguieron entablar combate entre ambos, Thrall ganó y tras desarmarlo, se presentó como Orgrimm Doomhammer, el jefe de Guerra, que había escuchado los rumores y fue especialmente para poner a prueba al supuesto hijo de Durotan. Tras haberle ganado, cosa que solo Durotan había hecho hasta entonces, le nombró segundo al mando en la Horda. Pero no duró mucho, pues en una batalla en Arathi tras la muerte de Orgrimm, Thrall fue nombrado primero al mando y por tanto, Jefe de Guerra. Se hizo con Durnholde y llamó al espíritu de la tierra, que destruyó la fortaleza cuando no quedaba nadie. Tiempo después, tras liberar a Grommash del yugo de la sangre demoníaca, ambos enfrentaron a Mannoroth y le derrotaron. Más tarde participó en la batalla del Monte Hyjal, gracias a Medivh, Tyrande, Jaina, Trhall y Malfurion hicieron una alianza y enfrentaron a Archimonde, derrotándole. Luego fundó Durotan, en honor a su padre y más tarde Orgrimmar, en honor a Orgrimm.Nombra a Garrosh su sustituto y él viaja a Nagrand antes del Cataclismo, donde ayudará y será una pieza crucial para la derrota de Alamuerte, convirtiéndose en uno de los chamanes más poderosos de Azeroth, si no el que más.Apoya a Vol’Jin en la liberación de Durotar y Orgrimmar de Garrosh y también apoya al Trol cazador de sombras como nuevo Jefe de Guerra.

Kargath Filoespada (Mano Destrozada): Kargath no tenia clan, era esclavo de los ogros de Draenor, pero el ansiaba la libertad. Su única vía para alcanzarla era la arena, la vida de cien orcos a cambio de su libertad, pero cuando Kargath derrotó a los cien fue encerrado bajo la arena. En ese oscuro lugar Kargath empuñó una piedra y se cortó la mano que lo mantenía encadenado, e instó al resto de esclavos orcos a hacer lo mismo. Los antiguos esclavos tomaron su venganza, y así nació el clan Mano Destrozada. Kargath se convirtió en uno de los más honorables entre su gente, a la vez que el más temido de todos los orcos. Más adelante Kargath formó parte del Consejo de las Sombras de Gul’Dan, pero durante la primera y segunda guerra, Kargath quedó en Draenor custodiando a Ner’Zhul, y cuando la Alianza llegó a Draenor se enfrentó a ellos, junto a Ner’Zhul, que pasado un tiempo los traicionó y huyó. Kargath abandonado pidió ayuda a los Mag’har, pero estos se negaron. Con la llegada de Illidan a Terrallende, Kargath pasó a su servicio por razones desconocidas y bebió la sangre de Magtheridon. Kargath murió en la Fortaleza del Fuego Infernal, cuando la Horda y la Alianza atacaron a los Illidari.

Puñonegro, El Destructor (Rocanegra): Puñonegro fue el primer Jefe de Guerra de la Horda, y uno de los orcos más temidos de su tiempo. Siendo uno de los guerreros más honorables y reputado de la sociedad orca muy pronto se alzó como líder del clan Roca Negra. Cuando llegó la Legión Ardiente, Gul’Dan vio en Puñonegro a un guerrero despiadado y sin escrupulos, con una gran ansia de poder, algo que lo haría fácil de manipular, por lo que lo acogió como miembro del Consejo de las Sombras y lo elevó al puesto de Jefe de Guerra. Como tal, Puñonegro conquistó Karabor, el Templo Oscuro y dirigió a la Horda en la primera guerra, tomando la ciudad de Ventormenta, pero cuando Gul’Dan cayó en coma, Puñonegro quedó indefenso y fue asesinado por su segundo al mando, Orgrimm Martillo Maldito.

Rend Puñonegro (Rocanegra): Rend Puñonegro sirvió durante años a las órdenes de su padre, Puñonegro el Destructor, hasta que este fue asesinado por Orgrimm. Con Orgrimm como Jefe de Guerra, Rend tuvo que obedecerlo durante la segunda guerra, en la que recibió la orden de dar caza a Gul’Dan. Rend y sus tropas se enfrentaron al clan Martillo Crepuscular de Cho’Gall hasta que descubrieron que Gul’Dan había muerto en la tumba de Sargeras, en ese momento huyeron y se dispusieron a defender el Portal Oscuro, donde fueron derrotados por Turalyon.
Después de la batalla del portal, los Roca Negra, liderados por Rend, se ocultaron en la montaña Roca Negra, donde se atrincheraron, negándose a enviar ayuda a Ner’Zhul en Draenor. Al poco tiempo Rend se puso al servicio de Nefarian y se proclamó Jefe de Guerra de la Horda Oscura. Murió en la montaña Roca Negra, defendiendo a Nefarian.

Orgrim Martillo Maldito (Rocanegra): Conocido como el “Apuñalador” por los hombres leales de Gul’Dan y Puñonegro, fue el Jefe de Guerra de la Horda durante el fin de la Primera Guerra y el comienzo de la Segunda, la capital Orgrimmar, El puño de Orgrimm y el fuerte Sentencia, son en su honor. En la primera guerra, Orgrimm era uno de los Orcos bajo el mandato de Puñonegro, que era el Jefe de Guerra por aquel entonces, Orgrimm no estaba de acuerdo con muchas de las decisiones que Puñonegro tomaba para la Horda, por lo que cuando Orgrimm tuvo la oportunidad, acabó con su vida y se convirtió en el Jefe de Guerra. Tras finalizar la primera Guerra, Orgrimm escuchó las palabras de Durotan, quien había descubierto el pacto de Gul’Dan con Kil’Jaeden, por lo que el Martillo Maldito acabó con el consejo de las sombras y con muchos brujos, torturando a Garona para ello. Cuando Gul’Dan despertó del coma, se arrodilló ante Martillo Maldito y le pidió clemencia, le prometió un nuevo ejército, que sería el de los Caballeros de la Muerte, pero cuando el brujo pudo, traicionó a Martillo Maldito, adentrándose en una de las batallas finales en la Tumba de Sargeras cuando pudo alejarse del campo de batalla. Orgrimm mandó un destacamento para que le encontrase y así fue, pero era demasiado tarde, ya estaba muerto, Gul’Dan había pagado su traición. Más tarde tuvo un encuentro con Thrall, ya que había escuchado de unos rumores del hijo de Durotan (Que ya había muerto) y se presentó en las tierras del clan Lobo Gélido, luchó contra Thrall y perdió. Luchando en Sentencia para la liberación de muchos Orcos, murió, cediendo su armadura y su martillo a Thrall, quien pasó a ser el nuevo Jefe de Guerra.

Gul’dan (Cazatormentas): Gul’Dan nació en el seno del clan Sombraluna y desde joven demostró un enorme talento, hasta el punto que el gran Ner’Zhul lo acogió como aprendiz. Cuando Ner’Zhul convocó a los orcos para luchar contra los draenei, Gul’Dan lo apoyó, pero cuando este descubrió que los elementos no respondían y quiso echarse atrás, Gul’Dan colaboró con Kil’Jaeden y le tendió una trampa a Ner’Zhul. Con el favor de Kil’Jaeden, Gul’Dan creó el Consejo de las Sombras para controlar la Horda y fundó su propio clan, el clan Clamatormentas. Gul’Dan era un orco ambicioso, y esto hizo que, a pesar de conocer los planes de Kil’Jaeden colaborara con el activamente, manipulando a la Horda y a su líder, Puñonegro el Destructor. Junto a Medivh, Gul’Dan creó el portal oscuro e inició la invasión a Azeroth, para hallar la tumba de Sargeras. Tras la victoria en la primera guerra, Gul’Dan abandonó a los orcos y buscó la tumba de Sargeras, donde fue asesinado por un enorme grupo de demonios.

Ner’zhul (Sombraluna)]: El temible Rey Exánime antaño era conocido como Ner’Zhul, una de las figuras más populares de la sociedad orca, considerado el más sabio y poderoso chamán, como tal lideraba al clan Sombraluna, hasta el día en que uno de sus ancestros le advirtió de que los draenei pretendían atacar a los orcos y le presentó a “El más bello” quien le contó más acerca de los draenei, alarmado por ello Ner’Zhul reunió a los clanes para acabar con los draenei antes de que ellos los atacaran. Pero pronto descubrió que los espíritus habían dejado de hablar con él, y cuando fue a investigar descubrió que todo era un engaño, que Kil’Jaeden lo había manipulado, así que planeó rebelarse, pero Gul’Dan advirtió a Kil’Jaeden, quien lo despojó de sus poderes y lo convirtió en su marioneta.
Cuando se les ofreció la sangre de demonio a los orcos, Ner’Zhul advirtió de que debían rechazarla, pero solamente Orgrimm y el clan Lobo Gélido lo escucharon. Tras la segunda guerra, cuando los humanos llegaron a Draenor, cuando los orcos se vieron acorralados, Teron Sanguino, el primer caballero de la muerte, pidió a Ner’Zhul que liderara a la Horda de nuevo y los llevara a otro mundo, para conquistarlo, Ner’Zhul aceptó y reunió diversas reliquias: la calavera de Gul’Dan, el libro de Medivh, el cetro enjoyado de Sargeras y el ojo de Dalaran, usando este poder, Ner’Zhul creó un portal a otro mundo, que destruyó Draenor, pero para su sorpresa Kil’Jaeden estaba esperándolo tras este. Kil’Jaeden torturó durante mucho tiempo el alma de Ner’Zhul, tras ello la ató a una corona y la congeló en un bloque de hielo que lanzó a Azeroth. Convertido en el Rey Exánime, la misión de Ner’Zhul era invocar a la Legión Ardiente, y tras hacerlo permaneció en Azeroth, y permanecerá por toda la eternidad.

Kilrogg Mortojo (Foso Sangrante): Fue un guerrero Orco y jefe del clan Foso Sangrante, se le dice Mortojo porque perdió el ojo derecho, fue uno de los primeros en beber la sangre de Mannoroth. En la primera guerra ya mayor, estaba menos participativo, aunque mató a tres de sus hijos y a dos nietos que creían que llevarían mejor el clan que él. Intervino en el primer ataque al castillo en la primera Guerra, junto al Martillo Crepuscular de Cho’Gall. En la Segunda Guerra Kilrogg luchó bajo las órdenes de Puñonegro y luego bajo el mandato de Orgrim, su clan se asentó en Khaz Modan. Con la caída del portal Oscuro y la derrota de la Horda, Kilrogg se negó a rendirse y evitó ser capturado. En la invasión de Draenor Kilrogg no tuvo contacto con la Alianza durante dos años, ayudó a Ner’Zhul y a Teron a idear un plan, dado su conocimiento de Azeroth para hacer un movimiento, junto a Grom y Kargath, volvieron a Azeroth para robar objetos necesarios para Ner’Zhul y su plan. Cuando se dirigían desde la Ciudadela del Fuego Infernal hasta el Templo Oscuro, Ner’Zhul se detuvo en Auchindoun, Kilrogg sentía que algo malo pasaría ahí, por lo que decidió tomar un descanso en las ruinas antes de dirigirse a su destino en el Valle Sombraluna, ahí, en el laberinto de las Sombras, conoció la muerte en persona, cuando el comandante de la Alianza, Danath Aterratrols le mató.En señores de la guerra, vemos su comienzo como jefe de guerra de su clan, los foso sangrante. Su padre era el líder, atemorizado por un mal futuro para su clan, no dejaba a nadie salir de las fronteras de su campamento en la profundidad del bosque, pero Kilrogg no pensaba así, por lo que su padre le dijo que era hora de que hiciese el ritual, un ritual tradicional en su tribu, donde los futuros jefes de guerra del clan debían descender a un foso y sacrificar uno de sus ojos para ver su muerte, aunque a veces veían más. Kilrogg no solo vio su muerte, vio a su clan glorificado, en ganando batallas en vorágines sangrientas y con un caracter y una voluntad férrea que no solo el clan mostraría, si no que Kilrogg también la mostró en su muerte, cuando se lo fue a contar a su padre, le mató, ya que era el destino y su padre aceptó la muerte, ya que fue la que en su día vió.

Leoroxx (Mok’Nathal): Es un Orco Mok’Nathal, jefe del clan Mok’Nathal, siempre han sido pacifistas tanto Leoroxx como el clan,es el padre de Rexxar, vive en las montañas Filospada, desheredó a su hijo y le desterró por unirse a la Horda, aunque en TBC todo el clan Mok’Nathal se une a la horda.

Rexxar (Mok’Nathal): Es un campeón de la Horda, es un Mok’Nathal (Semi-orco, semi-ogro) y es el último de los Semiogros del clan Mok’Nathal. Salvó la ciudad de Orgrimmar del odio de un enemigo de la Horda. Jugó un papel decisivo en ayudar a la Horda después de la caída de la Legión Ardiente. Debido a su linaje mixto es un imponente y musculoso guerrero, siempre va con su leal compañero Misha. Antes de Burning Crussade, el guerrero vagó por Sierra Espolón hasta el norte de Feralas. Actualmente está en la Fortaleza del Trueno, en las montañas Filospada de Terrallende donde protege el asentamiento contra Ogros y Gronns mientras trata de encontrar más como él.

Zaela y Mor’ghor (Faucedraco): Es la líder de los Faucedraco en Azeroth, aparece por primera vez junto a Gregor, en Cataclysm, por aquel entonces el líder del clan Faucedraco era Mor’Ghor, jefe de Guerra también. Su naturaleza Vil hacía que solo confiase en si mismo, por lo que muchos de los integrantes de su clan, incluida Zaela, estaban preocupados por su futuro en Azeroth, sin aliados. Por eso Zaela libera en secreto a los prisioneros, negociando con ellos la inclusión de los Faucedraco en la Horda si Mor’Ghor caía. La Horda hizo que Mor’Ghor cayera y Zaela fue proclamada su sucesora, bajo las órdenes de Garrosh. En el asedio de Orgrimmar, Garrosh se rodea de sus más fieles, Zaela estaba con él, le encarga defender la zona de la playa, donde hay cadáveres Trols, unos agentes del IV:7 escuchan que ella desea que Garrosh aplaste a los rebeldes, por lo que la toman como enemiga, monta un Protodraco subyugado con la cadena del demonio, cuando este cae derribado ella cae con él aunque al no encontrarse su cadáver, se cree que ha sobrevivido.

Zuluhed (Faucedraco): Fue un Orco chamán, del clan Faucedraco, fiel a Puñonegro cuando era jefe de guerra. Durante la segunda Guerra, Zuhuled tuvo una visión sobre un poderoso artefacto dentro de las montañas Crestagrana, pide permiso a Orgrimm y este se lo concede, por lo que consigue el artefacto, pero no sabía usarlo. Da el artefacto a Nekros, ex brujo, y con su poder logró capturar a Alexstrasza y subyugar al vuelo rojo para el beneficio de la Horda. Se va a Draenor por lo que no presencia la liberación de Alexstrasza y allí muere.

Varok ColmilloSauro (Rocanegra): Es un legendario guerrero Orco que fue comandante del ejército combinado Alianza-Horda en Ahn’Qiraj, en Kalimdor y que después, pasó a dirigir la Guardia Kor’Kron contra la plaga, en Rasganorte. Sirvió a la Horda desde que bebió la sangre de demonio junto a Grommash. Las acciones hechas bajo la sed de sangre le persiguieron siempre, dejándole traumas y secuelas como no volver a comer cerdo, pues los gritos de los cerdos en el matadero, le recordaban a los de los niños Draenei. Nunca ha huído de un combate, pero siempre que esté en su mano evitarlo o ser él quien comience, lo evitará. En la caída del rey exánime, comanda el martillo de Orgrim en la batalla naval y una vez su hijo es derrotado, reclama su cuerpo. En Mists of Pandaria también lucha con Vol’Jin para derrocar a Garrosh.

Eitrigg (Rocanegra): Es un Orco del clan Roca Negra, sirve con valor en la Primera y Segunda Guerra, donde conoció a Tirion Vadín, con quien siempre ha tenido un gran respeto mútuo y más tarde su relación cristalizó en Amistad. En la caída del Rey Exánime, fue a la campaña de Rasganorte por petición de Tirion Vadín, pidiéndole a Thrall que lo enviara ya que “Le vendría bien un buen Orco a su lado”. En Cataclysm, antes de que Garrosh pase a ser Jefe de Guerra, Thrall le dice que use a Eitrigg como consejero en su ausencia. En Mists of Pandaria apoyó a Vol’Jin en la revuelta creada por el Trol para derrocar a Garrosh, siendo uno de los primeros en ser reclutado, luchando de parte de la Alianza en el Asedio de Orgrimmar.

Abuela Geyha (Lobo Gélido): Es la fundadora y líder espiritual de los Mag’Har, por tanto su piel es de color marrón, es una Chamana afiliada al Lobo Gélido, debido a que su cónyuge es Garad y ambos fueron los padres de Durotan, por lo que es la abuela de Thrall. Está viva actualmente aunque en un estado malo de salud, se encuentra en Garadar, Nagrand.

Broxigar el rojo (Rocanegra): Fue un Veterano de guerra, llamado comúnmente “Brox” luchó en la guerra de los Ancestros y fue el primer orco en pisar Azeroth en la línea temporal alterada. Fue prisionero durante un tiempo de los Kal’Dorei pero Tyrande era amable con él y le liberó. Más tarde, en la batalla del pozo de la Eternidad, cruzó un portal bajándose de un Dragón y entró en un mundo desconocido, donde habitaba la Legión Ardiente, mató a cientos de demonios para así llamar la atención de Sargeras y darles tiempo a sus aliados, Sargeras acabó con su vida, pero Broxigar consiguió herirle con su hacha mágica hecha por Malfurion en una pierna, siendo el primer mortal en herir a Sargeras y cubriéndose de gloria por tan heróico sacrificio.

Gordul (Mano Destrozada): Es el líder del grupo de la Organización Mano Destrozada para los asesinos de toda la horda y es el Jefe del clan Mano Destrozada, frecuenta en Orgrimmar y allí instruye a la mayoría de estos pícaros. Es de color verde por lo que se unió a la Horda de Thrall en vez de seguir a Kargath.

Garad (Lobo Gélido): Antiguo líder del clan Lobo Gélido y padre de Durotan, en tiempos anteriores a las manipulaciones de Kil’Jaeden, por tanto, antes de que eso ocurriera, Garad perdió la vida en un encontronazo con Ogros, en el que mató a un Gronn y murió en el acto junto a uno de sus hijos y su otro hijo, Durotan toma el mando del clan. En su honor se fundó Garadar, un poblado Mag’har de Nagrand.

Aggra (Lobo Gélido): Es la mentora de Thrall como chamán cuando este viaja a Terrallende, tuvo un papel muy importante en Cataclysm comenzando con la instrucción de Thrall y luego ayudándole a la curación de la Vorágine y participando en la Hora del Crepúsculo. Más tarde se casa con Go’el (Thrall) y da a luz al hijo, llamado Durak, por este niño, ella no puede acompañar a Thrall a Orgrimmar y se queda cuidando al bebé, además en Warlords of Draenor vuelve a quedarse encinta de otro bebé cuando Durak ha nacido.

Drek’thar (Lobo Gélido): En Desarrollo


Garona semiorco (Sin clan): Es una Semi-orca semi-draenei, aunque parece semi-humana. Su dedicación es el asesinato y el espionaje, fue emisaria de la Horda y la asesina de Llane Wrynn, tiempo después se unió a su hijo y otros miembros del Nuevo Consejo de Tirisfal, para hacer frente al Martillo Crepuscular. Su nacimiento fue ideado por Gul’Dan, que unió a uno de sus soldados con la hermana de Maraad, de ahí nacería Garona. Estuvo controlada por Gul’Dan, luchó contra Medivh y tiempo después asesinó al rey Llane Wrynn, en presencia de su hijo Varian, quien la vió con lágrimas en los ojos y le lelnó de dudas.

Legionario Nazgrim (Grito de Guerra): Nazgrim es un Orco que luchó en la Guerra contra el Rey Exánime, destinado al Bastión de la Conquista mantuvo su rango y continuó sirviendo a Garrosh al finalizar, pero tras la campaña es ascendido a Legionario y en Cataclysm luchó en Vash’Jir y en el Trono de las Mareas, donde gracias a su plan acabaron con Lady Naz’Jar. En Mists of Pandaria es ascendido a General, comunica las victorias de Tol Barad y Tanaris, así como la existencia de una isla extraña envuelta en Niebla. Fue uno de los primeros en entrar en contacto con Pandarens. En el asedio de Orgrimmar decide seguir a Garrosh y defiende la ciudad con todas sus fuerzas, llevandole su lealtad hacia la Horda a ser la última línea defensiva de Garrosh contra los rebeldes hasta que exhaló su último aliento.

Malkorok (Rocanegra): Es uno de los Orcos más fieles de Garrosh tanto en Mists of Pandaria como en el Asedio de Orgrimmar, en el continente Pandaren, hace varias cosas importantes y destacables, la primera de ella es trabajar junto a los Kor’Kron, aunque también en alguna ocasión actúa como una especie de mercenario, exigiendo una paga y firmando contratos, aún así, su lealtad a Garrosh es inquebrantable, le acompaña a robar la Campana Divina, cosa que Garrosh finalmente consigue. En el asedio de Orgrimmar, Malkorok Rocanegra es el lugarteniente de Garrosh, tan fiel a su Jefe de Guerra y tan dispuesto cuando Garrosh pide voluntarios, que fue el primero en acudir a la llamada de Grito Infernal para que le fuera inyectado el poder de Y’shaarj. Tras la muerte de Nazgrim él se encarga de la línea de defensa de Garrosh, pero es inútil y también muere.

Dranosh Colmillosauro (Rocanegra): Es el hijo de Varok Colmillosauro, llamado Colmillosauro el joven, se parece mucho a su tío y a su padre, un implacable guerrero en la batalla hasta el final. Su nombre significa “Corazón de Draenor”. En “The burning Crussade” Escapó de una muerte segura en el Puesto Primasol, donde un grupo de Orcos buscaba venganza, sale malherido pero sobrevive. Después en WOTLK, su padre Varok le nombra jefe de la Vanguardia Kor’Kron, en la puerta de Cólera carga contra el Rey Exánime y muere, perdiendo su alma. Es levantado como Libramorte Colmillosauro y cae tras la batalla naval, su padre recoge su cuerpo para darle un digno entierro.

Krom’Gar (Grito de Guerra): Es el líder de las fuerzas de la Horda en Sierra Espolón, nombrado por Garrosh, quien confió en él. El general Krom’Gar supervisó la entrega de la bomba en Espolón y quería expulsar a la Alianza de Kalimdor sin importarle el precio. Es el responsable de la muerte de la familia de Caminarrisco. Por todo esto y por traer una victoria vergonzosa y mucha deshonra a la Horda en esa campaña y en general, Garrosh decidió acabar con él, tirándolo desde un precipicio y “despidiéndole”.

Jorin Mortojo (Foso Sangrante): Es el hijo de Kilrogg Mortojo, en la actualidad forma parte de los Mag’har, un grupo de orcos de piel marrón que viven en Garadar. Se desconoce como consiguió evitar esa corrupción demoníaca, aunque hay quien dice que fue afectado por la peste roja. Se cree también que Jorin sucedió a su padre como Jefe del Clan Foso Sangrante, ahora bajo la protección de los Mag’har. Carece de uno de sus ojos igual que su padre.

– En Desarrollo, faltan algunos líderes por añadir.

26. Territorios en Azeroth

En Desarrollo.

27. Territorios en Terrallende

En Desarrollo.

28. Territorios en Draenor

En Desarrollo.

30. Enemigos

Los Ogros:Fueron sus mayores enemigos durante siglos junto a sus amos, los Gronn y eran difíciles de cazar pero luchaban contra ellos… Luego derrocaron a sus amos los Gronn y ellos se unieron a la Horda a cambio de luchar y ayudarles contra los Draeneis. Se aliaron con un antiguo enemigo solo porque les dijeron que su nuevo enemigo era peor, pero no eran más que falacias. Los Quebrantarocas pertenecen a la Horda actualmente.

Los Draenei:Solo se veían una vez al año para comerciar y no se llevaban mal, Orgrimm y Durotan fueron los primeros que conocieron a estas criaturas y se llevaban bien con ellos, pero después una vez manipulados por Kil’jaeden y los demonios pensaban que eran malvados y tuvieron que enfrentarse a ellos… Algunos de los que siguen a Thrall saben que no son tan malos y algunos se redimieron, otros siguen pensando que son malvados al igual que los demonios o los relacionan con estas criaturas.

La Alianza en general:Odian a toda la Alianza por su trato hacia ellos incluso cuando estaban corruptos algunos de ellos e incluso cuando algunos de ellos no les hicieron nada… a los humanos les llaman pieles rosas y posiblemente los odian tanto o más que a los Draeneis y al mismo tiempo a los pieles púrpuras o pieles moradas, que son los Kaldoreis los odian a muerte porque luchan durante muchos años por la madera del territorio.

Otros enemigos: Los demonios, la plaga, el Martillo crepuscular, hay infinidad de enemigos para los Orcos en general.

31. Relaciones con otras Razas

Con la mayoría de las razas había buena relación cuando estaba Thrall, cuando subió Garrosh al trono sucedió algo que llamó mucho la atención de las razas, aunque se solucionó. Cairne retó a Garrosh porque pensaba que él fue el responsable de la muerte de taurens y elfos en una relación diplomática, pero en realidad fue el Martillo Crepuscular engañándolos, en dicha batalla Garrosh fue engañado por Magatha y envenenó su arma por lo que Cairne murió y luego los Totem Siniestro conquistaron Cima del Trueno; Baine culpaba a Garrosh pero tras Devastación, el libro se da cuenta que él no fue así que sigue fiel a la Horda.
Vol’jin por ser muy seguidor de Thrall duda de Garrosh porque no le ayuda en la reconquista de las Islas del Eco y por problemas como lo de Cairne, pero Thrall habló con él y le dio la explicación así que Vol’jin lo acepta y hasta Mists Of Pandaria que es cuando Garrosh se vuelve malo y corrupto no se vuelve su enemigo, por lo que hasta entonces la Horda sigue unida.
Con los Goblins aunque los Orcos consideran inferiores a los Goblins y debiluchos, los usan para la mano de obra, Gazlowe fue quien reformó Orgrimmar entera en Cataclysm.
Con los Sin’doreis no se llevan perfectamente pero les son fieles y les convienen así que permanecen con la Alianza.
Con los Renegados no se llevan perfectamente, no confían en ellos y además odian la nigromancia y la demología por lo que Garrosh le cuenta las tropas a Sylvanas con supervisores para que no levante más de la cuenta, Sylvanas lo hace a escondidas pero da la cara de que todo está bien y eso tranquiliza a Garrosh.
Con los Ogros Quebrantarrocas se ayudan ya que entraron a la Horda cuando luchaban contra los Draeneis y mataron a sus líderes, los Gronns que los esclavizaban y ellos aceptaron a cambio de luchar.

En MoP la cosa cambia ya que Garrosh vela por los Orcos y no por la Horda en general y hay problema, pero hasta Cataclysm siguen todos unidos.

32. Leyes y el Código del Honor de la Horda

Aunque no hay nada oficial escrito para comprenderlo por completo, si que hay muchas aclaraciones, así que según los libros, Warcraft, WoW y nuestras creencias hemos creado un código que está en pleno desarrollo y continuidad, por lo que se irá reformando. Es un código de honor con leyes y castigos para toda la Horda, al menos en territorio de Orgrimmar u Orco.
https://www.leyendasdenordrassil.es/showthread.php/5700-El-c%C3%B3digo-del-Honor-de-la-Horda
Avatar
Administrador
Level 10
Forum Posts: 746
MyCred MyCred SdN 3
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
5
septiembre 21, 2014 - 12:02 am
sp_Permalink sp_Print
0
sp_QuotePost

33. HISTORIA:


Los orcos de Draenor vivieron pacíficamente en una sociedad chamanística, vagando en tribus por los prados de Nagrand en su mundo polvoriento de Draenor, durante más de 5000 años. Convivieron con los Ogros y los Draenei hasta que Ner’zhul un chamán respetado, debido a su ambición por el poder, pactó con el Señor de los Demonios Kil’Jaeden, llamado “El más bello”. A cambio de su servicio a la Legión Ardiente, él y todos los orcos recibieron la energía necesaria para conquistar nuevas y extensas tierras. Para obtenerla, los orcos bebieron la sangre del poderoso Señor del Foso Mannoroth el Destructor, lo que les condenó a la maldición de la sed de sangre con la que los demonios los esclavizaron, obligándolos a destruir a los Draenei.

Fue entonces cuando Ner’zhul rehusó a seguir obedeciendo a la Legión y fue sustituido por Gul’dan al frente de la Horda orca. Durante los años siguientes muchas razas fueron masacradas por los orcos que acabaron peleando entre sí al no encontrar ya un enemigo a su altura.

Kil’Jaeden llevó a Gul’dan al Vacío Abisal y le enseñó los oscuros caminos de la nigromancia con los que fundó el Consejo de la Sombra con el que controló a los orcos a través de Puñonegro. El Consejo de la Sombra pacificó a los clanes con la promesa de tierras nuevas que conquistar en los mundos con excepción de Draenor. Gul’dan y sus brujos comenzaron a sondear el éter, desesperadamente buscando mundos nuevos al alcance de la mano para que la Horda los conquistase antes de que la sed de sangre de los clanes estallara más allá de su control.

Una noche, una entidad extremadamente poderosa contactó con los pensamientos de muchos brujos orcos. Se trataba de Medivh, un hechicero humano de un lejano mundo llamado Azeroth. Medivh les mostró imágenes y el Consejo de la Sombra decidió pactar con él una forma de llevar a los orcos allí. Al cabo de poco tiempo, Medivh abrió una grieta interdimensional que conectaba los dos mundos bajo una estructura llamada el Portal Oscuro por el que los orcos penetraron en Azeroth.

Liderados por Cho’gall y Kilrogg Mortojo, los clanes Martillo Crepuscular y Foso Sangrante atacaron a los humanos del reino de Azeroth cayendo derrotados de manera humillante. Ambos jefes culparon el desastre en el otro, y la Horda se dividió en dos facciones. El consejo de la sombra procuró reunir a la Horda, pero no podría actuar directamente, así que eligieron nuevamente a Puñonegro el Destructor para que bajo el título de Jefe de Guerra la Horda, reuniera a todos los clanes dísculos.

Bajo el puño de hierro de Puñonegro, la orden fue restaurada. Mientras esto acontecía, un Medivh más poderoso pero menos cuerdo contactó nuevamente con Gul’dan, pidiéndole que la Horda destruya el reino de Azeroth. Gul’dan rechazó inicialmente su oferta al no necesitar más de sus servicios. Desesperado porque sus planes fueran llevados a cabo, Medivh tentó a Gul’dan prometiendo revelar la localización de la Tumba de Sargeras, el Señor de la Legión Ardiente.

Y así comenzó la Primera Guerra entre la Horda y los humanos de Azeroth, terminando con la destrucción del reino de Azeroth. Al principio de la guerra, el clan Lobo Gélido, el único clan de los orcos que rechazaron los regalos demoníacos de Kil’jaeden, se exiliaron en Azeroth y las fuerzas de Gul’dan asesinaron a su líder Durotan como advertencia mientras que su hijo fue criado por un noble del reino humano de Lordaeron. Los Lobo Gélido, sin guía, huyeron a las montañas norteñas. Hacia el final de la guerra, una operación conjunta de los humanos acabaron con el traidor Medivh en su torre de Karazhan. Justo antes, Gul’dan viendo el peligro que corría al no saber aún la localización de la Tumba de Sargeras, entró en la mente de Medivh con la esperanza de averiguar su emplazamiento pero a la muerte del mago humano, Gul’dan quedó atrapado en su mente y cayó en coma.
Los orcos se muestran triunfantes tras la batalla
Cuando se despertó, Gul’dan observó que el poder de la Horda había cambiado de manos. Puñonegro el Destructor había sido derrocado por Orgrim Martillo Maldito de que él hubiera descubierto el papel de Puñonegro en la muerte de Durotan. Martillo Maldito no era tan fácil de manipular como Puñonegro había sido, y descubrió rápidamente la presencia del Consejo de la Sombra y de su relación con los demonios de la Legión Ardiente. Tras eliminar completamente al consejo por alta traición, solo Gul’dan sobrevivió tras jurar lealtad a Martillo Maldito, prometiendo proporcionar un ejército extenso de jinetes muertos levantados con sus poderes nigrománticos para que Horda hiciera frente a la poderosa Hermandad del Caballo con la que contaban los humanos. Tomó a los miembros del clan Cazatormentas y comenzó el proceso de re-animar los cadáveres de caballeros caídos con los espíritus de los miembros del consejo de la sombra que habían sido asesinados por Martillo Maldito. Tan solo tras probar con humanos fue cuando Gul’dan tuvo éxito y se crearon los primeros caballeros de la muerte.

Esto, junto a otros avances como la captura de Alexstrasza, la reina del Vuelo Rojo, dieron a la Horda bastante poder para avanzar hacia el norte, a pesar de la oposición de la Alianza formada por todas las naciones humanas (Lordaeron, Stromgarde, Kul Tiras, Gilneas, Alterac y las fuerzas mágicas de Dalaran) ayudados por los elfos de Quel’Thalas y por los enanos y gnomos de Khaz Modan. La traición de Alterac a la Alianza pareció ser el empujón definitivo para la victoria de los orcos sin embargo la Horda también sufrió una traición desde sus propias filas que a la larga fue definitiva para el conflicto.

Con la victoria a la vista, Gul’dan convenció Cho’gall de que conocía la localización de la tumba de Sargeras. Junto a sus respectivos clanes, abandonaron sus posiciones y fueron en busca de las energías del demonio para sus propios intereses. Esta merma de efectivos provocó que la Horda perdiese un tercio de su presencia en Lordaeron donde los orcos cayeron estrepitosamente ante los humanos. Martillo Maldito, furioso ante tan inoportuna insubordinación, envió a parte de sus efectivos a dar buena cuenta de los clanes desertores y sus líderes. Esto permitió que las fuerzas de la Alianza machacaran a la Horda cuando esta se encontraba dividida. La Segunda Guerra acabó con la destrucción del Portal Oscuro. A la hora de hacer recuento, muchos nobles de Lordaeron quisieron hacer pagar a los orcos con su vida por el daño que habían causado. El Rey Terenas prefirió no hacerles caso y optó por hacinarlos en campos de internamiento con las esperanzas de que algún día cesase su sed de sangre. Allí, sin la fuente demoníaca de los demonios de la Legión, los orcos languidecieron y entraron en un estado de letargo.

Varios años después de la segunda guerra, Thrall, el hijo de Durotan que había sido adoptado por Adaelas Blackmoore, escapó de su castillo y se dirigió a encontrar el resto de su gente. En sus recorridos encontró a Grommash Grito Infernal, que junto con su clan Grito de Guerra había estado oculto esperando la ocasión para la re-conquista. Thrall entabló una amistad con Grom, y con Orgrim Martillo Maldito, al que encontró vagando por las montañas de Alterac viviendo como un ermitaño. Martillo Maldito le enseñó sus orígenes, su idioma, a qué clan pertenecía y la traición que maquinó el consejo de la sombra para asesinar a su padre. Inmediatamente Thrall
pasó un tiempo con los Lobo Gélido con quienes aprendió los caminos del chamanismo, recibiendo la noble herencia noble de los orcos antes de ser corrompidos por los demonios. Thrall juró liberar a su gente de todas las cadenas que los limitaban, y junto con Grom y Martillo Maldito, atacaron las defensas humanas de los campos de la internamiento para liberar los orcos prisioneros. Thrall les prometió a los aletargados orcos que su destino no era perecer en esos campos y que todos los clanes debían unirse de nuevo para volver a fundar la Horda. Durante el ataque final al Castillo de Durnholde, Martillo Maldito murió y Thrall lo sustituyó como Jefe de Guerra. Como Inicionaje, Thrall heredó la armadura y el martillo de Martillo Maldito así como uno de los campos de internamiento fue bautizado como Caída de Martillo en su honor.

Thrall sabía que las naciones humanas no dejarían que la nueva Horda se reagrupara tan fácilmente. Afortunadamente para él, un profeta apareció bajo la forma de un cuervo, Medivh; que le aconsejó viajar hacia el este hacia las lejanas tierras de Kalimdor. Sin una alternativa mejor, Thrall capturó algunas naves humanas y partió hacia la tierra nueva,junto a todos sus orcos de Lordaeron. Durante el viaje, los orcos ayudaron a una tribu de trol a escapar de su isla que se hundía. La Tribu Lanza Negra agradecidos, juraron lealtad a Thrall y a la nueva Horda. Cuando llegaron a Kalimdor, conocieron a Cairne el líder de los tauren, una raza que huía de los centauros que los habían expulsado de su hogar. A cambio de ayuda y protección, los tauren les indicaron donde encontrar al Oráculo. Mientras Thrall se encaminó hacia una reunión donde se encontraría con Medivh, Jaina, Malfurion y Tyrande los orcos de Grom cayeron en una nueva maldición de sangre al beber de una fuente demoníaca en Vallefresno. Cuando Thrall regresó tuvo que luchar contra ellos y contra Grom al que con la ayuda de sus nuevos aliados, consiguió devolver a su estado normal. Juntos se encaminaron a la guarida de Mannoroth, responsable de la corrupción de los orcos, de quien dieron buena cuenta aunque a costa de la vida de Grom.

Tras la victoria en Batalla del Monte Hyjal contra la Legión Ardiente, Thrall fundó una nueva patria en Kalimdor a la que llamó Durotar en honor de su padre y donde estableció Orgrimmar su capital en honor de Orgrim Martillo Maldito. Con la ayuda de los tauren, y los supervivientes de Lordaeron bajo el mando de Jaina, la ciudad se construyó rápidamente. Sin embargo, el padre de Jaina, el Almirante Daelin Proudmoore, llegó a Kalimdor y lanzó un ataque sobre la nueva nación orca. Durante el asalto inicial, los trol Lanza Negra perdieron su nuevo hogar en las Islas del Eco y gracias a la ayuda de Rexxar, un Mok’Nathal que se encontraba por los alrededores, pudieron pedir asilo junto a los orcos en Orgrimmar donde su líder, Vol’jin renovó su promesa de lealtad eterna a la Horda.

Thrall, no sabiendo qué humanos los habían atacado, sospechó inicialmente de las fuerzas de Jaina, pero su lealtad quedó fuera de toda duda cuando ayudaron a los orcos a destruir las fuerzas invasoras del Almirante Valiente en un asalto a Theramore donde el padre de Jaina perdió la vida a manos de Rexxar. Desafortunadamente, esto echó a perder las buenas relaciones que se habían establecido entre los humanos de Theramore y Durotar.

34. La creación de la Horda y el Consejo de las Sombras:


Gul’dan habló con Puñonegro y le nombró Jefe de Guerra de la Horda que sería la unión de todos los clanes para la guerra, además él junto a Gul’dan estarían en el Consejo de las Sombras con más gente, el cual no conocerían y en secreto sería quien lidere a la Horda desde la cúspide escondida en las sombras. Le ofreció a Puñonegro pertenecer a ambos y liderar a la Horda y crear además los primeros brujos Rocanegra. Utilizaron a Ner’zhul ya que esto fue al mismo tiempo que bebieron la sangre demoníaca que le doblega la voluntad y los vuelve orcos viles, el primero en beberla fue Grommash… Ner’zhul ahí se dio cuenta de que todo era mentira e informó a Durotan y este a su clan y a Orgrimm, su amigo debido a que ya desconfiaba de todo lo que estaba pasando.
Kil’jaeden y Gul’dan se enteraron así que le quitaron la voluntad a Ner’zhul y como un esclavo más fue quien reunió a todos para dar la noticia de que se uniría la Horda, eso desconcertó a todos ya que fue la primera vez que se reunieron todos los clanes sin ser el Kosh’Harg. Durotan informó a su clan y no bebió de la sangre igual que el resto de Lobo Gélidos que se tuvieron que exiliar una vez cruzaron al otro lado, ya que a diferencia de los Mag’har que estaban aislados y pocos lo sabían, el mundo entero estaba sucumbiendo y la comida se agotaba… ellos se refugiaron en Alterac hasta que muchos años más tarde apareció Thrall, el hijo de Durotan nacido en Durnholde, un campo de internamiento humano y se puso a instruccion de Drek’thar.
Orgrimm no bebió la sangre porque aunque no podía engañar a Puñonegro y le era fiel para no morir… dijo que no era digno de tal honor aun así que evitó beberla.

En ese momento se crearon ambas organizaciones, la Horda y el Circo de las Sombras liderados por Gul’dan y Puñonegro… con el tiempo la Horda se dividió en 3… la Horda de Thrall, la Horda oscura en Rocanegra y la Horda Vil de Kargath.

35. El trato al Jefe de Guerra:


A Thrall no lo tratan como a un Orco cualquiera, no es que le tuvieran mucho respeto… hasta que les salvó, fue el que supo escuchar al Profeta u Oráculo Medivh, el Guardián de Tirisfal y fue a Kalimdor para salvar su mundo, llegó a la tierra que llamó Durotar en honor a su padre y fundó Orgrimmar con la colaboración de Vol’jin, Cairne e incluso Rexxar. Gracias a eso todos los Orcos le respetan, pero nunca fue el mejor Jefe de Guerra ni un Héroe de guerra, aun así nadie le ponía en duda, les querían y aunque solo unos pocos siguen su mandato de ser tan pacíficos y pacientes como Eitrigg, Thrall fue criado por Humanos por lo que no era el mejor Jefe de Guerra, él renunció en Cataclysm y por lo tanto marchó a Nagrand y al Anillo de la tierra, más tarde en la Vorágine e Infralar para restablecer el techo del mundo y salvar Azeroth entero. Pero antes puso a Garrosh como Jefe de Guerra, porque según él es lo que la Horda necesita para unirse, sobre todo era lo que los Orcos necesitaban y no falló. Garrosh fue un buen líder, era un líder Orco, es como realmente debía ser, el problema es que él en MoP o en WoD pensaba solo en los Orcos y no en la Horda entera, pero eso lo convierte en un Orco más y como Jefe de guerra la gente lo aclamaba.

Aunque ahora haya perdido bastante, es raro que los Orcos lo terminen odiando, pueden estar desacuerdo y ponerse contra él, incluso muchos Grito de Guerra de su propio clan porque ha sido corrupto por el Sha y por las acciones que estaba tomando que les estaba afectando, pero es raro que se rebelen contra su jefe, fue un buen jefe de guerra y al menos en Cataclysm todo lo que ha hecho ha sido por el bien de la Horda en general, sobre todo de los Orcos.
Todos aman al Jefe de Guerra y lo siguen hasta la muerte, hasta que llega el motín por algo ocurrido como pasaría con cualquier Rey.
y Warlords of Draenor.

36. Primera Guerra:


Este primer conflicto tuvo lugar tras la llegada de la primera Horda, el conjunto de clanes orcos que habitaban y tenían el control de Draenor, a Azeroth. Este interés de los orcos por Azeroth empezó cuando Sargeras , el Titán, que por aquel entonces controlaba al gran mago Medivh, empieza a enviarle a Gul’dan imágenes a través de este, sobre los grandes recursos y posibilidades que entrañaba este nuevo mundo para ellos, sobre todo la existencia de un nuevo enemigo al que machacar.
Después de la construcción del portal oscuro por parte de Medivh desde un lado y Gul’dan y su Consejo de las Sombras desde otro. Los primeros orcos empezaron a entrar al continente después de su apertura, conquistando fácilmente toda la parte del terreno del pantano de las penas.
Guiados por Puño Negro el cual era manipulado a su antojo por Gul’dan, llegaron rápidamente hasta las puertas del Reino de Azeroth (actual Ventormenta), su incursión hasta la fecha fue brutalmente fácil, pero al intentar entrar en el castillo de Ventormenta, se dieron de bruces contra unas defensas que no esperaban encontrar debido a la poca resistencia encontrada hasta el momento, y pocos orcos sobrevivieron.
La confusión reinaba entre las filas orcas, los clanes empezaron a desconfiar entre ellos culpándose los unos a los otros tras la derrota, así que Gul’dan tuvo que esforzarse en mantener la tranquilidad utilizando a su títere Puño Negro. Durotan, jefe del Clan Lobo Gélido, que estaba exiliado del resto de clanes, acompañado por Draka, su mujer, pidieron audiencia ante Orgrim Martillo Maldito, que además de ser el mejor amigo de Durotan, era el segundo al mando entre los orcos por detrás de Puño Negro, para avisarle de la inminente traición por parte de Gul’dan, y de sus planes con el Consejo de las Sombras. Orgrim promete que parará al brujo. Como venganza los fieles a Gul’dan asesinaron a Durotan y Draka dejando al pequeño Go’el vivo, que años después se convertirá en todo un líder para su pueblo.
A partir de aquí la Horda empezó a atacar todas las villas habitadas por humanos que fueron encontrando: La abadía de Villanorte, Villadorada, Arroyo de la luna, la Gran Aldea (Llamada Villaoscura después de la corrupción producida desde Karazhan) y otros asentamientos de diverso tamaño a lo largo de Elwynn y alrededores.Orgrim Martillo Maldito
Medivh empezó a enviar mensajes a Gul’dan para que visitara la Tumba de Sargeras, pero poco antes del asalto final a Ventormenta sin que el mago le hubiera desvelado la posición exacta de su merecido premio, el brujo se enteró de que un grupo de guerreros habían penetrado en la torre de Medivh con intenciones de acabar con su locura. Sir Anduin Lothar y Khadgar consiguieron poner fin a la posesión de Sargeras en Medivh de la única forma que pudieron, matándolo, pero no pudieron atrapar al espíritu del Titán. Por otra parte, Gul’dan, que en ese momento estaba dentro de la mente del mago, cayó en un profundo coma.
Finalmente los refuerzos de la Horda llegaron a través del portal y esta vez sí que penetraron en el castillo de Ventormenta, arrastrando todo a su paso. Fue en esa incursión en la que la asesina medio-orco medio-draenei Garona, fue obligada a través de su vínculo con el consejo de las sombras a poner fin a la vida del hasta entonces Rey Llane, habiendo sido su amigo cumplió la orden con lágrimas en los ojos.
Orgrim Martillo Maldito al ver la despiadada sed de sangre de Puño Negro el Destructor decidió no ser un títere de Gul’dan como él, aprovechó que el brujo seguía en coma tras lo ocurrido, asesinó a Puño Negro y lo sustituyó como jefe de guerra. Más tarde torturó a la asesina Garona hasta dar con el paradero del consejo de las sombras y acabó con él.
La caída de Ventormenta establece el final de la Primera Guerra, los pocos supervivientes del reino humano, como Lothar o un jovencísimo Varian Wrynn, pusieron rumbo por mar al norte, a Lordaeron, tras jurar que algún día recuperarían sus tierras. Los orcos por su parte continuaron su ferviente avance por el interior del continente en dirección norte, causando que humanos y orcos vuelvan a verse las caras en un futuro próximo.

37. El Lejano Alterac:


Las Montañas de Alterac son el refugio del Clan Lobo Gélido. Fue el hogar que su líder Durotan escogió para esconderse cuando el malvado Gul’dan les expulsó de la Horda. Sin embargo, las Montañas de Alterac se encontraban muy lejos.
Lobo Gélido La historia narra que el exilio al que fue sometido el clan fue poco después de que la Horda entrara en Azeroth, así que hay que clasificarla dentro de la Primera Guerra y, más concretamente, en sus inicios. Por aquellos tiempos, los orcos apenas alcanzaban a ver más allá de Ventormenta. No obstante, Durotan les guió en una larga travesía hasta Lordaeron.
Las Montañas de Alterac se encuentran en pleno corazón de Lordaeron, rodeadas por los reinos humanos de Lordaeron y Dalaran. Para llegar hasta ahí había que atravesar las tierras de los enanos y de Stromgarde. Por si fuera poco, en el mismo Alterac existía un reino humano. Pero, sorprendentemente, nadie se dio cuenta de su presencia. La raza de los orcos fue desconocida por los humanos del norte hasta la llegada de Anduin Lothar, finalizada ya la Primera Guerra.
Es bastante impresionante que pudieran llegar tan lejos y que necesitaran hacerlo, pudiendo asentarse en otros lugares más cercanos sin cruzar el Puente Thandol. Más impresionante todavía que consiguieran evitar ser vistos en su travesía o en el mismo Alterac en dónde se asentaron. Incluso cuando las fuerzas de Orgrim Martillo Maldito cruzan las montañas en su camino a Lordaeron Capital ignoran la presencia de hermanos orcos.
Lo más lógico sería pensar que los Lobo Gélido viajaron durante mucho tiempo y, después de la Segunda Guerra, se escondieron en Alterac. En ese tiempo los humanos estaban a la caza de los orcos para ponerlos en Campos de Internamiento y los orcos no podían ofrecer una resistencia eficiente; por lo tanto, la actuación de los clanes fue la de esconderse. Desgraciadamente, son teorías.

38. La muerte de Durotan y Draka:


Desde antes de cruzar el Portal Oscuro, incluso desde antes de que la guerra entre Orcos y Draeneis terminara, Durotan ya sabía que Gul’dan no era quien aparentaba ser. Su conocimiento hizo que el brujo no tuviera más opción que mandar a todo el clan Lobo Gélido al exilio. Pero, al nacer Go’el, su hijo, Durotan comprendió que esa vida no era la que deseaba para su gente, para su clan. Había llegado el momento de cambiar las cosas.

Lo que se conoce de esto es que Durotan, acompañado por Draka y su hijo, visitó a Orgrim Martillo Maldito, su viejo amigo, el único con el que podía confiar de verdad. Después de explicarle todo lo que sabía sobre Gul’dan y sus traición, los tres emprendieron el camino de regreso a casa y, antes de llegar a su destino, fueron víctimas de una emboscada preparada por los leales a Gul’dan. Mientras que Durotan y Draka murieron, el pequeño Thrall fue dejado a su suerte. En contra de lo que pensaron los asesinos, fue encontrado por unos humanos y llevado a Durnholde, el centro de los Campos de Internamiento.

Segunda Guerra Siendo así, se crea un problema cronológico que impide ajustar correctamente los sucesos en una fecha exacta. La visita de Durotan a Orgrim pudo haber sido en cualquier momento desde la entrada a Azeroth hasta el final de la Segunda Guerra. Sin embargo, se supone que la revelación hizo que Martillo Maldito iniciara una revolución dentro de la Horda que acabó configurándole como el nuevo Jefe de Guerra. Así pues, esto sería fácil y los sucesos ocurren durante la Primera Guerra.

No obstante, las cosas no son tan fáciles. Hay que recordar un pequeño detalle citado anteriormente: Thrall es encontrado al lado de los cadáveres de sus padres y traído a Durnholde. Los Campos de Internamiento no fueron creados hasta después de la Segunda Guerra. En un artículo previo (La Segunda Guerra), se mencionaba que pasan 6 años entre ambas guerras, pero Thrall todavía era un bebé. Durotan debería haber muerto después de la derrota de la Horda, pero para entonces Gul’dan ya no existía.

Las únicas explicaciones posibles son dos:
La primera es que Durotan muere en los sucesos de la Primera Guerra. Lo extraño es que Durnholde se encuentra en Trabalomas, mientras que Orgrim se encontraría en Crestagrana, como mucho Roca Negra. La distancia es muy grande. Los asesinos no deberían haber esperado tanto (vamos, que un poco más y llegan a Alterac donde ya no podrían matarlos). Pero eso es casi imposible por dos motivos:

Resucitando el problema que se habló en primer lugar: el lejano Alterac, nadie había visto un orco en las tierras más norteñas (ni siquiera los Enanos) hasta que Ventormenta cae y sus supervivientes llegan y les informan de lo sucedido. Por el contrario, Lodonegro no parecía para nada sorprendido al ver a Thrall. Sí que le pareció extraño encontrarse un bebé orco, pero conocía bien qué era y cuál era su lugar en el mundo: Campo de Internamiento. Ese es el segundo problema, que nuevamente nos trae a la Segunda Guerra.

La segunda es que, después de advertir a Orgrim, tardó 6 ó 7 años en llegar a Trabalomas. Allí, los hombres de Gul’dan le mataron. En esos años en que el señor de los Lobo Gélido tardó para regresar, tuvo lugar la Segunda Guerra, que llegó a su fin y se crearon los Campos de Internamiento. La verdad es que es la opción menos probable de todas, aunque hay que reconocer que resolvería todos los problemas.

En resumen, hay un problema cronológico que impide saber el momento exacto de la muerte de los padres de Thrall. Es imposible que murieran en la Primera Guerra, pero también es tan imposible que lo hicieran en la Segunda. Lo único que podemos alcanzar a asegurar es que perdieron la vida, sin que se pueda precisar más.

39. La Segunda Guerra:


Aunque no se sepa con detalle que es lo que pasó entre los años que transcurrieron entre la primera y la segunda guerra, si que sabemos que al empezar podemos observar como las dos facciones que hoy en día conocemos como Alianza y Horda empezaron a formarse, no como las conocemos hoy en día, pero sí en parte.
Con la llegada de los supervivientes de Ventormenta a Lordaeron, y con ellos las noticias del peligro que suponían los orcos, el Rey Terenas Menethil II reunió los delegados a las naciones cercanas y les habló del problema que se avecinaba. La mayoría de naciones humanas aceptaron unirse sin demasiada emoción a esta nueva alianza, salvo el reino de Gilneas, liderado por Genn Cringris, y el reino de Alterac, liderado por Lord Aiden Perenolde, aunque también aceptaron, originalmente se negaron, los gilneanos alegaron que eran lo suficientemente fuertes como para defenderse ellos mismos, la gente de Alterac por su parte tenia miedo de los orcos.
Durante el desarrollo de la guerra la Alianza de Lordaeron también consiguió el apoyo de los enanos Barbabronze de Forjaz, los Martillo Salvaje de Pico Nidal, los gnomos de Gnomeregan y por último los elfos de Quel’thalas, que aunque en principio decidieron mantenerse al margen, finalmente accedieron a formar parte de ésta, dando lugar a la Alianza de Lordaeron.
La Horda por su parte no se quedó quieta. Con Orgrim Martillo Maldito al mando y Gul’dan en coma, la Horda empezó a reforzarse poco a poco con nuevas legiones de orcos y ogros que entraban a través del portal oscuro, además de la unión con los trolls del bosque. Más tarde y tras ver el potencial de la Horda, grupos de goblin pertenecientes al cártel Bonvapor se aliaron con ellos pues veían posibilidad de riquezas, consiguiendo así que parte del vuelo rojo se viera forzado a ayudarles, pues con la manipulación del Alma del Demonio, podían controlar incluso a su Reina Alextrasza .
Por otro lado y pasado bastante tiempo Gul’dan despertó de su letargo, tras ver sus alianzas rotas o mermadas, decidió “jurar” lealtad a Orgrim, prometiendole que crearía un ejército de guerreros únicamente fieles a él. Utilizando su magia negra e introduciendo los espíritus de los miembros del concilio de las sombras en los cuerpos de los guerreros caídos de Ventormenta dio lugar a los primeros Caballeros de la Muerte.
Mapa de Reinos del Este Con las recientes alianzas formadas por ambos bandos y transcurridos 6 años desde la caída de Ventormenta, la Horda dividió su avance en dos frentes, uno por tierra hacia Khaz Modan, tierra de enanos, y otro por mar conquistando parte de las islas de Zul’dare, Tol Barad y Catacresta. Gracias a estas conquistas marítimas consiguieron expandirse fácilmente por los alrededores de Lordaeron, ocupando zonas desde los Humedales hasta Costasur, asentamiento que no dudaron en asaltar junto con Molino Tarren, en el cual rescataron a Zul’jin y algunos de sus guerreros, el troll en deuda con los orcos pacto su apoyo a la horda a cambio de ocupar el bosque de la Canción Eterna en disputa con los elfos.
La traición de Perenolde a la Alianza les fue de gran ayuda a la Horda, pese haberse unido a la Alianza, el líder de Alterac decidio negociar con Orgrim, no queria luchar contra los orcos, así que les facilitó la estrategia al recibir mapas detallados e información que pudieron emplear, así como les indico pasos que no estarían vigilados para llegar hasta el reino de Lordaeron con suma facilidad.
Desde el otro flanco de ataque la Horda empezó a ascender por Khaz Modan, desde la montaña Roca Negra hasta Loch Modan, lugar donde las fuerzas de enanos y gnomos tuvieron que retirarse hasta la ciudad de Forjaz donde aguantaron intentos de asedio prácticamente sin apoyo del resto, los pocos recursos que llegaban eran por medio aéreo y eran escasos. Al ver que no podían con la ciudad de los enanos la Horda prosiguió hacia el norte de Loch Modan, invadiendo Dun Algaz, Grim Batol y Dun Modr convirtiéndolos en sus asentamientos. Desde Grim Batol fue donde se subyugó a parte del vuelo rojo.
Siguiendo su ascenso hasta Quel’thalas, la Horda se desvió por los acantilados y no fue vista. Liderada por Orgrim y Gul’dan, empezaron a atacar desde el bosque de la Canción Eterna. Los elfos aguantaron hasta que el brujo se dio cuenta de que las piedras rúnicas esparcidas por el bosque protegían e impedían el uso de la magia, así que no dudo en modificar uno dotando a sus tropas de magia. Los elfos empezaban a perder terreno, pero finalmente las tropas aliadas llegaron y empezaron a expulsar a la Horda. Finalmente, los elfos aceptaron formar parte de la Alianza. Las tropas de Lordaeron junto con los elfos de Quel’thalas consiguieron finalmente hacer retroceder totalmente a la Horda de sus bosques, llegando hasta las laderas de Trabalomas.
A partir de esta primera victoria la Alianza fue recuperando poco a poco el terreno que habia perdido, hizo retroceder a la Horda hasta el puente Thandol y reconquistó la isla de Tol Barad. Turalyon se separó momentáneamente de las tropas principales junto con un destacamento con la intención de expulsar a los orcos que se encontraban en las tierras del interior, gracias ha esta ayuda los enanos Martillo Salvaje se unieron a la Alianza. Con el problema de las tierras del interior controlado y con el poder de Tol Barad, empezaron a centrarse un poco en tener un apoyo marítimo más sólido, fueron capaces de cruzar el puente Thandol y hacerse de nuevo con el control de Dun Modr y llegar hasta el paso de Dun Algaz gracias a este apoyo. Grim Batol permaneció controlado por la Horda que continuaban manipulando al vuelo rojo desde su interior, el resto de la Horda que no se encontraba en Grim Batol se vio obligada a retroceder de nuevo hacia Khaz Modan. Una de las flotas de Kul Tiras que salía victoriosa de los combates contra la Horda fue destruida por el fuego de orcos montados en dragones, orcos del clan Faucedraco, ahí falleció Derek Valiente, hermano de Jaina.

En este momento la Alianza se centró a través de Uther el Iluminado y su recién formada orden de la Mano de Plata en acabar con los grupos de Horda que quedaban desperdigados por la zona de Lordaeron, fue este el momento en el que la Alianza se dio cuenta de la traición de la nación de Alterac. Dicha traición había facilitado el acceso de la Horda a la ciudad de Lordaeron la cual empezaron a asediar rápidamente. La Alianza apresó al líder del reino de Alterac y defendió la ciudad de Lordaeron, la batalla fue intensa, la Alianza no era capaz de parar a los atacantes. Finalmente, Gul’dan que se encargaba de los refuerzos para esta batalla se llevó al clan Cazatormentas y al Martillo Crepuscular del combate, había encontrado la tumba de Sargeras y la guerra nunca había tenido prioridad para él, solo el poder que la tumba contenía en su interior. Las tropas que quedaron en la batalla cayeron irremediablemente frente a la Alianza cuando los refuerzos llegaron a la ciudad de Lordaeron.
Orgrim decidió retirar parte de sus tropas para perseguir al traidor de Gul’dan y los clanes que los habían traicionado. Gul’dan murió en la tumba a manos de los demonios de su interior y los clanes fueron derrotados a en el exterior, solo algunos sobrevivieron, como Cho’gall. Sin un líder en el frente de batalla la Horda estaba perdida, empezaron a perder terreno de nuevo, los pocos destacamentos cercanos a Lordaeron desaparecieron y la Horda se retiró a la montaña Roca Negra. La Alianza siguió presionando a la Horda, liberaron Khaz Modan de presencia de la Horda, los enanos agradecidos juraron lealtad a la Alianza. Más tarde en uno de los asaltos a la montaña Roca Negra, Sir Anduin Lothar cayó en combate contra Orgrim Martillo Maldito. Turalyon tomó el mando de las tropas aliadas que capturaron al líder orco y consiguieron hacer retroceder aún más a la Horda obligándoles finalmente a cruzar el portal oscuro de vuelta a su mundo.
Con el cierre del portal oscuro a manos de Khadgar se da por concluida la segunda guerra, algunos pequeños grupos de orcos quedaron desperdigados, pero la guerra había resultado en derrota para ellos, la Alianza por su parte intentaba recuperarse de una victoria que no les había salido barata. El portal seguía siendo un problema, pero la próxima vez estarían preparados, decidieron construir una fortificación que sirviera para vigilar el portal, la fortaleza de Nethergarde, en cuya construcción intervinieron numerosas naciones pertenecientes a la Alianza.

40. Azeroth, el hogar de los Orcos:


Ya después de la Segunda Guerra, un buen número de orcos habían establecido su hogar en algún lugar de los Reinos del Este. Los primeros fueron los que componían el clan Lobo Gélido, exiliado tiempo atrás y que se habían establecido en las frías montañas de Alterac sin ser detectados. En las tierras de los Enanos se asentaron aquellos que sobrevivieron al ataque de Grim Batol; hasta el día de hoy, han mantenido una lucha constante contra los Martillo Salvaje. Finalmente, y en el sur del continente, restan los orcos de la montaña Roca Negra, supervivientes de la gran batalla que tuvo lugar contra la Alianza; también es verdad que una parte de este clan vivía mucho más lejos, en Lordaeron.
A ellos hay que sumar otros dos grupos. Primero, todos aquellos que fueron capturados a lo largo del tiempo y encerrados en los Campos de Internamiento. Segundo, la marea de orcos que atraviesa el Portal Oscuro a marchas forzadas, huyendo de la explosión de Draenor. Entre ellos estaba Grommash Grito Infernal y su clan Grito de Guerra, quienes se desplazaron hasta Lordaeron y se escondieron, como los demás.
Azeroth se convirtió para todos ellos un nuevo hogar, tanto si les gustaba como si no, puesto que el Portal Oscuro se había cerrado y nadie conocía el método para abrirlo, sin contar con que no existía entre su raza alguien lo suficientemente poderoso. Los que consiguieron conservar su libertad intentaron llevar una vida lo más tranquila posible, sobre todo sin enfadar mucho a los humanos, puesto que una respuesta militar organizada era una derrota asegurada.
Por supuesto, los Lobo Gélido fueron los primeros en instalarse en Azeroth y podría decirse que Thrall es el primer nacimiento de unos orcos que se consideran parte del planeta. Su principal chamán, Drek’thar, fue el primero entre su raza en regresar al chamanismo; estuvo muy contento que los elementos le respondieran finalmente después de todo lo sucedido. Haciendo uso de sus habilidades, llegó a un acuerdo con el espíritu del Lobo y estos animales se convirtieron en parte esencial de su sociedad.

41. El Señor de los Clanes:


En algún momento entre la el inicio de la Primera Guerra y el final de la Segunda morían los padres de Thrall: Durotan y Draka. Thrall, todavía un bebé, fue dejado con vida por los asesinos, leales a Gul’dan, porque creyeron que sería fácilmente eliminado por las bestias carnívoras de los alrededores. No contaron con que llegaría a sobrevivir.
Los llantos de Thrall llamaron la atención de un grupo de humanos. Se trataba de Aedelas Lodonegro, señor de Durnholde y cabeza de todos los Campos de Internamiento existentes. Rápidamente Aedelas vió una gran oportunidad en ese bebé y prohibió hacerle daño alguno; todo al contrario, fue llevado a Durnholde en dónde recibió un trato especial. Lodonegro esperaba hacer de Thrall un ser excepcional y el comandante de sus fuerzas personales. El orco debía aprender diferentes técnicas de lucha humanas siendo un gladiador, algo que se complementaría con el uso de la enorme fuerza física característica de un orco; pero además, debía pensar como un humano y entender de lógica y estrategia. Thrall es pues, el resultado de la unión de las dos razas opuestas.
Campos de Internamiento Pero Lodonegro era demasiado exigente y su mascota favorita finalmente quiso escapar. Una humana, Taretha, entendió que los monstruos verdaderos eran los humanos, que se comportaban cruelmente con los esclavos. Habiendo conocido a Thrall desde que era un bebé, le ayudó a escapar creando una distracción. También le ofreció un mapa y comida para el viaje.
De esta manera, Thrall emprendió un viaje para conocer a su pueblo. Y será poco tiempo después que encontrará a otros orcos en libertad: miembros del clan Grito de Guerra. Sin embargo, al haber estado toda su vida alejado de cualquier otro miembro de su raza, no conocía la lengua natal de los orcos; al intentar comunicarse con ellos en idioma común, fue considerado un traidor al servicio de los humanos y llevado a la fuerza hasta su base. Lo único que él quería era conocer a Grito Infernal, del que había oído hablar, pero creían que era peligroso y no fue fácil.
Después de negarse a matar fríamente a un niño humano que habían capturado, Grommash apareció justo a tiempo para evitar su ejecución. Le había impresionado la actitud de Thrall y estaba dispuesto a conocerle. En los días venideros, Grommash le explicó la historia de su raza y quiénes debían ser sus familiares. Ambos compartían el deseo de liberar a sus hermanos prisioneros, pero Thrall deseaba con más fuerza encontrarse con su clan, por lo que partió, prometiendo regresar.
Un peón Lobo Gélido lo encontró tumbado en la nieve: había perdido contra el frío y no duraría mucho más. Drek’thar le interrogó personalmente y llegó a la conclusión que se trataba del hijo de su líder, Durotan , quién nunca había regresado. Ganarse el apoyo de los Lobo Gélido no fue fácil y fue puesto a prueba en muchas ocasiones. Pero al final, logró ser aceptado como uno más. Drek’thar fue más allá y le instruyó como chamán: Thrall se convirtió en el primero que aceptaban los elementos desde hacía ya muchos años.
Pasado un tiempo desde su llegada, apareció un extranjero que fue bien recibido. Sus palabras, por el contrario, eran provocativas y le hicieron enfurecer: le retó a un duelo. Después del combate, el nuevo reveló su identidad: Orgrim Martillo Maldito. Había venido buscando a Thrall,por las grandes historias que había escuchado. Quería convertirlo en su oficial en la guerra venidera, así que le puso a prueba. Pocos eran los que podían ganar a Orgrim en un duelo justo, por lo que Thrall se ganó con creces ser la mano derecha del legendario Jefe de Guerra. Los dos, junto con los Lobo Gélido, regresaron a por los Grito de Guerra y una nueva Horda se formó.

42. Fin de los Campos de Internamiento:


Esta Horda no tenía como objetivo destruir a los humanos, sino simplemente echar abajo los Campos de Internamiento y liberar a sus prisioneros. El plan a seguir era siempre el mismo: Thrall se dejaba capturar, como si de un orco salvaje se tratara. Colocado junto al resto, hacía uso de sus habilidades chamánicas para demostrar al resto que los elementos habían regresado del lado de los orcos y que todavía valía la pena luchar; esto creaba una rebelión en el interior de la prisión a la vez que Orgrim y Grommash asaltaban los muros por el exterior.
El plan siempre tuvo éxito. Sin embargo, en la penúltima batalla, Orgrim es herido de muerte por la espalda. En sus últimos momentos entregó su martillo y su armadura al joven Thrall, su segundo al mando, y le promocionó a Jefe de Guerra para que continuara con la campaña. Así, un nuevo Jefe de Guerra se alzó para liderar a los orcos en una nueva era, que empezaba por dejar atrás el pasado.
Thrall La batalla final se libraría en Durnholde, algo lógico si tenemos en cuenta que esta fortaleza era el centro administrativo de todos los Campos de Internamiento. Su caída debía causar el desmoronamiento del sistema de prisiones. Aunque fuera el centro más protegido de todos, todos, tanto los defensores como los atacantes, sabían que la Horda tenía todas las de ganar. Thrall intentó que se rindieran pacíficamente, pues nunca fue de su agrado el hecho de matar a los humanos. Lodonegro, en su locura (y bajo los efectos del alcohol) hizo caso omiso a su oferta. Durnholde no se rendiría.
Y así fue. La fortaleza hubo que ser tomada a la fuerza. Aedelas cayó en combate singular contra el Jefe de Guerra y con él, todos sus planes de conspiración en contra la familia real. La Horda evacuó todos los civiles que no opusieron resistencia fuera de los muros de Durnholde y, cuando ya nadie se encontraba dentro, Thrall llamó a los elementos para que destruyeran completamente la prisión.
Thrall mandó un mensaje a los líderes de la Alianza. Quería terminar con las peleas; a partir de ahora, la Horda buscaría tranquilamente un lugar donde asentarse y dejaría en paz a los humanos. Pero, si éstos se aferraban a la idea de luchar, la Horda estaría preparada para combatirles. Parece que su plan funcionó, y se estableció una tregua. Los orcos se establecieron en algún lugar de Lordaeron hasta que el destino fue a buscarles años más tarde.

43. La Tercera Guerra:


La Horda Orca, liderada por el Jefe de Guerra Thrall, había llegado a Kalimdor con los barcos humanos que había robado tiempo atrás. Durante una tormenta, la flota se había separado, y el grupo de Thrall había quedado atrapado en una isla en mitad del océano. Del mismo modo, un grupo de los refugiados humanos había ido a parar a esa misma isla y los combates empezaron al instante. Los orcos lograron el apoyo de los trolls de la isla, la tribu de los Lanza Negra, liderada por Sen’jin. A mitad de la batalla final, un ejército de múrlocs hace su aparición y captura a humanos, orcos y trolls por igual. En la huida, Sen’jin es asesinado. Los Lanza Negra restantes deciden unirse a la Horda, aunque no todos marchan con Thrall inmediatamente. Vol’jin, el nuevo líder troll, decide permanecer en la isla por más tiempo, antes de seguir a los demás en el continente.
Finalmente, los orcos alcanzan Kalimdor y empiezan a explorar la costa en busca del resto de los navíos que hayan podido alcanzar el continente. El hallazgo de los Tauren y de su Jefe, Cairne Pezuña de Sangre, parece ser obra del destino. El viejo tauren está dispuesto a mostrar al Jefe de Guerra el camino hacia el Oráculo, lugar que se supone debe ser el motivo por el que los orcos están ahí. Por el camino encuentran al clan Grito de Guerra, pero también a un grupo de supervivientes humanos. Dado que Grito Infernal y todo su clan demuestran ser demasiado agresivos, el Jefe de Guerra los manda lejos, al bosque del norte, para que establezcan un campamento base. Mientras, él y el resto irán a encontrarse con el Profeta.
Desgraciadamente, los humanos querían lograr lo mismo e incluso habían llegado antes. Una vez dentro, el Oráculo resulta ser el mismo Profeta; éste, advierte a humanos y orcos de la necesidad de unirse contra un mal mayor, o de lo contrario serán destruidos por separado. Por primera vez en la historia, la Horda trabajará aliada con la Humanidad.
El primer reto de esta nueva alianza es someter al rebelde clan Grito de Guerra. Mannoroth había venido antes que el resto del ejército para reclutar de nuevo a los orcos. Grommash, presionado por un superior Cenarius, había cometido el terrible error de beber la Sangre de Mannoroth una vez más, aunque en esta ocasión lo desconocía. De esta forma, él y todo su clan volvían a servir a la Legión y eran ahora enemigos del resto de la Horda. Incluso había demonios luchando con ellos. Thrall y Jaina lo tuvieron difícil para abrirse camino entre la fortificada base enemiga y procurar no dañar a Grommash. Pero juntos, lo consiguieron y purgaron la corrupción del clan. Limpio, Grommash indicó el lugar en el que se ocultaba Mannoroth y con la ayuda de Thrall le dio muerte, aunque tuvo que sacrificar su vida. Después de eso, los humanos y los orcos siguieron trabajando juntos y se adentraron en los bosques de Vallefresno.

Lo que ambas razas desconocían era que esas tierras pertenecían a los Elfos de la Noche, una raza muy antigua, que no dejaba entrar amistosamente a los extranjeros en sus bosques sagrados. Cenarius ya se había enfrentado al clan Grito de Guerra y había fracasado, pero eso no iba a hacer retroceder a los elfos. Tyrande Susurravientos lanzó una ofensiva contra el campamento de los forasteros momentos antes de que apareciera la Legión Ardiente con sus nuevas mascotas los Muertos Vivientes. De esta manera, los elfos descubrían que sus milenarios enemigos demoníacos habían regresado.
Tyrande sabía que iba a necesitar toda la fuerza de ataque que su raza pudiera proporcionar, así que decidió despertar a todos los druidas, que se encontraban en el Sueño Esmeralda. El primero en despertar fue Malfurion Tempestira, el más importante de ellos. A él le siguieron los druidas de la garra y los de la zarpa. Tyrande, no obstante, eligió otro camino y liberó a Illidan Tempestira de su prisión, creyendo que sus habilidades iban a ser necesarias también. Aunque no era lo esperado, Illidan hizo más que cualquier otro Elfo de la Noche, al detener la corrupción de los bosques de Frondavil y dar muerte al lugarteniente de Archimonde, Tichondrius, líder de los Señores del Terror. Con sus acciones, inclinaba la balanza a favor de las razas mortales.
Sin embargo, esto no iba a ser suficiente. El Profeta volvió a actuar y preparó una reunión secreta entre Tyrande, Malfurion, Jaina y Thrall. Para lograr que sus palabras fueran escuchadas, desveló su verdadera identidad: Medivh, el último Guardián. Allí, los líderes de tres razas poderosas pactaron una alianza para ofrecer una resistencia final y desesperada. Hyjal, el objetivo final de Archimonde, sería el terreno perfecto debido a su camino estrecho y ascendente, lugar de fácil defensa. La estrategia era proporcionar el tiempo suficiente a Malfurion para preparar una trampa mortal; así, los humanos establecieron su base en lo más bajo de la montaña y fueron los primeros que pelearon contra los demonios y los muertos. Más arriba, los orcos estaban esperando su momento para entrar en acción; y finalmente, en lo más alto, estaban los Elfos de la Noche.
La muerte de Archimonde Mientras ganaban tiempo debían hacer creer a Archimonde que su victoria era absoluta. El señor de la Legión, confiado, se apresuró al Árbol del Mundo para absorber su poder y destruirlo, algo que causaría un daño al planeta enorme e irreparable. Entonces aparecieron los espíritus que Malfurion había llamado y que se habían reunido en ese tiempo extra, rodeando a Archimonde y haciéndole explotar. Tal estallido dañó gravemente al Árbol del Mundo y, tal y como había calculado el archidruida, su raza perdió la inmortalidad.
La batalla que se libra en el monte Hyjal marca el final de la guerra. Con el sacrificio de la inmortalidad por parte de los Elfos de la Noche y una gran cantidad de muertes para los orcos y los humanos, se conseguía ganar la guerra. La Legión era derrotada en Azeroth por segunda vez y se dispersaba tras la muerte de su maestro. No fue difícil encargarse de la mayoría de los que se escondieron, aunque limpiar la corrupción vil sí. La Plaga, sin embargo, estaba lejos de ser aniquilada, pues su verdadero maestro residía en Rasganorte, fuera de todo peligro. La Tercera Guerra había acabado, pero de seguro que los muertos todavía tenían un papel que jugar en el mundo.

44. La Horda en Vanilla:


Terminada la guerra, el Jefe de Guerra Thrall guía a su gente hacia los áridos terrenos del actual Durotar, en la costa oriental de Kalimdor. Por decisión suya, empieza allí la construcción de lo que será una gran ciudad de orcos. La zona de Durotar no era muy agraciada con recursos naturales, todo lo contrario que el bosque de Vallefresno, extraordinariamente cerca. Aunque los orcos contaban ya con un gran asentamiento aserradero en los bosques élficos, el Jefe de Guerra prefiere el difícil clima de Durotar en su lugar, a modo de castigo para su pueblo, pero también como muestra de superación. Por otro lado, tampoco quería empeorar las relaciones diplomáticas con los Elfos de la Noche, enfadados por la tala de árboles que todavía ahora continúa.
Rexxar Es en este contexto que aparece Rexxar, acompañado de su fiel compañera Misha. Rexxar pertenecía a la raza de los Mok’nathal y había llegado a Azeroth por el Portal Oscuro, entrando junto a la primera horda. Por sus propios medios había alcanzado Kalimdor y desde entonces había llevado una vida solitaria, sin más compañía que los animales. Por pura casualidad, entrará en contacto con la raza orca una vez más y tomará la decisión de dejar atrás esa vida para volver a la civilización. Su ayuda será bien recibida en una Orgrimmar todavía a medio construir y con unos alrededores todavía poco controlados.
Sin embargo, el mayor peligro vendrá del exterior. La flota del reino humano de Kul’Tiras llegará a las costas de Kalimdor buscando a la hija de su Almirante, la misma Jaina Valiente. El Almirante todavía recordaba los días de la Segunda Guerra y mantenía intacto el odio hacia los orcos, quienes causaron innumerables muertes en las dos guerras. Rexxar tuvo que apresurarse a las Islas del Eco, el lugar en que los Trols Lanza Negra habían establecido su nuevo hogar, pero que ahora se habían convertido en el primer objetivo de la flota humana, al venir esta desde el este. Los Trols no tenían ninguna posibilidad ante un ataque desde el mar, por lo que tuvieron que abandonar las Islas y establecerse en la costa de Durotar, al sur de Orgrimmar.
Vol’jin aconsejó a Rexxar, acompañado por el explorador Rokhan y el maestro cervecero Chen Cerveza de Trueno, pedir ayuda a los Taurens. Sin duda el Jefe Cairne Pezuña de Sangre acudiría a la llamada de socorro de Thrall, debido a que éste les salvo de una segura muerte en los Baldíos. Ya antes del final de la Tercera Guerra, Cairne había decidido que su hogar debería ser Mulgore, una tierra mucho más habitable que no los Baldíos. Sin embargo, ni siquiera allí estuvieron a salvo de los Centauros. Éstos capturaron a Baine, su hijo y perdió toda su voluntad de luchar. Rexxar tendría que rescatar al pequeño tauren si quería su colaboración en la batalla venidera.
Con Baine de regreso a Cima del Trueno (todavía en construcción), Cairne parece rejuvenecer y comunica a sus tropas ha llegado la hora de luchar. No obstante, el Jefe se adelanta a sus tropas y acompaña a Rexxar de camino a Durotar. Allí, Rexxar decide partir nuevamente, esta vez hacia Marjal Revolcafango, muy cerca de Theramore, ciudad que visitó no hace mucho en un intento de solucionar las hostilidades pacíficamente. En esa tierra pantanosa, el mok’nathal espera ganarse el favor de la tribu de ogros que la habita y lograr así un poderoso aliado. Sin embargo, el líder ogro no está dispuesto a pelear junto a los orcos, por lo que Rexxar ha de ganarle en un duelo a muerte y convertirse en el nuevo líder del clan. De esta manera, los ogros de Marjal se unen a la Horda.
Cima del Trueno La fuerza conjunta de Ogros, Taurens, Trols y Orcos es más que suficiente para hacer expulsar al ejército de Kul’Tiras de las costas de la Horda. Derrotadas, las fuerzas del Almirante se fortifican en Theramore, muy a pesar de Jaina. Thrall se ve en obligación de asediar la ciudad humana, ya que Daelin Valiente no dejará de atacarles. La Horda procura no dañar a los habitantes y soldados de la ciudad que se han visto involucrados en el conflicto y se centra únicamente en cortar la cabeza a la serpiente. Con la muerte del Almirante, el asedio de la ciudad termina. Todos regresan a sus hogares, creyendo que todo ha terminado. Desgraciadamente, la mentalidad del Daelin Valiente penetra en algunos de los soldados de Theramore y poco a poco las deserciones dentro del ejército de la ciudad se incrementan.
Este acontecimiento une más que nunca a los Orcos, Trols y Taurens, que ven que no podrán sobrevivir por separado ante los peligros de Azeroth. Lo mismo ocurre con los Renegados, en el otro lado del mar. La Reina Alma en Pena Sylvanas es consciente de que sus fuerzas son escasas. Los Renegados, a pesar de ser la fuerza hegemónica en Lordaeron, son incapaces de borrar la peste de la plaga, que está muy cerca de sus territorios. Por si eso fuera poco, los humanos de Ventormenta están dispuestos a limpiar Lordaeron de la muerte que la domina; la superioridad militar de los humanos pone en grave peligro a todos los Renegados. Por ello, Sylvanas hace un estratégico movimiento al solicitar la entrada a la Horda. Con la Horda a sus espaldas, la Alianza no se atreverá a invadirles.
Por último destacar que los Lanza Negra regresaron a las Islas del Eco una vez la batalla con el ejército de Kul’tiras terminó y los mares se volvieron seguros. Desgraciadamente, disfrutaron poco tiempo de su hogar, ya que Zalazane, el amigo de la infancia de Vol’jin, y el médico brujo más poderoso de la tribu, enloqueció. Haciendo uso de su mágia, controló mentalmente a un gran número de Trols, superando en número a la resisténcia. Vol’jin ordenó la retirada, y los Lanza Negra se establecieron de nuevo en Durotar.

45. La Alianza en Vanilla:


La vieja Alianza de Lordaeron ha muerto. Solo Kul’tiras y Forjaz continúan existiendo, por lo que el nombre carece ya de sentido. Sin embargo, el sentimiento de unidad no ha desaparecido, por lo que otro pacto ocupa su lugar. Con Ventormenta restaurada desde antes de la Tercera Guerra, se establece la nueva Alianza, principalmente entre humanos y enanos, ya que los Altos Elfos fueron expulsados por el General Garithos y no se llegó a nuevos acuerdos. A ellos se une la nación humana de Theramore, por razones obvias y por representar para la Alianza una plaza estratégica en Kalimdor.
La raza de los Gnomos, que no participó en la Tercera Guerra directamente, aunque si proporcionó apoyo con algunas de sus últimas creaciones mecánicas, perdía su capital, Gnomeregan, después de mucho tiempo luchando en solitario. Los Troggs habían conseguido penetrar en la ciudad y por ese túnel entraron sin parar. Los gnomos lucharon hasta el final pero se vieron superados. Como último recursos, toda Gnomeregan es llenada de gas tóxico, con la intención de matar a los invasores y luego limpiarlo todo de gas. Nadie hubiera podido pensar que los Troggs sobrevivirían pero que muy al contrario los Gnomos atrapados mutaron y se volvieron hostiles. Los supervivientes se reunieron en Forjaz, uniéndose a la Alianza y deseando poder recuperar su capital.
De la misma manera que los Renegados se unían a la Horda, lo hacen los Elfos de la Noche a la Alianza. Aunque tanto orcos como humanos ayudaron a los Elfos en Hyjal, y por tanto esta raza les está agradecido, las transgresiones de los orcos influyeron de forma decisiva en la decisión final de esta raza milenaria. El clan Grito de Guerra había matado al semidiós Cenarius y construido un aserradero en Vallefresno; la tala de los árboles sagrados no había finalizado, pues la Horda necesitaba madera, y en el bosque había empezado una pequeña escaramuza entre las dos razas. Muy probablemente Tyrande suponía que la paz con los orcos no podía durar mucho tiempo y tomó la decisión de unirse a la Alianza, en un intento de asegurarse protección, al igual que Sylvanas.
Varian Pero Jaina estaba decidida a llegar a una paz que durase lo máximo posible. Para ello era necesário que los líderes de las dos facciones: Thrall y Varian Wrynn, se reunieran. Naturalmente, Varian no iría a Orgrimmar, del mismo modo que Thrall no se arriesgaría a entar en Ventormenta. Aunque un ataque desencadenaría automáticamente la guerra, ninguno de los dos pensaba correr ese riesgo. Consciente de ello, Jaina ofreció Theramore como emplazamiento ideal para el encuentro. Al final, Varian aceptó y se embarcó rumbo Theramore desde Ventormenta. Dejaba a su hijo Anduin, muy pequeño, en la capital, y a Lady Katrana y Bolvar como regentes del reino en su ausencia.
Varian nunca llegó a su destino, pero tampoco regresó. Su navío había sido atacado por los nagas y el rey había sido hecho prisionero. Durante algunos años, no se supo nada del monarca de Ventormenta y el reino quedó al cargo de su hijo, que fue coronado para mantener la estabilidad. Aun sin esa reunión con Thrall, la paz se mantuvo, aunque es verdad que hubieron escaramuzas en puntos conflictivos como Vallefresno, Arathi y Alterac, por el control de las respectivas zonas.

46. Montaña Rocanegra Vanilla:


Después de perder la batalla en la Segunda Guerra, los orcos Roca Negra supervivientes volvían a ocupar la montaña, que hasta ese momento había sido su fortaleza más importante. Pero allí habían habitado, y continuaban haciéndolo, los Enanos Hierro Negro, después de que fueran expulsados de Forjaz mucho tiempo atrás. Ambas razas terminaron aliándose con poderes superiores a ellos, y también más oscuros.
Ragnaros Los Roca Negra, liderados por Rend Puño Negro, hijo del primer Jefe de Guerra que hubiera existido, trabó una alianza con Nefarian, hijo de Alamuerte. Esta no era la primera vez que los orcos pactaban con los dragones negros. Nefarian quería una base para experimentar con los dragones, pero también deseaba destruir el reino humano de Ventormenta, por lo que los Roca Negra, tan cerca de allí, iban a ser los peones perfectos. Su hermana Onyxia se ofreció a ayudarle, infiltrándose en lo más alto de la nobleza humana, en forma de Lady Katrana Prestor. Siempre desvió la atención de Ventormenta de la montaña y los orcos, para dejar vía libre a su hermano.
Por el otro lado, los Hierro Negro servían, muy a su pesar, al Señor del Fuego, en la parte más interior de la montaña. Ragnaros, el segundo más poderoso de los señores elementales, había sido invocado por Thaurissian durante la Guerra de los Tres Martillos, siglos atrás. Rápidamente sometió a los enanos, a los que podría haber aniquilado rápidamente, pero a los que esclavizó para que continuaran excavando. Siempre en guerra con los Roca Negra, Ragnaros deseaba incrementar sus fuerzas (todavía encerradas en el plano elemental del fuego) para ver el mundo arder.

47. The Burning Crusade:


La alianza con los elfos: Una vez llamados elfos nobles, ahora despojados de su fuente de poder (la Fuente del Sol), los elfos de sangre se enfrentaron en las Tierras Fantasma contra la Plaga del lugarteniente Dar’khan con la ayuda de los Renegados. Tras su victoria, Sylvanas en persona envió un mensaje al jefe de guerra Thrall para asegurar una alianza entre la Horda y el reino de Quel’thalas, una vez los elfos se habían librado de su enemigo.
De este modo, la Horda pactó una alianza con los elfos de sangre dándoles apoyo y protección, mientras que éstos guiarían a la Horda de Azeroth en busca de su príncipe Kael’thas en Terrallende.
Thrallmar, los Mag’har y los orcos viles:
Al cruzar el Portal Oscuro, la Horda y la Alianza lucharon al otro lado, en Terrallende, contra los demonios de la Legión Ardiente. En busca de los recursos militares necesarios para luchar contra la Legión (y contra esos dichosos humanos, que conservaban su Bastión del Honor tras la Segunda Guerra), el consejero Nazgrel fundó el fuerte de Thrallmar como base de operaciones de la Horda en la Península del Fuego Infernal.
Desde allí comenzaron las batallas y escaramuzas contra los orcos viles (Riecráneos, Mascahuesos, Foso Sangrante y Mano Destrozada), un remanente de la antigua Horda Vil que bebiendo sangre de demonio conseguían más poder para luchar contra sus enemigos de Azeroth. Estos clanes servían a Illidan, el señor de Terrallende, proporcionándole orcos viles como tropa, creados y forzados a crecer aceleradamente en el Horno de Sangre.
Proclamado jefe de guerra de la Horda Vil, Kargath Garrafilada (líder del clan Mano Destrozada) dirigía a los orcos viles de la Península en el nombre de Illidan desde su trono en las Salas Arrasadas, hasta ser derrotado por las fuerzas de Thrallmar y el Bastión del Honor.
Sin embargo, un pequeño campamento de orcos Mag’har, orcos de sangre pura, permanecía oculto entre las montañas de la Península del Fuego Infernal. Nazgrel envió una misiva al jefe de guerra Thrall en cuanto supo de la existencia de parientes no viles de la Horda de Azeroth, lo que lo hizo viajar a Terrallende con tal de conocerlos y aliarse con ellos.
Los elfos, en su ansiosa búsqueda de algo que sacie su sed de magia, encontraron unas formaciones cristalinas que alteraban la atmósfera y el ambiente. Se descubrió entonces, tras la aparición de Pathaleon el Calculador (teniente de Kael’thas) que éste había traicionado a su gente uniéndose a la Legión Ardiente.
Por otro lado, los Renegados prestaron su apoyo investigando acerca de la corrupción de los orcos viles. Sus hallazgos fueron que la sangre que infectaba a los orcos del Foso Sangrante (y de los demás clanes orcos de la Península) pertenecía al señor del foso Magtheridon, cautivo en la Ciudadela por Illidan & co, el cual aún permanecía allí encerrado.
El Ala de Fuego y Auchindoun: En el Bosque de Terokkar, cerca de la Ciudad de Shattrath, la Horda tomó un antiguo poblado orco (el campamento Rompepiedras) para asegurar su presencia en la zona frente al Bastión Allerian de la Alianza, los elfos Ala de Fuego de Kael’thas y, sobretodo, la Cábala de Auchindoun.
En un puesto arrasado de la Expedición Cenarion se encontraron los restos de una bomba de maná de manufactura sin’dorei. Los elfos Ala de Fuego pretendían lanzar bombas iguales sobre el campamento Rompepiedras y el Bastión Allerian, sin embargo, gracias a la actividad de los Mortacechadores, sus planes fueron frustrados.
Por otro lado, en las profundidades de las ruinas de Auchindoun, los restos del Concilio de las Sombras, conocidos como la Cábala, se atrincheraron realizando rituales oscuros y demoníacos. Su líder espiritual, el Gran Maestro Vorpil, hizo que los orcos de la Cábala invocasen a Murmur, una entidad de gran maldad que destruyó casi por completo Auchindoun. Incapaces de controlarlo debido a su poder, huyeron dejando el lugar a su suerte.
Nagrand, la tierra sagrada de los orcos: En Nagrand se encuentra el mayor campamento de orcos Mag’har: Garadar. Allí, el legado de los linajes de Colmillosauro, Grito Infernal, Mortojo y otros permanecía intacto y libre de la corrupción demoníaca, los cuales formaron un consejo junto a la anciana del pueblo.
Jorin Mortojo, hijo de Kilrogg, mantenía una postura belicista contra los enemigos de los Mag’har: ogros, draénicos perdidos, el clan Mata’penas y los Kurenai. Proponía organizar a su pueblo para lanzar un asalto contra cada uno de sus enemigos y recuperar la gloria guerrera de los Mag’har, en lugar de huir como conejitos enfermos.
Dranosh Colmillosauro, hijo de Varok, se movilizó rápidamente ante cualquier afrenta a los Mag’har, rescatando prisioneros que habían quedado rezagados en la aldea vecina, hostigada por los draénicos perdidos, y lanzando ataques contra ellos.
Garrosh Grito Infernal, aquel al que ya todos conocemos y que seguramente no hará falta presentar, permanecía pesimista en el pueblo, esperando simplemente el fin de los pocos Mag’har restantes, convencido de que, al ser su padre quien condenó a los orcos a la esclavitud demoníaca, no podría hacer nada por los suyos.
Su postura cambió, sin embargo, al llegar el jefe de guerra Thrall, advertido de la existencia de orcos puros en Terrallende. Thrall mostró a Garrosh cómo Grom había librado a los orcos finalmente de la corrupción de la Legión, lo que lo llenó del orgullo que necesitaba para luchar por los Mag’har.
Al norte de Garadar, a orillas del lago, se encuentra el Trono de los Elementos, un lugar sagrado de culto a las furias elementales al que los orcos de todos los clanes peregrinaban. Allí se encuentran los espíritus de los elementos de Draenor, dañados y debilitados a causa de la influencia de los demonios y de la inmensa cantidad de portales que Ner’zhul abrió, devastando el mundo.
Incineratus, la furia del fuego; Aborius, del agua; Kalandrios, del viento, y Gordawg, de la tierra, se encuentran en el Trono de los Elementos, donde el Anillo de la Tierra realizaban sus rituales con tal de conservar el pobre estado de la tierra de Draenor, y si se pudiese, purificarla. Gordawg, concretamente, reclama el poder sobre la tierra frente a un elemental malvado llamado Gurok el Usurpador, al cual los ogros Mazo de Guerra adoran.
En el extremo sur de Nagrand, lo que queda de la nave en la que vinieron los draenei, Oshu’gun, permanecía activa de nuevo por el naaru K’ure. No obstante, un brujo de los Mata’penas estaba absorbiéndolo con tal de invocar más demonios de la Legión en Nagrand.
Aunque Oshu’gun fue un lugar de culto muy importante para los orcos, al unirse en la Horda Vil los espíritus del gran cristal les dieron la espalda. Es por eso que los Mag’har se inquietaron al percibir la energía de K’ure que salía del cristal.
Ante los ataques recibidos por parte de los Puño de Roca, los Mag’har parlamentaron por orden de Jorin Mortojo (tras una serie de asaltos contra los ogros) con el líder del clan Puño de Roca, un maestro de espadas semiorco-draenei que se hizo con el poder del clan en ausencia del señor de la guerra Krol, con tal de que cesara sus ataques contra el pueblo Mag’har, viendo que eran incapaces de resistir contra tantos enemigos.
Al parecer los ogros Puño de Roca fueron desplazados de sus territorios por los Mazo de Guerra, así que su líder, el semiorco Lantresor del Filo, elaboró un plan para enemistarlos con el clan Mata’penas del Concilio de las Sombras colocando estandartes de ambos bandos en los territorios de los opuestos. Esto finalmente acabaría con los acosos de los Mazo de Guerra contra los Puño de Roca y, lo que es más importante, contra los Mag’har.
Finalmente, los Mag’har junto a los elfos de sangre de la Horda trataban de mantener el control de la ciudad central de Halaa frente a los Kurenai y la Alianza, como último frente ante un posible ataque de éstos contra Garadar.
Los ogros de Filospada y los Mok’nathal:
La zona de las Montañas Filospada es la tierra ancestral de los ogros; esclavizados por sus señores Gronn mantuvieron durante mucho tiempo una violenta guerra contra los clanes orcos que se extendió hasta incluso después de la llegada de Illidan.
El clan orco Señor del Trueno, original de esta zona y poseedor de poderosos y hábiles jinetes de lobo, había logrado recuperar su bastión después de ser invadido por los ogros Aguja del Filo con la ayuda de la Horda de Azeroth.
A pesar de que sus aliados del otro lado del portal los ayudaron a lidiar con el problema ogro, el clan no es más que los pocos restos de los orcos aún puros (y unos pocos que una vez fueron viles) que, aconsejados por el espíritu Garm Hermano lobo y con la ayuda de la Horda, tratan de vengarse de los ogros y curar las heridas de los espíritus de los muertos.
Además, desde la reapertura del Portal Oscuro, Rexxar viajó al Bastión Señor del Trueno, esperando encontrar más semiogros como él. Para su sorpresa encontraría a Leoroxx, su padre y líder del clan Mok’nathal, en la Aldea Mok’nathal, tras recuperar los artefactos del clan Señor del Trueno de manos de los ogros.
Aún así Leoroxx rechazó a Rexxar por su elección de dejar la tierra de su clan en el pasado, diciéndole que no era bienvenido allí. Rexxar, por cuenta propia, decidió ganarse de nuevo su respeto ayudando a los Mok’nathal con el problema de los ogros.
Espió a los ogros que acosaban la Aldea Mok’nathal con la ayuda de su espíritu halcón, cayendo entonces en la cuenta de que los clanes ogros de Filospada estaban siendo controlados por los Hijos de Gruul.
Contactó con un alquimista humano que había conocido en sus viajes, el Barón Sablecrín, para conseguir un brebaje con el que envenenar a los ogros. El humano le fabricó un veneno extraído de los revientacortezas locales.
Más tarde, mediante sus habilidades de maestro de las bestias, embaucó a unas alimañas para que repartiesen el veneno entre la carne y la cerveza de los ogros, quedando todos (o por lo menos los que hubieran estado ahi) muertos.
En deuda con el Barón Sablecrín por su ayuda, Rexxar utilizó a su jabalí mascota para distraer al Grulloc, uno de los señores gronn, y robarle el botín que ansiaba el Barón. Finalmente, el Barón confeccionó una trampa de fuego de dragón negro con la esencia de los dragones cazados por Grulloc, que guardaba en el botín robado por Rexxar.
Con la ayuda de su artilugio y sus bestias, Rexxar fue capaz de matar a dos de los Hijos de Gruul, Goc y Gorgrom el Come-dragones, terminando de una vez por todas con la amenaza ogra de los Mok’nathal.
Illidari, Faucedraco y la Legión en Sombraluna:
Tras sus tratos con los Mag’har y su visita a Garadar en Nagrand, Thrall centró su interés en el Valle Sombraluna, ya que allí se encontraban muchos de los enemigos de la Horda: nagas y elfos Illidari, el clan Faucedraco, la Legión Ardiente y, por supuesto, la Alianza.
La zona había sido transformada en un baldío de ceniza volcánica, roca y magma vil debido a las actividades y rituales que las diferentes facciones y entidades demoníacas que lo habitaron. Los principales culpables fueron Gul’dan y el Concilio de las Sombras, aunque la Legión también destruyó bosques y emplazamientos durante su colonización; además, los nagas Illidari se encargaron de drenar toda el agua de la zona dejándolo todo seco y muerto.
La Horda envió, por orden del jefe de guerra, a la élite Kor’kron liderada por el señor supremo Or’barokh a la Aldea Sombraluna, donde los pocos vestigios de los Sombraluna puros o redimidos se refugiaban.
Or’barokh dirigió la defensa del largo asedio a la Aldea Sombraluna durante una lluvia de infernales invocada por la Legión. Tan pronto como las tropas pudieron recuperarse, el señor supremo envió numerosos ataques a los nagas y las factorías de la Legión y acabó con los cultistas del Concilio de las Sombras que se ocultaban bajo el gran volcán, la Mano de Gul’dan; donde habían seguido sus oscuros rituales para la Legión Ardiente.
Por otro lado, Or’barokh envió a los jinetes del viento a hostigar a la Punta Eclipse, el emplazamiento más grande de los elfos de sangre Illidari, donde sus acciones, combinadas con las de la Alianza, los Aldor y los Arúspices, hicieron retroceder a los elfos Illidari hacia el Templo Oscuro.
Tras terminar toda esta serie de escaramuzas y movimientos militares, y aprovechando ese digno momento de calma, el espíritu del caballero de la Muerte Teron Sanguino embaucó a un pobre y desprevenido aventurero para que recuperase sus artefactos de poder: la capa, la armadura y la gema de alma.

Estos objetos los guardaban los jinetes de Karabor, caballeros de la Muerte a las órdenes de Sanguino que sacrificaron su patética existencia para permitir el retorno de su señor. Tan pronto como regresó al plano mortal, viajó al Templo Oscuro para servir en condiciones a su señor Illidan comandando a los orcos viles que traían de la Ciudadela del Fuego Infernal.
El último de los lugartenientes de Illidan fuera del Templo Oscuro en Sombraluna es Zuluhed el Demente, líder del clan Faucedraco y el último de los chamanes orcos que acabó por convertirse a la brujería tras volver a Terrallende.
Cuando Alamuerte viajó a Terrallende para esconder a su prole de la Alianza y los benefactores de Azeroth, las energías desatadas del Vacío Abisal que recorrían el mundo tras el incidente con los portales de Ner’zhul corrompió la camada, dando lugar a los dragones abisales.
Pronto la matriarca, Karyanaku, fue esclavizada por los orcos Faucedraco, ya dados desde hace tiempo a su afición de esclavizar razas dracónicas. Zuluhed delegó en su segundo al mando, el señor supremo Mor’ghor (el cual tras la derrota de Illidan huiría a Azeroth para gobernar a sus primos no-viles en las Tierras Altas Crepusculares) quien se encargó de organizar la domesticación de la prole de Karyanaku y la instrucción de los jinetes de dragones.
Sin embargo, el Ala Abisal (así se daba a conocer esta camada corrupta de Alamuerte) contaba con ayuda de los mortales, quienes aconsejados por los propios dragones abisales bajo su forma humanoide favorita, los goblins, hostigaron al clan Faucedraco en su fortaleza, una de las últimas líneas de defensa previas al Templo Oscuro.
Karyanaku logró finalmente liberarse de las cadenas de los Faucedracos y mató a Zuluhed el Demente, dejando a Illidan solo en su ciudadela. No fue hasta que los Sha’tar con el apoyo de los Aldor y los Arúspices (y el soporte de la Alianza y la Horda, por supuesto) que la fortaleza del Traidor fue asaltada.

48. The Wrath of the Lich King:


Tras la larga campaña en Terrallende contra los Illidari, los orcos por fin regresaron a Orgrimmar, esta vez junto a sus hermanos Mag’har de Terrallende, liderados por Garrosh Grito Infernal, hijo de Grommash. Al llegar a Durotar, Garrosh se dio cuenta de que la vida era difícil en ese lugar, y se prometió a sí mismo que ofrecería mejores condiciones a su gente. Tras la larga campaña se celebró una cumbre de paz en Theramore, en la que el Jefe de Guerra Thrall, y sus acompañantes Rhegar y Garrosh, se reunieron con el rey Varian de Ventormenta, en la que se buscó el beneficio mutuo, pero esa reunión fue interrumpida por varios asesinos del Martillo Crepuscular, entre ellos Garona Semiorco, lo que provocó que la Horda y la Alianza se acusaran mutuamente de traición. Durante la reunión, Varian advirtió del aumento de la presencia de la Plaga, al punto de que estaban planeando atacar Villadorada.
Thrall convocó a su consejo para debatir que hacer respecto a la Plaga, propuso colaborar con la Alianza, cosa que enfureció a Garrosh, hasta el punto de cuestionar la autoridad del Jefe de Guerra y desafiarlo a un mak’gora. El combate entre ambos orcos fue corto, pues aunque ambos lucharon con fiereza, su batalla se vio interrumpida por la aparición de un heraldo de la Plaga, a la vez que la ciudad de Orgrimmar era atacada por los no-muertos, cosa que hizo que pospusieran su combate. Tras ver el poder del que disponía la Plaga, Thrall dio la orden a Varok Colmillosauro de preparar el asalto a Rasganorte y nombró a Garrosh Señor Supremo de la Ofensiva Grito de Guerra.
Con su nuevo cargo, Garrosh organizó la ofensiva y movió las tropas hasta el sur de Tundra Boreal, donde levantó un enorme bastión, allí comenzó a dirigir la campaña de forma bastante temeraria, hasta que el veterano Varok Colmillosauro lo advirtió y comenzó a aconsejarlo, pese a que a Garrosh no le gustaban sus tácticas el respeto por el viejo orco lo llevó a ejecutarlas, y gracias a las estrategias de Colmillosauro, Garrosh comenzó a destacar por sus enormes victorias, aunque pese a los consejos de Varok, Garrosh seguía obsesionado con derrotar a la Alianza y no cesó en sus ataques contra esta.
Tras un tiempo de campaña, las tropas de la Horda y la Alianza se reunieron en Angrathar, la Puerta de Cólera, donde pretendían acceder a la Ciudadela de la Corona de Hielo, el cuartel principal de la Plaga. Allí, Bolvar Fordragón, gran mariscal humano, y Dranosh Colmillosauro, comandante de la vanguardia Kor’Kron, lucharon codo con codo hasta el punto de forzar al mismo Rey Exánime a aparecer. Al aparecer, el Rey Exánime abatió a Dranosh con suma facilidad, pero cuando se disponía a acabar con Bolvar una bomba de añublo explotó, seguida de otra, y otra, los Renegados, lideras por Putress estaban atacando indiscriminadamente a la Plaga, la Alianza y la Horda, aunque los dragones rojos llegaron a tiempo para detener a los Renegados y evitar que el añublo se expandiera.
Tras esta jugada de Putress se descubrió que este, junto al Señor del Terror Varimathras, había realizado un golpe de estado en contra de la Reina Alma en Pena, lo que forzó a intervenir a Vol’Jin y al mismísimo Thrall, junto con Varian y Jaina. La batalla de Entrañas terminó con la muerte de Putress y del Señor del Terror, pero, para evitar futuras sublevaciones, Thrall dejó un grupo de Kor’Kron para que vigilaran a los Renegados y prohibió la fabricación y utilización del añublo.
Tras los sucesos de Entrañas y Angrathar, Thrall fue convocado por Rhonin en Dalaran, donde acudió junto a Garrosh. Rhonin se encontraba reunido en ese momento con Varian Wrynn, el rey de Ventormenta, explicándole la situación de Ulduar, cosa que enfureció a Garrosh, que cargó contra el rey, aunque Rhonin los separó al instante.
Tras los sucesos de Ulduar, los héroes de la Horda fueron convocados al Torneo Argenta, donde Orgrimmar presentó a su campeón. Garrosh asistió al torneo junto a Thrall, donde presenció a los campeones prepararse para la batalla final.
Pronto se desató la batalla en Corona de Hielo, donde la Horda fue dirigida por Varok Colmillosauro y Garrosh Grito Infernal, aunque la mayor parte de la batalla fue presidida por los miembros del Veredicto Cinéreo. En el interior de las cámaras de la Ciudadela de Corona de Hielo Varok se encontró con su hijo, Dranosh, convertido en caballero de la muerte. Entre lágrimas Varok dio el descanso eterno a su hijo caído y lo llevó a Terrallende para darle un entierro digno.
Con la caída del Rey Exánime todo terminó, las tropas tanto de la Horda como de la Alianza regresaron a sus respectivos hogares, y Garrosh, convertido en un orco más adulto y experimentado regresaba a su hogar, convertido en el héroe de la Horda y el guerrero más honorable de Orgrimmar. Allí se realizó un Inicionaje a los caídos y a los vencedores, donde Thrall otorgó el hacha de Grommash, Aullavisceras, a Garrosh.

49. Cataclysm:


Antes de que Alamuerte despertara, las guerras continuaban como si todo siguiera tal cual aunque durante 3 años después de que Arthas cayera, había más tranquilidad…
Los Trols recuperaron las Islas del Eco y recuperaron su esplendor tras matar a Zalazane y eso hizo que Orgrimmar quedara más abierta.
Drek’thar era un gran chamán y a pesar de ser muy anciano tuvo visiones… vió como mataban a Taurens y Centinelas elfas en una reunión y también vio el mundo devastado, pero era tan anciano que ni si quiera Thrall le creía.
Pero pasó el tiempo y los elementos se descontrolaron, Crepusculares infiltrados en las ciudades profetizando el fin del mundo… algo estaba ocurriendo y el fuego no acudía a Thrall, no quería ser llamado, descontrolado en un incendio dentro de Orgrimmar… algo pasaba.
Thrall fue a buscar respuestas a Nagrand porque también lo presentía y en su ausencia dejó a Garrosh como Jefe de Guerra de la Horda, sabía que no le decepcionaría puesto que era un héroe de guerra aclamado por todos, a pesar de ser algo orgulloso e impulsivo como muchos orcos. Garrosh reformó la ciudad entera con hierro Orco como las fortalezas de su hogar, en Draenor antiguamente, como debía ser una ciudad Orca gracias a Gazlowe y sus ingenieros que bien pagados hicieron un buen trabajo.
Drek’thar no se equivocó… los Tauren se reunieron con los Kaldorei y unos Orcos les atacaron… Hamuul sobrevivió por poco y en forma de pájaro avisó a Cairne, el Jefe Tauren el cual culpó a Garrosh como Jefe de Guerra y fue a verle discutiendo con él. Lo que no sabía, es que Garrosh no había sido, había sido el Martillo Crepuscular pero Cairne estaba enfadado y retó a Garrosh y él, más orgulloso aun aceptó pero dijo que no lo haría como se hacen los Mak’goras últimamente sin ser a muerte gracias a Thrall, él quería que fuesen a muerte, si iban a retarse y pondría en juego su honor, lo haría como los ancestros mandan.
Ambos se retaron al Mak’Gora a la hora siguiente, todos acudieron cuando pudieron y solo tenían derecho a un arma y a un encantamiento de chamán, Garrosh escogió a Magatha Totem Siniestro sin saber que planeaba envenenar su arma, él no juega con el honor. Cairne ganaba terreno pero Garrosh lo mató, sin saber como…
Baine ascendió como líder y a pesar de tener un enfrentamiento con los Totem Siniestro que aprovecharon el momento débil de Cima del Trueno para conquistarla.. pidió ayuda a Jaina y en ese lugar se encontró a Anduin que le entregó el arma que Magni Barbabronce le había dejado en su legado antes de convertirse en estatua.
Jaina ayudó a Baine, el cual pidió ayuda a la Gobernadora de Theramore por su amistad con Thrall debido a que no confiaba en Garrosh por lo ocurrido, pero tras liberar Cima del Trueno se aclaró que fue Magatha quien hizo todo y a pesar de seguir desconfiando, Baine sigue en la Horda y ayuda a Garrosh, aunque no esté de acuerdo en todo.
Vol’jin también desconfió pero Thrall le mostró la razón de por qué lo eligió y le dio explicaciones que hicieron que dejara de dudar y se quedara más tranquilo, ayudando a la Horda.
Cuando Alamuerte despertó provocó el Cataclismo que asoló el mundo y Thrall tuvo que viajar a Nagrand donde conoció a Aggra la que fue su mentora como chamán para prepararle para las pruebas que estaban apunto de acontecer para convertirse por fín en un chamán, debido a que Geyha, su abuela estaba aun demasiado anciana para poder seguir instruyendo. Aggra le enseñó todos los elementos del llamado Terrallende y conoció el otro mundo para poder sanar el suyo, superó las pruebas y se convirtió en un chamán oficialmente, tras hablar con las cuatro furias elementales el Fuego le dio su bendición y la tierra saboreó una piedra de Azeroth y le dijo que los elementos sufrían mucho en Azeroth y le dio indicaciones de como solucionarlo, aunque no era fácil. Thrall volvió a Azeroth y fue a la Vorágine con Aggra que además de hacerse amigos le ayudó en todo momento, viajaron a Infralar y se dedicaron con el Anillo de la Tierra a restablecer el Techo del mundo.
Mientras tanto Garrosh gobernaba con tiranía y puño de hierro a la Horda, algunos Tauren y Trols no estaban tan de acuerdo pero seguían por compromiso, pero la mayoría estaban contentos, muchas victorias seguidas y los Orcos estaban satisfechos de tantas conquistas… aunque algunos problemas surgieron con el tiempo como Vallefresno que a pesar de ganar madera y recuperar muchos suministros perdidos por el Cataclismo, los Kaldorei expulsan a los Orcos de Puesto del Hachazo y del Aserradero tras hacerles frente y lo pierden… pero no se rezagan y consiguen reconquistarlo de nuevo, pero eso hace que pierdan tiempo y suministros y que se queden más sitiados. En Espolón liderados por el Señor de la Guerra Krom’gar hacen frente a los Totem Siniestro desterrados y unidos al Martillo Crepuscular junto a Magatha, a los elfos, Ventura y cía y otras amenazas cuando Krom’gar desobedece una órden y lanza un cargamento de explosivos contra un poblado elfo… Garrosh aparece y le echa la bronca diciendo que no es la Horda que quiere y que no tiene honor destituyéndolo de todos sus cargos y exiliándolo del ejército.
Mientras la Horda avanzaba en todos los frentes el Techo del mundo se intenta reparar… luego los Orcos van a apoyar a Hyjal donde hacen frente a Ragnaros en forma física y resucitan los chamanes y druidas a Cenarius junto a otros ancestros e Ysera despierta, a pesar de que algunos Grito de Guerra recuerdan lo acontecido años antes cuando Grommash y otros cuantos asesinaron a este ancestro y aun desconfian de él, otros como los Mag’har y otros clanes ven bien que vuelva puesto que les ayuda y es un ancestro al fin y al cabo. Tras vencer a Ragnaros en forma física, el Legionario Nazgrim envía tropas a Vash’jir donde se explora todo y hacen frente a nagas defendiendo a Neptulon, luego marchan a Infralar y ayudan a luchar contra los crepusculares para que el Anillo de la Tierra consiga su objetivo, defendiendo a Therazane.
Tras eso marcharon a Uldum e hicieron frente a muchas criaturas del desierto y a pruebas y estructuras titánicas, pero no era la prioridad, la guerra fue a peor en Tierras Altas Crepusculares y Estepas Ardientes donde se derrota a los crepusculares, a Nefarian al mismo tiempo que Onyxia, ambos levantados como dragones no-muertos.
En Tierras Altas Crepusculares además de luchar con infinidad de dragones y criaturas, los Faucedraco gracias a Zaela se unen a la Horda oficialmente y ayudan a Garrosh. Por último en el Bastión del Crepúsculo derrocaron a Cho’gall que había adquirido el avatar de C’thun, un Dios antiguo y a Sinestra, el consorte de Alamuerte que corrompe sus huevos y los convierte en dragones Crepusculares.
Meses después los Trols Zandalari declaran la rebelión y recuperan la civilización Gurubashi y Amani en Zul’gurub y Zul’aman y la Horda va a apoyar a las fuerzas opresoras que terminan venciendo y acabando con la tiranía trol, ayudando a Vol’jin y los Lanza Negra.
Como el aspecto de la magia, el Tejedor de hechizos Malygos murió, el momento llegó cuando el eclipse de las dos lunas se acercaba y Alamuerte hizo un trato con Erygos para que ascendiera como aspecto, pero fue elegido Kalecgos y él ascendió como aspecto de la magia.
Después a Thrall en la Vorágine se le aparece Ragnaros y le muestra una visión siendo él, el elegido por la Furia elemental de fuego en Terrallende y al ver la visión puede ver Orgrimmar y todo el mundo estallar en llamas, incluído el árbol de Hyjal… tras eso Thrall se casa frente a los aspectos con Aggra y durante el matrimonio Fandral, el druida de la llama aparece y condena a Thrall convirtíendolo en cuatro elementos en los distintos planos elementales.
Aggra junto a los voluntarios de la Horda y la Alianza busca a Thrall en los distintos planos elementales y lo salva y terminan casándose… tras eso las Tierras de Fuego aparecen en medio de Hyjal y todos los héroes van a hacerle frente derrocando a Fandral, a Ragnaros y a todas sus criaturas.
Finalmente viajan al futuro para luchar contra Murozond, que es la forma corrupta de Nozzdormu, el aspecto del tiempo y que al parecer todo el Vuelo Infinito es la corrupción del Vuelo Bronce en un futuro alterno por lo que tienen que enfrentarse a él y tras derrocarlo consiguen librarse y viajar al pasado, a la guerra de los ancestros donde ayudando a Thrall y a más héroes se enfrentan a la Reina Azshara y Mannoroth y aunque no consiguen derrocarlos, consiguen el Alma de Dragón y viajan de nuevo al presente a tiempo.
Después van al Templo del Reposo del Dragón y luchan contra los Ignotos, las fuerza del Martillo Crepuscular junto a sus dragones y finalmente derrocan a Benedictus que fue el que al principio del Cataclismo acabó con todos los huevos de los dragones de los cuatro vuelos restantes, por lo que en realidad es el Padre Crepuscular, tras acabar con él suben arriba y le dan el Alma de Dragón a los Aspectos y luego los envían al Nexo donde luchando contra los distintos enemigos recuperan el Iris de Enfoque y se lo entregan a Thrall el cual junto a los aspectos unen el artefacto para poder utilizar el Alma de Dragón.
Thrall en ese momento tiene el poder del aspecto de la tierra y entre todos los aspectos se encargan de Alamuerte el cual se ha cargado el Martillo de Orgrim y la Alianza desde el Rompecielos intentan hacerle bastante daño y los héroes desde arriba del Aspecto de la muerte le dañan la armadura… finalmente Thrall junto a los aspectos lanzan el Alma de Dragón y solo le hace un rasguño a Alamuerte y este cae a la Vorágine intentando devastar el mundo, cuando todo parecía perdido todos los aspectos utilizan su poder con el Alma de Dragón y acaban con Alamuerte por fín acabando con el Cataclismo… los elementos empiezan a despertar y los aspectos abandonan su poder inmortal de aspectos y se vuelven mortales dejando en mano de los mortales su destino, pues la hora del crepúsculo había llegado.

50. Mists of Pandaria:


Garrosh decreta que los orcos del clan Roca Negra que servían a Nefarian y a Rend deben jurarle lealtad, y así serán perdonados, por lo que una gran cantidad de miembros de dicho clan se unen al Jefe de Guerra, entre ellos Malkorok, quien rápidamente ascendería al puesto de favorito de Garrosh y comandante de los Kor’Kron.
Tras los eventos del cataclismo y la caída de Alamuerte, Kalecgos decidió que el Iris de Enfoque, artefacto de enorme poder mágico debía ser ocultado para evitar que se le volviera a dar un mal uso, como ocurrió en el pasado, para lo que destinó a un grupo de dragones a escoltarlo hasta su nuevo escondite, pero este convoy fue atacado por los orcos de Garrosh que consiguieron robar el artefacto. Con el artefacto en sus manos, Garrosh ordenó crear la mayor bomba de maná jamás creada e inició una invasión al Fuerte Norte, como escala para alcanzar Theramore. Tras derribar el Fuerte Norte, las tropas de Garrosh marcharon sobre Theramore, donde se desarrolló una enorme batalla, en la que las tropas de la Horda se centraron en arrinconar a los miembros de la Alianza en el punto central de Theramore, tras ello se retiraron rápidamente, pero el alivio de los miembros de la Alianza duró poco pues una enorme bomba de maná se precipitaba sobre ellos. La explosión acabó totalmente con la ciudad estado de Theramore.
Tras la masacre cometida en Theramore, el rey Varian lanza una dura ofensiva contra la Horda, a través de Vallefresno, donde Garrosh sufre una cruenta derrota que lo lleva a decretar que a partir de ese momento, todo hombre, mujer o incluso niño debería unirse a la ofensiva contra la Alianza, cualquiera que incumpliese ese mandato sería acusado de traición y aprisionado por los Kor’Kron.
Las batallas entre la Horda y la Alianza se vuelven cada vez más frecuentes, hasta que llega el momento que durante una de estas los barcos de ambas facciones encallan en una tierra desconocida, pronto Garrosh ordena a su más fiel militar, el general Nazgrim, que parta a esa nueva tierra y la reclame para la Horda, esa tierra resulta ser Pandaria. Durante los primeros meses en la campaña de Pandaria ocurren pocos incidentes entre la Horda y la Alianza, que están más centrados en enfrentar a la amenaza del Sha que en su propio conflicto, pero tras dos meses de campaña el grueso del ejército de la Horda y de la Alianza llega a las costas de Pandaria, iniciándose el conflicto.
En su llegada a Pandaria, Garrosh descubre la existencia de una raza titánica conocida como los mogu, con el poder de doblegar el poder tanto de los titanes como de los Sha y de crear seres vivos, un poder que Garrosh desea, por lo que envía a un general y a Vol’Jin a investigar, sin informar a este segundo de que buscan, Garrosh ordena al general que acompaña a Vol’Jin que si este critica su idea de obtener el poder para crear soldados lo asesine por traición, y así suceden las cosas, aunque Vol’Jin consigue sobrevivir a duras penas.
Tras averiguar más sobre los mogu, Garrosh descubre la existencia de un artefacto capaz de asegurar la victoria para su gente, la Campana Divina, oculta en algún lugar de Pandaria. Durante mucho tiempo la Horda buscará la campana, para terminar viendo como esta es obtenida por la Alianza y llevada a Darnassus, pero esto no detiene a Garrosh, quien ordena a los magos Sin’Dorei infiltrarse y robar la campana, algo que terminará con la expulsión de los Atracasol del Kirin Tor. Con la campana en sus manos, Garrosh está dispuesto a hacerla sonar, pero es interrumpido por Anduin Wrynn, quien golpea la campana con otro artefacto conocido como la Marra de la Armonía, que sirve para contrarrestar el poder de la campana, en un arrebato de ira, Garrosh destruye la campana y sepulta a Anduin bajo los trozos de esta.
Tras estos acontecimientos, y estando totalmente recuperado, Vol’Jin convoca a Thrall y a Baine para iniciar una revolución con la intención de derrocar a Garrosh, quien está trayendo la deshonra a la Horda. Pronto muchos se unen a ellos y comienzan a prepararse en Cerrotajo para la batalla mientras tratan de acabar con las operaciones de los Kor’Kron en los Baldios. Al mismo tiempo, Garrosh sigue buscando una fuente de poder en Pandaria, descubriendo finalmente el corazón de Y’Shaarj, el dios antiguo del que proceden los Sha. Enfrentandose a los protectores de Pandaria, el Shadopan, Garrosh consigue llegar a las pozas del valle de la flor eterna, donde derrota al líder de estos, Taran Zhu, y corrompe el valle. Tras esto, Garrosh abandona la fiel hacha de su padre, Aullavisceras, y recoge el arma que el dios antiguo le ofrece, Xal’Atoh.
Garrosh se recluye en su fortaleza, construida en las profundidades de la Sima Ígnea, bajo Orgrimmar, junto a sus seguidores, gran parte de los Grito de Guerra, los Faucedraco, algunos Roca Negra, e incluso los mantide seguidores de los Klaxxi, que juraron servidumbre a Y’Shaarj. Allí, Garrosh y sus hombres, entre ellos Malkorok y Nazgrim, se enfrentan al asalto conjunto de la Alianza y el resto de la Horda, que culmina con la corrupción total de Garrosh a manos del dios antiguo, y su posterior derrota a manos de Thrall, pero cuando este se dispone a acabar con su vida, es interrumpido por el rey Varian, quien pretende matarlo el mismo, aunque finalmente Taran Zhu media entre ambos, prometiendo un juicio justo en las tierras de Pandaria. Tras esto, Thrall nombra al trol Vol’Jin Jefe de Guerra, rango que debería pertenecer a un orco.

51. Warlords of Draenor:


EN DESARROLLO

52. Timeline:


En Desarrollo.

53. Libros, novelas y comics:


En Desarrollo.

54. Machinimas:


La visión de Thrall YouTube
Grommash asesinando a Mannoroth Warcraft 3 – Thrall & Hellscream VS Mannoroth Espanol Final de los Orcos – YouTube
Secretos de ulduar, donde se ve a Garrosh agresivo Secretos De Ulduar (Espanol – Espana) – World of Warcraft 3.1 – YouTube
Puerta de Cólera La puerta de Colera – YouTube
Ira de las Tierras de Fuego Cataclysm – Parche 4.2: Ira de las Tierras de Fuego – YouTube
Alma de Dragón
Mists of Pandaria
Mists of Pandaria corrupción de Garrosh
Caída de Garrosh Horda
Caída de Garrosh Alianza
Warlords of Draenor
Señores de la guerra
Señores de la guerra Kargath
Señores de la guerra Grommash
Señores de la guerra Durotan

55. Podcast:



Cualquier duda sobre los Orcos podemos ayudaros a aclararlas, si créeis que la guía tiene un error puede corregirse enseguida.

56. Música y ambientación:


En Desarrollo.

57. Créditos y Fuentes:



– Darkkang por realizar toda la guía en general y recopilar toda la información basándose en los libros como el Ascenso de la Horda, en Warcraft e incluso en WoW.
– El resto del Staff por ayudar a algunos datos de información e incluso para los líderes y clanes.
– Gracias a Blackearth del Oficial de donde saqué los nombres de algunos subclanes poco conocidos que no recordaba.
– Gracias a Balathos por ayudar con el Podcast de los Orcos a Darkkang.
– Gracias a WoWWiki, WarcraftWiki, WoWPedia, WoWChakra y TodoWoW.
– Gracias a Blosc y WoWChakra para la historia tanto de las tres guerras como de muchas de las expansiones.
– Gracias a Gromgard por recopilar una guía de la que he sacado algunos de los rituales como el de sangre o el Lok’vadnod, etc. También saqué ayuda para las definiciones y líderes de subclanes y algunos clanes y eso me ayudó mucho a complementarlo, le agradezco bastante el trabajo que hizo recopilando su guía.
– Gracias a Skorpia por la canción Lok’tra de batalla.

Fuentes:
http://es.wowpedia.org/Orco
http://todowow.com/historia/lore/los-orcos/
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/general-varios/item/1787-con-g-de-warcraft-la-primera-guerra
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/general-varios/item/1850-con-g-de-warcraft-la-segunda-guerra
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/general-varios/item/1904-con-g-de-warcraft-la-nueva-horda
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/general-varios/item/2076-con-g-de-warcraft-la-tercera-guerra
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/curiosidades-del-lore/item/1860-curiosidades-del-lore-alterac-y-los-lobo-g%C3%A9lido#comment-5176
http://www.wowchakra.com/guias/lore-historia/historias-de-azeroth/item/2305-historias-de-azeroth-llegando-a-vanilla
http://eu.battle.net/wow/es/forum/topic/11405141662
http://eu.battle.net/wow/es/forum/topic/12287069920

ESTADO DE LA GUÍA: 96%
Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados:121
Actualmente Conectado
25
Invitado(s)
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Los mejores Comentando:
sekum: 362
Aard: 298
Molvus: 261
93Rbk: 237
Dhalen: 213
bastian: 178
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros54
Temas:6826
Comentarios:14885

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 75
Miembros: 3046
Moderadores: 2
Administradores: 4